Vaticano

Celebración de San Pablo

san pablo

Fiesta de la conversion de San Pablo

Este 25 de enero, se celebra en la Iglesia Católica la fiesta de la Conversion de San Pablo, con su conversión, llegó a ser un gran defensor de la unidad de los cristianos, para la cual él trabajaba sin descanso, y la Iglesia ahora recuerda cada año ese maravilloso evento.

San Pablo Apóstol nació entre los años 5 y 10 d. C., en Tarso de Cilicia, Turquía.

Hijo de hebreos y descendiente de la tribu de Benjamín. Criado como judío farisaico. Según estipulaba la ley judía al octavo día fue circuncidado.

Instruido por el rabino Gamaliel el Viejo, recibió una sólida formación teológica, filosófica y jurídica. Además hablaba griego, latín, hebreo y arameo.

Persiguió a los cristianos y se dirigió a Damasco con una autorización especial para encarcelar a todos los cristianos que encontrara en esa ciudad. Durante el camino lo envolvió una poderosa luz y oyó una voz que le decía: “Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues?” Pablo respondió: “¿Quién eres, Señor?” La voz contestó: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate y entra en la ciudad. Allí se te indicará lo que tienes que hacer”.

Se levantó y comprobó que no veía nada. En Damasco permaneció tres días ciego, sin comer y sin beber, hasta que llegó Ananías y le dijo: “Saúl, hermano, el Señor Jesús que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recuperes la vista y quedes lleno del Espíritu Santo”. Le impuso las manos, y al instante recuperó la vista.

Ananías lo bautizó como Pablo, le explicó quién era Jesús, lo instruyó en la doctrina cristiana y lo mandó a predicar el evangelio. Marchó a Arabia durante tres años, entregándose a oraciones y reflexiones.

san pablo

Share: