Vaticano

Catequesis Papal: los ancianos son ignorados y relegados a una “inercia de supervivencia”

catequesis del papa

Catequesis Papal 23 de febrero

El Papa inicia un nuevo ciclo de catequesis dedicadas a la vejez, en un mundo donde los ancianos son ignorados y relegados a una “inercia de supervivencia”, cuando son indispensables para que los jóvenes puedan ensanchar sus horizontes y abrir caminos hacia el futuro.

La exaltación de la juventud ha sido un icono de los totalitarismos dominantes del siglo XX. Esta contundente afirmación del Papa Francisco en su catequesis de este miércoles revela como la cultura dominante, hoy, tiene un único modelo en el joven-adulto,  ensimismado en su propia juventud, mientras el “nuevo pueblo” de los ancianos es descartado como “un peso” por la sociedad.

En su reflexión, Francisco constata que nunca antes en la historia de la humanidad la población anciana había sido tan numerosa y que la longevidad se ha masificado en amplias regiones del mundo, al punto de sobrepasar el equilibrio entre la infancia distribuida en pequeñas dosis, por un invierno demográfico, y la vejez. Sin embargo, el riesgo de ser descartados es aún más acuciante porque los ancianos son vistos a menudo como “un peso”.

Este desequilibro entre las nuevas y viejas generaciones proviene, a decir de Papa, de “la cultura dominante que tiene como modelo único al joven-adulto, es decir, un individuo hecho a sí mismo que permanece siempre joven”, mientras que la vejez es considerada simplemente como el “vaciamiento y pérdida” del sentido de la vida.

El Santo Padre concluyó su catequesis alentando a los ancianos a vivir la vejez como un “don de sentido de la vida” y no que se consuman como en una “inercia de su supervivencia”.

La vejez, si no es restituida a la dignidad de una vida humanamente digna, está destinada a cerrarse en un abatimiento que quita amor a todos”. Y este, añadió el Pontífice, es el desafío de humanidad y de civilización requiere nuestro compromiso y la ayuda de Dios. 

Share: