Vaticano

Francisco preside la celebración de la Divina Liturgia Bizantina

Divina Liturgia Bizantina

Francisco indica que para ver la gloria de la cruz tenemos que detenernos a mirar al Crucificado 

La mañana del 14 de septiembre el Papa Francisco preside la celebración de la Divina Liturgia Bizantina en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz en la plaza de la Mestská športová hala de Prešov. Esta celebración en particular hace presente la preocupación de Francisco por las minorías y confirma la unidad y cercanía entre las Iglesias. 

El Papa nos advierte de “detenernos en esta primera mirada, superficial, de no aceptar la lógica de la cruz; de no dejar que Dios nos salve”. En suma, nos advierte de “No aceptar, sino sólo con palabras, al Dios débil y crucificado, es soñar con un Dios fuerte y triunfante. Es una gran tentación”.

Francisco nos indica que para ver la gloria de la cruz tenemos que “detenernos a mirar al Crucificado y no le abrimos el corazón, si no nos dejamos sorprender por sus llagas abiertas por nosotros, si el corazón no se llena de conmoción y no lloramos delante del Dios herido de amor por nosotros”.

El Papa finalizó la homilía invocando la intercesión de la Santa Madre de Dios dice: “pidamos la gracia de convertir la mirada del corazón al Crucificado. Entonces nuestra fe podrá florecer en plenitud, entonces los frutos de nuestro testimonio madurarán”.

Divina Liturgia Bizantina

Share:

Leave a reply