CCM

9.o REPORTE CCM

9.o REPORTE CCM

CLÉRIGOS Y RELIGIOSOS FALLECIDOS EN MÉXICO POR COMPLICACIONES ASOCIADAS

AL COVID-19

DEL 4 AL 20 DE SEPTIEMBRE, 2020

Omar Sotelo Aguilar, SSP y Guillermo Gazanini Espinoza Unidad de Investigación CCM

Actualización de casos, clérigos y religiosas fallecidos por coronavirus hasta el 20 de septiembre, 2020:

• 87 sacerdotes

7 diáconos
• 4 religiosas

En el período comprendido del noveno reporte, (del 5 al 20 de septiembre), ninguna entidad permanecía en color rojo, mientras que 24 estados estaban colocados en el color naranja del semáforo epidemiológico y otros 8 en amarillo indicando el riesgo medio (Sonora, Chihuahua, Tamaulipas, Morelos, Tlaxcala, Chiapas, Campeche y Quintana Roo). Al 20 de septiembre, los casos a nivel nacional por contagios y fallecimientos registrados seguían en ascenso registrando un acumulado de más de 697 mil 660 infectados y 79 mil 155 muertes por covid-19.

En relación con las Iglesias, diversas diócesis del país iniciaron una apertura escalonada de actividades con horarios restringidos a los eles, especialmente en sitios de culto más representativos por la a uencia de eles. Es el caso de Basílica de Guadalupe que abrió sus puertas a la misa de medio día presidida por al arzobispo primado de México. Igualmente, la Basílica de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos hizo una ampliación de sus horarios de culto permaneciendo un día a la semana cerrada (martes); no obstante, las autoridades responsables del segundo templo más importante del país por el número de visitantes exhortaron a los eles “no organizar, por el momento, peregrinaciones al Santuario”.

Destaca igualmente la noticia del contagio del obispo de Zacatecas, Mons. Sigifredo Noriega Barceló. A través de las redes sociales y un comunicado, se informó que la prueba para detectar coronavirus había dado positivo. Fue el 5 de septiembre cuando el obispo originario de Sonora anunció el aislamiento voluntario por “respeto” a los eles y no poner en riesgo la salud de más personas. El sábado 19 de septiembre, un comunicado rmado por el obispo Noriega dio a conocer que la “prueba fue superada”, al estar libre de la presencia del virus en su organismo.

A la fecha, sólo se conoce de dos obispos contagiados por sars-cov2, el primero fue el obispo de Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, quien también superó a enfermedad sin complicación alguna.

Cabe mencionar que el pasado 4 de julio, el padre Andrés Bahena Álvarez, de la arquidiócesis de Acapulco, murió por síntomas asociados por el covid-19. Tenía 49 años y, debido a otros padecimientos preexistentes, las complicaciones por el covid-19 le arrebataron la vida. Bahena Álvarez estaba adscrito a la parroquia de Costa Azul en Acapulco y servía en la catedral de Nuestra Señora de la Soledad además de ser formador en el Seminario. Su nombre su incluye en este reporte.

DESCARGA EL DOCUMENTO COMPLETO. LINK ARRIBA

 

Share:

Leave a reply