CCM

9 mentiras sobre las vacunas contra el coronavirus que debes conocer

9 mentiras sobre las vacunas contra el coronavirus que debes conocer
 

Dr. Gabriel García Colorado

Centro Católico Multimedial

 
La vacunación es un acto de responsabilidad personal, un acto de solidaridad con tu familia, tu comunidad y los conciudadanos, Su Santidad Francisco, fue una de las primeras personas que recibió la vacuna contra el COVID-19 en Ciudad del Vaticano, lo hizo como ejemplo, para dar un mensaje fraterno a toda la humanidad, de su confianza que el producto de la investigación es el resultado del Don de la inteligencia con que nos dotó Dios.
1. Las vacunas de ARNm pueden alterar tu ADN
Esta es una de las más grotescas mentiras sobre las vacunas contra la COVID-19, ya que no hay ninguna evidencia de que esto sea ni remotamente posible no cambian tu ADN (el ácido desoxiribonucleico es el elemento en que se encuentra nuestra herencia biológica), así lo ha confirmado la Organización Mundial de la Salud, los CDC (centro de control de enfermedades de EEUU). Así como las más prestigiadas universidades e institutos de investigación de todo el mundo, las vacunas de Pfizer-BioNTech y del laboratorio Moderna utilizan un nuevo tipo de tecnología denominada ARN mensajero. Que provoca el desarrollo de una respuesta inmunitaria a una infección específica.
En tanto la vacuna contra de Johnson & Johnson utiliza un virus inocuo (no es un coronavirus) para dar instrucciones a las células para que empiecen a crear inmunidad. Las instrucciones se entregan en forma de material genético que no se integra en el ADN del ser humano.,
2. La vacuna Astra Zeneca esta elaborada con embriones abortados.
Esta es de una de las peores mentiras que se han repetido insensatamente, en su desarrollo se utilizaron células embrionarias de un embrión humano obtenido en 1971, de las cuales se han conservado líneas celulares para investigación y desarrollo de productos farmacológicos, este mito lamentablemente fue creído por algunos sacerdotes, quienes pidieron a sus fieles que no la utilizaran debido al pecado que cometerían, en el caso de un alto miembro de la jerarquía católica española que difundió este rumor, la Conferencia del Episcopado Español, aclaró el error del sacerdotes, quien públicamente ante la evidencia científica se retractó de dicha falacia.
3. Las vacunas provocan autismo
Una de las preocupaciones más frecuentemente mencionadas es la presencia de tiomersal, un compuesto que se usa como conservante en medicamentos inyectables gracias a sus propiedades como antiséptico y antifúngico (contra hongos), ha generado mucha preocupación de que éste sea neurotóxico. Pero aclaramos que no existen evidencias científicas, ni pruebas veraces de que sea así.
Otro mito es que las propias vacunas, además de neurotóxicas pueden provocar autismo. El origen de este mito reside en una publicación fraudulenta de hace más de quince años, cuando la revista científica The Lancet publicó un estudio que relacionaba la vacuna triple vírica con el desarrollo de autismo.,
4. Las personas que padecen alergias no pueden, ni deben vacunarse
Algunas vacunas (ninguna en el caso de las de Covid 19), son preparadas con proteínas de huevo, siendo este el único caso en que se ahn reportado algunos casos de respuestas inmunes a la vacuna, de cualquier manera, las vacunas deben ser administradas en la presencia de personal de la salud y quedar en vigilancia al menos 30 minutos, las respuestas de dolor, temperatura, vómitos y trastornos gastrointestinales se presentan en algunos casos, pero ninguno ha sido de peligro.
El mayor cuidado será como con otras vacunas el desarrollo de un síndrome de Guillain Barré, el cual siempre tiene una duración corta y las empresas y los administradores de salud, se harán cargo de la atención, cuidado y eventualmente de los gastos generados.
5. Con la administración de esta vacuna se está inoculando también un chip que le permitirá al Estado vigilarte y convertirte en un autómata.
Esta irresponsable mentira, sacada de algún cuento de ciencia ficción es verdaderamente perversa, sin olvidar que es una soberana tontería, el cuerpo humano tiene aproximadamente 30 billones de células, de las cuales hay encargadas de desechar cuerpos extraños, la sola idea de un chip que se alojaría a través de una inyección intramuscular, hace parecer a los crédulos de esta fantasía como tontos redomados, para eso está la televisión, los partidos políticos y los creadores de cuentos de ovnis.
6. La vacuna Sputnik, lleva en si misma el virus del comunismo
El comunismo es una ideología por lo cual no se puede contagiar, ni infectar biológicamente, este cuento nacido como reminiscencia de la Guerra Fría es patético, la verdad es que ha sido desarrollada por uno de los centros de investigación mejores del mundo, El Instituto Gamaleya, su efectividad es prácticamente igual a la alemana-estadounidense Pfizer, a la de Moderna o Astra Zeneca, inglesa, la única crítica real a esta vacuna es que el gobierno ruso ha dado preferencia a la venta al extranjero en detrimento de la vacunación de la propia población rusa.,
Las vacunas chinas han demostrado su efectividad, pero a la vez ha quedado claro que la mejor conducta en el caso de las epidemias es el alejamiento social, la higiene y la disminución de actividades no indispensables.
7. El Covid es un castigo de Dios, por tanto solamente hay que rezar y pedir perdón por los pecados
Dios no castiga, es evidente que este virus se ha modificado por culpa de la actividad humana, por la búsqueda de nuevos placeres culinarios, por la invasión del hábitat de muchas especies y sobre todo por excesos en la investigación científica, debemos cuidarnos y aceptar que Dios nos ha dado inteligencia y libre albedrío, incluso Él nos avisó sobre el fruto prohibido.,
8. La vacuna del Covid la tenía diseñada desde hace años el multimillonario Bill Gates
Un grupo de científicos contratados por la Fundación Melinda Gates, predijo que en un futuro cercano la humanidad sería vulnerable a una pandemia, lo cual ha resultado cierto en el caso del VIH, el Covid, el H1Ni y otras más, lo que puede ser consultado por cualquier persona, es como hacerle bronca al cartero porque te lleva una carta con una mala noticia.
9. La vacuna contra el Covid provoca esterilidad masculina
Este es uno de los mitos más difundidos y por cierto menos creíbles, no hay evidencia científica alguna de esta absurda aseveración, ha sido emitida por algún grupo interesado en evitar que los jóvenes se vacunen, ni siquiera puede pensarse en que la administración de una vacuna, en el brazo. Vía muscular pudiera afectar las gónadas masculinas, tampoco puede afectar la líbido, ni la orientacíón sexual de la persona. En tanto lo que si ha quedado demostrado es que la enfermedad por COVID, provoca una cascada inflamatoria en las gónadas y los cambios inducidos por el Covid-19 en el perfil de las citoquinas tienen implicaciones en la fertilidad masculina, pero tampoco son responsables de esterilidad. XIII
Bibliografía
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
 
 
 
 
Share:

Leave a reply