Vaticano

Catequesis del Papa 15 de junio 2022

catequesis del papa hoy

Catequesis del Papa

“Siempre seguir a Jesús, a pie, corriendo, lentamente, en silla de ruedas, pero siempre seguirlo”. El Papa Francisco, este miércoles 21 de junio en su catequesis sobre la vejez, lo recomendó a cada uno de nosotros, incluyéndose él mismo. Su reflexión se centró en el diálogo entre Jesús resucitado y Pedro al finalizar el Evangelio de Juan (21,15-23). Un diálogo conmovedor – afirmó el Santo Padre- en el que se refleja todo el amor de Jesús por sus discípulos, y también la sublime humanidad de su relación con ellos, en particular con Pedro: una relación tierna, pero no simple, directa, fuerte, libre, abierta.

La sabiduría de los ancianos, afirmó el Papa en su catequesis, reside en el aprender a despedirse “bien” y “siempre siguiendo a Jesús”: “a pie, corriendo, lentamente, en silla de ruedas, ¡siempre!”. Con la enfermedad y la vejez crece la dependencia de los demás, pero también “madura la fe” y “brota esa riqueza de la fe bien vivida en el camino de la vida”. Es hermoso cuando un anciano puede decir esto: “He vivido la vida, he sido un pecador, pero también hecho el bien”.

La vida es así: con la vejez te vienen todas estas enfermedades y debemos aceptarlas como vienen ¿no? ¡No tenemos la fuerza de los jóvenes! Y tu testimonio también irá acompañado de esta debilidad. […] El seguimiento de Jesús va siempre adelante, con buena salud, con no buena salud, autosuficiente, no autosuficiente físicamente, pero el seguimiento de Jesús es importante: siempre seguir a Jesús, a pie, corriendo, lentamente, en silla de ruedas, pero siempre seguirlo.

El coloquio entre Jesús y Pedro “contiene una enseñanza valiosa” para todos los discípulos, para todos nosotros los creyentes, “y también para todos los ancianos”, destacó el Santo Padre, porque “con la enfermedad y la vejez”, “ya no somos tan autosuficientes”: crece la dependencia, pero ahí también “madura la fe, ahí también está Jesús con nosotros, ahí también brota esa riqueza de la fe bien vivida en el camino de la vida”.

La sabiduría de los mayores, afirmó el Papa, reside en el aprender a despedirse “bien”, “atentamente”, “con la sonrisa”. Es hermoso – añadió – cuando un anciano puede decir esto: ‘He vivido la vida, esta es mi familia; he vivido la vida, he sido un pecador, pero también he hecho el bien’. 

Finalizando la catequesis, una vez más el Obispo de Roma pidió “mirar a los ancianos” y ayudarles “para que puedan vivir y expresar su sabiduría de vida”. Para que puedan darnos lo que es bello y bueno en ellos. “Mirémoslos, escuchémoslos”, exhortó. Y concluyó

Y nosotros, los ancianos, miremos a los jóvenes, y siempre una sonrisa a los jóvenes: ellos seguirán el camino, llevarán adelante lo que hemos sembrado, incluso lo que no hemos sembrado porque no hemos tenido el valor o la oportunidad: ellos lo llevarán adelante. […] Un anciano no puede ser feliz sin mirar a los jóvenes y los jóvenes no pueden seguir en la vida sin mirar a los ancianos.

catequesis del papa hoy

Share: