CCM

Reporte 2019 Sacerdotes agredidos y asesinados

Un año de riesgo para la seguridad y libertad religiosa


EN MÉXICO 2018-19

(2012-2019) se han cometido:

27 homicidios contra sacerdotes.

2 presbíteros desaparecidos.

7 sacerdotes asesinados en 2018

1 sacerdote asesinado en 2019

Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial

El año 2019 cobró notoriedad por la comisión de delitos al interior de los templos. Las tendencias este año indican un crecimiento sostenido que afecta entre el 12 y 14% de los templos de las 19 provincias eclesiásticas del país.

Los registros del Centro Católico Multimedial desde 1993 indican que la comisión de delitos y conductas sacrílegas ha ido en ascenso. De 2007 a 2019, crece a más del 12 por ciento agraviando entre 26 a 28 templos semanalmente en el país. Estas tendencias determinarían que poco más de 1400 templos sufrieron desde robos menores, hurtos de consideración hasta daños y delitos mayores en donde se lesionaron o asesinaron personas.  

El seguimiento de casos se ha hecho a través de los medios de comunicación o bien por la información derivada de las mismas fuentes diocesanas. Prácticamente en el 100 por ciento de los casos, templos e iglesias han adoptado medidas de seguridad como la instalación de cámaras de circuito cerrado, barrotes, rejas, chapas de alta seguridad, alcancías blindadas y alarmas disuasivas.

Son escasos los resultados de las indagatorias. Especialmente la queja es contra las autoridades ministeriales que no devuelven los montos robados a las iglesias afectadas. Muchas veces, las víctimas no tienen efectiva reparación del daño.

En 2019, las conductas más identificadas son:

1.- Robo a templos para sustraer dinero de alcancías, hurto de aparatos diversos u objetos litúrgicos como vasos, copones y cálices. A esta categoría pertenece el mayor porcentaje de eventos en más del 90 por ciento durante este año donde solitarios ladrones ingresan a los templos para realizar este cometido.

2.- Robo a fieles quienes asisten a los servicios litúrgicos, los bienes más hurtados son carteras, monederos y teléfonos celulares. Perdiendo cualquier inhibición y sin importar los sistemas de vigilancia, los ladrones ingresan durante las horas de culto para amagar y amenazar a los parroquianos. Esto constituye aproximadamente el 5 por ciento de los casos aproximadamente debido a la inseguridad de las zonas donde se encuentran los templos a los que se ha determinado cerrar sus puertas por la noche ya que no hay ninguna clase de garantía.

3.- Ataque directos por odio a la fe donde se da la profanación de especies eucarísticas, el robo con fines sacrílegos de hostias consagradas o el desprecio y burla a los lugares sagrados por diversas conductas o manifestaciones ideológicas.

4.- La clausura de templos por fenómenos naturales. De acuerdo con los datos de la Conferencia del Episcopado Mexicano, los sismos del 2017 afectaron a más de mil templos en las zonas siniestradas del país y aun se resienten los efectos cuando cientos de comunidades permanecen sin un lugar para celebrar el culto. Estos dos últimos, representan el 5 por ciento restante del seguimiento de casos durante el 2019.

Un aspecto aparte es el robo de arte sacro. No se cuentan con cifras claras respecto al tráfico de bienes muebles del patrimonio nacional en este año; sin embargo, en abril, las autoridades lograron la recuperación de un importante lote de piezas de arte sacro devuelta por el gobierno de Italia. Cerca de 600 piezas de los siglos XVIII al XX fueron regresadas a México al ser recuperadas del mercado negro italiano, fueron sustraídas del país debido a la afectación derivada de los sismos del 2017.

No hay que perder de vista que las ganancias por el tráfico de arte sacro pueden ascender a 83 millones de pesos anuales y diversas hipótesis de las autoridades señalan que coleccionistas y anticuarios de Europa, Estados Unidos y Asia son los principales interesados en la búsqueda de piezas del patrimonio nacional.

Estados donde se comete el mayor número de ilícitos

Del seguimiento de casos, los Estados con el mayor número de casos respecto a la inseguridad en iglesias y templos son:

  • Guanajuato.
  • Jalisco.
  • Morelos.
  • Puebla.
  • Tamaulipas.
  • San Luis Potosí.
  • Hidalgo.
  • Veracruz.
  • Ciudad de México.
  • Tabasco.
  • Zacatecas.

Los ataques han dejado no sólo víctimas del delito por haber lesionado sus bienes y patrimonio. Hay quienes sufrieron lesiones a su integridad corporal como fue el caso de cuatro niños en una comunidad católica del Estado de Zacatecas quienes fueron atacados presuntamente con una granada.

En Puebla, Ambrosio Arellano, sacerdote de 78 años fue torturado al interior de su parroquia provocándole graves lesiones mientras que, en Cuernavaca, otro religioso fue atacado a balazos sin perder la vida afortunadamente.

En Cuernavaca, el padre Juvenal Candia Mosso, de la diócesis de Tlapa, fue herido de bala de fuego a las afueras del seminario de Cuernavaca.

Se tiene que lamentar la muerte del padre José Martín Guzmán Vega de la diócesis de Matamoros quien fue herido al interior de su parroquia perdiendo la vida posteriormente en el Hospital General.

Además, el asesinato de dos personas en el atrio de una iglesia en Fortín de las Flores, Veracruz.

Algunas diócesis han ordenado el cierre de templos durante las horas de la noche por no haber garantías de seguridad.

¿Por qué se pierde el respeto a los lugares sagrados?

1.- La vorágine de violencia en México alcanza a los lugares donde debe ser garantizada la libertad religiosa de cada individuo. Los penosos atentados y delitos implican desde los mínimos robos hasta los homicidios. Trafico de arte sacro, profanaciones y sacrilegios son otras de las conductas que lesionan la fe de los millones de católicos mexicanos. Para México, el panorama de la inseguridad en los templos es simplemente desolador.

2.- Los ataques son un signo de la grave descomposición social de nuestro tiempo y merece la atención inmediata. En reiteradas ocasiones, la Conferencia del Episcopado Mexicano se ha pronunciado en contra de la violencia y la construcción de la paz. En sus respectivas iglesias, arzobispos y obispos levantan la voz condenando el mal y los graves problemas derivados de esta severa crisis exhortando a construir una sociedad justa y de valores.

3.- La muerte de cualquier persona es una tremenda tragedia que obliga a la reflexión. Además, es necesario ver las causas sobre la pérdida de lo sagrado. Si bien en nuestro país impera una conciencia de laicidad que trae aparejada la separación de los negocios civiles de los de las iglesias, es necesario recalcar que el derecho a creer es un derecho humano tutelado por los tratados internacionales y por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

4.- Para cualquier creyente, las formas concretas de lo sagrado son signos que expresan su fe que debe manifestarse en el terreno social. Los templos son signo de lo sagrado donde se da realización específica del derecho humano de adoptar una creencia y manifestarla.

5.- Los templos deben ser lugares de paz y de desarrollo de la libertad religiosa. Y lo religioso es un vínculo de comunicación entre grupos sociales.

6.- La secularización y desacralización son fenómenos complejos que arraigan una especie de sin sentido. Es justo decir que hay valores en ellos; sin embargo, la secularización tiende a rechazar las formas históricas y tradicionales de las diversas iglesias y comunidades religiosas. Se promueven otras nuevas que parecen más adecuadas y desestima lo que parece anticuado.

7.- Hay un eclipse de lo santo. La violencia atenúa lo sagrado y asistimos al debilitamiento o pérdida de la sensibilidad religiosa. Es por eso que ascienden las agresiones contra lo que se consideraba un lugar santo.

8.- En la práctica, un templo católico es un lugar de acogida para cualquier persona. Sin mayores medidas de protección y debido a la soledad de los sacerdotes, son el botín perfecto de los amantes de lo ajeno.

8.- Cualquier templo o lugar para una congregación, independientemente de la denominación, es un sitio donde debe garantizarse la paz para manifestar la fe. Toda violencia vulnera la seguridad para realizar la libertad religiosa. Este fenómeno se observa con preocupación y en la incertidumbre que alcanza a un gran número de recintos sagrados. A continuación, se enuncian algunos de los casos más significativos ocurridos durante el 2019. La lista no pretende ser exhaustiva y se indica el día donde se dio a conocer la noticia o del desarrollo del acontecimiento.

Relación de hechos ocurridos en el 2019

Enero

2. Diócesis de Tabasco denunció profanación de templo cuando varios individuos ingresaron a la parroquia de Jesús Nazareno en el centro de Villahermosa. A través de un comunicado, se conoció el robo directo de copones y hostias que los ladrones arrojaron en al piso. La diócesis realizó un desagravio por tales hechos en contra del Santísimo sacramento.

15. La diócesis de León implementa medidas de seguridad para disuadir la comisión de delitos al interior de templos el centro de Guanajuato. Son continuos los robos particularmente para sustraer las ganancias producto de los donativos de los fieles puestos en las alcancías.

16. En el Templo de La Compañía en el centro de San Luis Potosí, una mujer robó el Niño Dios del nacimiento. Según el vocero de la arquidiócesis de San Luis Potosí, Jesús Priego, el robo fue videograbado por las cámaras del templo, por lo que procedieron a presentar la denuncia. El robo no fue considerado grave, pero sí un acto sacrílego.

17. La Secretaría de Cultura emitió una lista de 12 templos católicos calificados como no habitables en la Ciudad de México, debido a los daños ocasionados por el sismo del pasado 19 de septiembre del 2017, por lo que fueron cerrados al culto por seguridad de los fieles. Un comunicado emitido por el Arzobispado de México, la determinación del cierre de los templos fue anunciada el pasado 14 de enero, a partir de las visitas realizadas a 54 monumentos históricos dictaminados con daños severos por el INAH. El arzobispado señaló que se trata de un cierre temporal de doce inmuebles debido al riesgo de colapso. La lista de templos cerrados como medida de prevención fueron: el Templo del Niño Jesús en Coyoacán; la parroquia de San Jerónimo, ubicada en San Jerónimo Lídice, Magdalena Contreras; parroquia de Santa Rosa de Lima en Álvaro Obregón; Templo de la Santa Veracruz, alcaldía Cuauhtémoc, templo de San Luis Obispo de Tolosa en Xochimilco, la Santísima Trinidad, alcaldía Cuauhtémoc; templo de Santa Catarina Mártir, en la misma alcaldía; templo de la Inmaculada Concepción y parroquia de San Bernabé ambos en la Magdalena Contreras; capilla de Nuestra Señora de Guadalupe en Venustiano Carranza y el templo de Nuestra Señora de Los Ángeles y la parroquia de San Fernando Rey en la alcaldía Cuauhtémoc. El arzobispado implementó medidas que permitan que el culto religioso se desarrolle en esas zonas “con instalaciones provisionales de carpas, sillas y sonido.

29. El vicario general de la diócesis de Cuernavaca, padre Tomás Toral Nájera, reconoció que la Iglesia católica en el Estado habría registrado un incremento de extorsiones telefónicas contra párrocos: “El modo de actuar es hacerse pasar por alguien de la diócesis; a veces, hasta por el señor obispo y entonces pedir un depósito de dinero porque tiene algún problema; algunas hermanas han sido extorsionadas de esa manera». Afortunadamente, señaló el religioso, no se registraron hechos violentos que pusieran en peligro la integridad de las víctimas de este delito.

Febrero

3. Diócesis de Saltillo dio a conocer el inverosímil robo de la parroquia de Santiago apóstol en Monclova. Sujetos no identificados ingresaron al templo a través de un hoyo de casi un metro para cometer destrozos y hurtar objetos de valor. En el sitio de Facebook del recinto, el párroco pidió apoyo a la comunidad para “recuperar un poco de lo que se perdió” y a la vez deseó las bendiciones del Altísimo para los ladrones.

10. De acuerdo con medios de comunicación, el párroco de la iglesia del Socorrito, en la colonia Obrera, de Durango denunció a los fieles el robo y destrozo que sufrió el recinto: “el capellán fue contundente al señalar que, en efecto, ya en otras ocasiones los amantes de lo ajeno habían violentado el sagrado lugar, incluso, la vez anterior y armado de valor, logró someter al ladrón”. Para el sacerdote, es “inútil presentar denuncia, estamos a merced del crimen” y acusó a las autoridades de estar en colusión con los criminales. Según el clérigo, otros templos de la ciudad corren la misma suerte y uno “en donde el sacristán enfrentó a los ladrones y encontró la muerte”.

18. En la arquidiócesis de Monterrey, un individuo fue captado por las cámaras de seguridad del templo de san Jerónimo. Sin ninguna inhibición, el sujeto usó un gancho para apoderarse de los sobres del diezmo depositados en una alcancía sin importar aún la presencia de feligreses. Manipulando la herramienta e incluso moviendo el pesado recipiente, se ve cómo el hombre pone los sobres en sus bolsillos intentando tener la mayor parte del botín como le fuera posible.

21. En la colonia Lomas Independencia de Guadalajara, vecinos protestan por el tercer atraco perpetrado contra la capilla de Nuestra Señora de las Rosas. El clérigo encargado del templo, Luis Javier Muñoz Murguía, solicitó la intervención inmediata del arzobispo de Guadalajara. Ante medios declaró: “Le pedimos auxilio porque nos sentimos ya en una completa indefensión, porque ahora qué sigue, ya ni se respeta los sagrarios y estamos así en la capilla de Nuestra Señora de las Rosas”.

Marzo

5. En Xalatlaco, diócesis de Toluca, un solitario ladrón salvó la vida al ser rescatado de un linchamiento cuando los pobladores lo capturaron en flagrancia al interior de la parroquia de la Asunción presuntamente por cometer un sacrílego robo. Más de 100 personas estuvieron a punto de hacer justicia por propia mano de no ser por la pronta intervención de policías municipales quienes lograron resguardar al presunto ladrón al interior de la presidencia municipal.

9. Autoridades italianas devuelven al México una importante colección de arte sacro sustraídas del país desde 2017 a consecuencia de los sismos que devastaron templos y monumentos históricos. Fueron 596 piezas recuperadas del mercado negro, una alerta internacional hizo posible que las autoridades italianas rescataran este patrimonio religioso de los siglos XVIII al XX. Lo anterior es una prueba más del lucrativo negocio del arte sacro que perjudica al patrimonio nacional.

11. El representante de la Asociación Interreligiosa del Estado de Morelos, Mauro Chino Silva, denunció en conferencia de prensa, el alto índice de robos contra templos evangélicos y bautistas en la zona sur y del área metropolitana. El pastor Chino Silva expresó que por lo menos una vez al mes, los templos son blanco de atracos.

14. La diócesis de Celaya denunció el robo de objetos litúrgicos de las parroquias de Espíritu Santo en la colonia FOVISSSTE- y la San Juan Pablo II -en la zona de Gran Hacienda en la ciudad del mismo nombre. El moderador de la curia diocesana, padre Juan Gálvez Sánchez, expresó con preocupación el incremento de robos a templos de la zona con tan sólo días de diferencia. El clérigo lamentó que la sustracción de copones rayara en los linderos del sacrilegio puesto que los ladrones dejarían las sagradas formas regadas en el piso. En declaraciones a medios locales dijo: «Quisiera decir que en muchos templos no hay objetos de valor. Los copones, donde se guardan las formas consagradas, que son, para nosotros los cristianos, está Dios en la persona de su Hijo Jesucristo, son de materiales, disculpándome, corrientes. Están brillositos, pero no todo lo que brilla es oro… aquí lo lamentable es el hecho en sí, personas sin escrúpulos y en algunos casos, sin generalizar, con mala fe. Hoy se habla de cierto desprecio por lo sagrado, actitudes sacro fóbicas. Eso preocupa. Aquí nadie gana, todos perdemos y a propósito de estos hechos que lastiman a la comunidad y más a los católicos, tendríamos que hacer profunda reflexión: la religión no es nociva a la sociedad, la religión y en particular la cristiana de la Iglesia Católica tiene mucho que ofrecer a la comunidad, no es una religión nueva y ha dado muestras de contribución a consolidar los lazos entre los ciudadanos».

19. El arzobispo de Guadalajara, cardenal José Francisco Robles Ortega, denunció el incremento de hurtos en templos contra fieles a quienes se les arrebatan y despojan de sus pertenencias. El purpurado dirigió una advertencia señalando que las autoridades deberían asumir su responsabilidad para dar seguridad a cualquier persona asistente a templos e iglesias.

Abril

4. Sin el mínimo remordimiento, un sujeto amagó y asaltó a cuatro personas quienes oraban en la capilla del Santísimo de la parroquia de san Jorge del fraccionamiento Vallarta san Jorge de Guadalajara, Jalisco. En las imágenes de circuito cerrado, se ve al descarado ladrón quien amenazó y despojó de sus pertenencias a las orantes sin que nadie hiciera algo para detenerlo.

11. Un comunicado del arzobispado de Puebla dio a conocer la lamentable noticia de la agresión perpetrada contra el padre Ambrosio Arellano Mendoza, párroco del Señor de las Maravillas en Puebla. El religioso de 78 años fue torturado en su domicilio sufriendo quemaduras de segundo grado en manos y pies. Tal fue la dimensión del caso que el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano pidió en sus redes sociales por la recuperación del presbítero. Las posteriores indagatorias señalaron que las sospechas recaerían en familiares cercanos de la víctima, entre ellas, una sobrina.

19. En menos de un mes, el arzobispo Robles Ortega vuelve a alzar la voz sobre los robos en templos del centro de Guadalajara. Tras expresar su opinión acerca del incendio de la catedral de Notre Dame en París, el cardenal tapatío lamentó: “Sí debo decir que se ha incrementado el robo en algunos templos, afortunadamente no con violencia sino porque los que roban se meten a los lugares sagrados violando puertas, violando seguridad, yendo por lo que les interesa que es a veces el dinero, aquí en el centro, tres o cuatro que han sido visitados por esta gente amante de lo ajeno”. De acuerdo con notas periodísticas, los recintos más afectados por la inseguridad son el Templo de Nuestra Señora del Sagrario de la Av. Alcalde en la Normal, el de Santa María de Gracia y el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe del Centro Histórico.

Mayo

3. El templo del Señor del Buen Viaje de la parroquia – basílica de Nuestra Señora de Guanajuato fue blanco del un sacrílego hurto cuando desconocidos sustrajeron del sagrario un copón que contenía al Santísimo sacramento de la Eucaristía. El arzobispado de León reprobó el hecho y no descartó que las hostias fueran tratadas en ritos o cultos satánicos.

4. Inicialmente se dijo que fue una explosión de pirotecnia la que lesionó a cuatro niños quienes jugaban en el atrio de la Iglesia del Sagrado Corazón de la comunidad de Río Florido en Zacatecas. Sin embargo, los padres de las víctimas iniciaron una campaña desmintiendo la versión. Según los afectados, un artefacto explosivo fue arrojado dolosamente desde la calle en el momento en el que se desarrollaba la escuela de catequesis parroquial. Las graves heridas provocaron la perdida de la mano de una de las víctimas. Las catequistas declararon a medios que, debido a la presencia de los infantes, en ese lugar no se tiene a la vista fuegos pirotécnicos. Otros testigos dijeron que desde un vehículo se arrojó una “especie de pelota gris y negra” en contra de los menores. Después de las urgentes intervenciones, los cirujanos retiraron “partes metálicas” de los cuerpos de heridos.

18. Tras el asesinato de dos hombres en la rectoría de Nuestra Señora de Guadalupe en Fortín de las Flores, Veracruz, el sábado 18 de mayo, el obispo de la diócesis de Córdoba, Mons. Eduardo Porfirio Patiño Leal, exigió “planes realistas y eficaces” contra la delincuencia que, a juicio del prelado, dan lugar a tantas agresiones como “desapariciones, secuestros, balaceras, cobros de piso, extorsiones y proliferación de las adicciones”. Mons. Patiño Leal expresó que “no es la primera vez que se dan esos atentados cerca de templos…” y dirigió oraciones a Dios “para que toque los corazones de los causantes de estos males…” y les enfatizó las palabras del Evangelio de Mateo: “Les recuerdo lo que el Señor Jesús advirtió al apóstol Pedro: El que a hierro mata, a hierro muere”. Este reprobable crimen suscitó la consternación y tristeza del Episcopado Mexicano. Mons. Alfonso Miranda Guardiola señaló que «la violencia que estamos viviendo en nuestros pueblos y comunidades, al igual que en muchas partes del país, genera una descomposición social que ha deteriorado profundamente la convivencia armónica y pacífica de nuestra sociedad».

Junio

23. Durante la madrugada, el robo de las alcancías de la Iglesia de La Asunción en la plaza de la Constitución de Pachuca, Hidalgo, arquidiócesis de Tulancingo, movilizó a las fuerzas policiales de la capital del Estado después de la denuncia del personal del templo constató el robo de seis alcancías. No se pudo cuantificar el monto del botín ya que eran las donaciones de los fieles de las colectas dominicales. La mañana del robo, los fieles encontraron las puertas cerradas impidiendo la atención del culto o los servicios parroquiales.

25. El templo de san Francisco de Asís de la colonia Hercilia en la fronteriza Ciudad Miguel Alemán, Tamaulipas, diócesis de Nuevo Laredo, fue objeto de la ambición de un solitario ladrón quien robó objetos electrónicos y aproximadamente 22 mil pesos destinados al mantenimiento del lugar. Más aún, el ladrón realizó sacrílegas pintas al interior. El encargado, padre Juan Manuel Sánchez dijo a medios: “Más que de un delito, también se trata de un atentado a un lugar sagrado, un robo al dinero de la comunidad, con el cual se iban a pagar arreglos florales. Es un hecho que denota mucho odio, mucha saña, poco temor de Dios y es muy triste y lamentable, nuestra comunidad no merece este tipo de actitudes”.

30. Mons. Eduardo Patiño Leal, obispo de Córdoba, anunció que iglesias de la diócesis cerrarían sus puertas por la noche por la inseguridad. El robo a iglesias y capillas “se ha ido propagando” y en quince días, diversos templos sufrieron el saqueo de las alcancías y ganancias. “En lo que llevo en la diócesis, que son 19 años, en lo personal no he sabido que fiscalía realice la devolución de dinero o pertenecías robadas en las iglesias o capillas, teniendo en cuenta que estos hace años no era tan común como en la actualidad”, señalaría el obispo a medios de comunicación.

Julio

4. Mons. Eduardo Patiño Leal, obispo de Córdoba, declaró a medios el grave aumento de robos contra capillas y templos de la diócesis. Según sus declaraciones, el obispo señaló que “en las últimas dos semanas se han registrado robos de alcancías en al menos cinco capillas y parroquias, planteando la necesidad de que las iglesias cierren más temprano sus instalaciones”. Patiño Leal reclamó a las autoridades ya que, al recuperar lo robado de los templos, no sabía si la Fiscalía realizaba la devolución de dinero o pertenencias robadas en las iglesias o capillas, teniendo en cuenta que esto hace años no era tan común como en la actualidad”. El aumento de la inseguridad hizo que los templos de la diócesis invirtieran en medidas de seguridad como enrejados y cámaras de circuito cerrado.

23. El padre Juvenal Candia Mosso fue herido de bala a las afueras del Seminario de san José de la diócesis de Cuernavaca. Las versiones apuntaron a la ejecución de un taxista quien llevaba al religioso en su unidad. La arquidiócesis de Morelia lamentó el “atentado” contra el sacerdote y pidió por su pronta recuperación.

Agosto

8. Una mujer fue capturada en la parroquia de san Lorenzo, diácono y mártir en Huipulco, arquidiócesis de México. Sustrajo artículos de limpieza. Según el personal, la implicada estaría en un estado de intoxicación. Las autoridades dijeron que ya contaba con siete ingresos a la penitenciaría de santa Martha.

19. El editorial del Centro Católico Multimedial “Sacerdotes siguen en la mira del crimen” señaló las presuntas amenazas del crimen organizado contra párrocos de Pánuco, Veracruz, asegurando que los ministros católicos son blanco del crimen. De acuerdo con esa opinión, “en marzo pasado, la diócesis de Tula evidenció la agresión contra un sacerdote quien fue golpeado en mayo de 2018 por supuestos sicarios. La víctima había pronunciado algunas prédicas que molestaron a grupos delincuenciales que ya lo habían amenazado a través de mensajes en su teléfono personal… La arquidiócesis de San Luis Potosí reveló que sus sacerdotes estarían invitados a seguir unos protocolos de seguridad. De acuerdo con el vocero de ese arzobispado, en agosto de 2018 un presbítero fue secuestrado y golpeado por sujetos que, tomando ventaja de una visita nocturna a un enfermo, aprovecharon el estado de indefensión de la víctima para robarle su automóvil: Este protocolo, surgió a razón de que se han levantado sacerdotes de manera constante y también han sido víctimas de asaltos y robos de auto con violencia, expresaría el vocero potosino”. El editorial concluía: Hoy la Iglesia católica mexicana vive también esta zozobra como millones en el país y sus sacerdotes están en la mira del crimen. Los focos rojos están encendidos y las autoridades lo saben. Es urgente meter mano y actuar antes de que, de nuevo, sea demasiado tarde…”

23. José Martín Guzmán Vega fue el primer sacerdote asesinado en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Fuentes cercanas al Centro Católico Multimedial señalaron que la noche del jueves, cerca de las 22:00 horas, el padre fue herido en varias ocasiones con arma blanca; vecinos escucharon gritos de auxilio al interior de la parroquia Cristo Rey de la Paz del ejido de Santa Adelaida de la diócesis de Matamoros.  Al ver al padre José Martín herido, fue trasladado de emergencia al Hospital General de la localidad para ser atendido. Minutos después se declaró su fallecimiento”. La Conferencia del Episcopado Mexicano publicó en su sitio el pésame para acompañar al obispo Eugenio Lira en el luto de su diócesis. Las condolencias del Episcopado Mexicano mostraron además la solidaridad hacia la familia de Guzmán Vega. El presidente y secretario general de la CEM, en nombre de los obispos, manifestaron su confianza para que las autoridades competentes realicen las investigaciones correspondientes, se esclarezcan los hechos y haga justicia en este caso.

27. De acuerdo con el órgano de la provincia eclesiástica de Hidalgo, Luz de Luz por segunda ocasión en el 2019, la parroquia de san José, en Zacualpan, Veracruz, limítrofe con el Estado de Hidalgo y perteneciente al arzobispado de Tulancingo, en la región de la Huasteca, fue objeto de un “ataque de odio” al ser incendiados el crucifijo del altar y el lugar del sagrario del Santísimo Sacramento. En la imagen difundida por el medio se aprecian áreas calcinadas del presbiterio. El párroco José Juan Conde González indicó que el lugar no sufrió robo alguno. El arte sacro o vasos sagrados no fueron tocados. “Se trata del segundo ataque de odio contra la iglesia, porque no fue robo, no fue asalto, no fue un ataque contra mí, fue contra la estructura del templo; le fue prendido fuego al Cristo y volvieron a incendiar la zona donde se encuentra el Sagrario; quisieron incendiar la totalidad de bancas, el portón”.

30. En la parroquia de Santiago apóstol de Altamira, Tamaulipas, diócesis de Tampico, una mujer de 30 años arremetió contra una imagen de la Virgen de Guadalupe. Como se observa en los videos, subió hasta el nicho donde se resguarda la imagen y con marro en mano propinó los golpes gritando improperios contra la Iglesia católica. Posteriormente se sabría que la mujer padece alguna clase de enfermedad mental.

Septiembre

4. La comunidad de la parroquia de los Dolores del pueblo de san Pablo Chimalpa, Cuajimalpa, arquidiócesis de México, estuvo a punto de linchar a un ladrón. De madrugada, penetró al interior para saquear las alcancías, pero fue escuchado por el personal. Al ser sometido, los vecinos fueron convocados para hacer justicia por propia mano. Tras la golpiza, elementos de la policía rescataron al infortunado para ponerlo a la disposición del Ministerio Público.

6.  Tres individuos penetraron en la capilla de la Virgen de Guadalupe de la parroquia de Santa María Asunción en Huauchinango, Puebla, arquidiócesis de Tulancingo, sometiendo y amordazando al sacerdote encargado y al sacristán. La alcancía del templo fue cargada y llevada en un “diablito”. El ataque ocurrió cuando se estaba cerrando el templo. Los sujetos golpearon al cura y se dieron a la tarea de saquear el lugar.

7. El obispo de la diócesis de Nogales, Mons. Leopoldo González González, anunció la suspensión de actividades litúrgicas realizadas por la noche en diversos templos de la diócesis por no haber garantías de seguridad. Esto incluye catedral incluso a medio día para prevenir cualquier ilícito.

28. Ante las posibles agresiones de grupos radicales feministas, cientos de fieles en el centro histórico de la capital del país se concentraron en una valla humana para repeler cualquier forma de vandalización a templos católicos. Más adelante, ya por la noche de ese mismo día, otros grupos feministas intentaron ingresar a catedral metropolitana. Afortunadamente, la acción de la autoridad logró disuadir a las manifestantes.

Octubre

11. En plena misa, un escuadrón de sujetos interrumpió la tranquilidad de los feligreses de la parroquia Jesús María del centro de Guadalajara. El atraco se dio con lujo de violencia alrededor de las 8 de la mañana. Los parroquianos fueron despojados de pertenencias personales bajo el amago de los delincuentes amenazando con armas de fuego. “Nos pusieron contra la pared, nos quitaron las pertenencias y nos amenazaron… si los volteábamos a ver o llamábamos a la policía, nos dispararían” dijo una de las víctimas. La ola de violencia e inseguridad en Guadalajara harían que los responsables de los templos tomaran medidas apremiantes. Según el vocero del arzobispado, se recomendó a los sacerdotes evitar el uso de “vasos sagrados llamativos o costosos. Hemos puesto cámaras. Pero cuando los ladrones se disponen a robar, eso no tiene importancia, pues nosotros no podemos cerrar las puertas o tener policías por tranquilidad de la gente”.

12. Tras los asaltos en templos de la arquidiócesis de Guadalajara, las autoridades revelaron la existencia de una banda dedicada al robo de fieles al interior de las iglesias. De acuerdo con las declaraciones de las autoridades, anda de asaltantes que ingresan a las iglesias y con lujo de violencia despoja a fieles de sus pertenencias. A mayor abundamiento, en la primera quincena de este mes, cuatro templos fueron blanco de esa banda en Guadalajara y dos más en Zapopan.

Noviembre

3. El arzobispo de San Luis Potosí, Mons. Jesús Carlos Romero Cabrero, denunció el robo en la parroquia del Sagrado Corazón de la colonia Morelos en la capital del Estado. No sólo robaron las alcancías, también hurtaron la corona de la Virgen María. El prelado indicó a medios: «Pues así andarían de urgidos y necesitados, porque dejaron volteadas las alcancías y solo de una se llevaron, pero yo creo que son muchachos…vamos a decir así: que no cualquier limosna quieren, porque nos dejaron la feria, pero la colonia Morelos es de feria. Ellos buscaban algo más». 

14. En la capilla de san Pablo, ermitaño, de la colonia san Bartolo en la diócesis de Iztapalapa, un sujeto encontró refugio para morir al interior del templo. Herido de gravedad con arma blanca, testigos refieren que llegó para quedarse en una banca y perder la vida. No presentaba identificación alguna por lo que quedó en calidad de desconocido.

29. El santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en San Luis Potosí vivió momentos muy tensos cuando un sujeto de aproximadamente 30 años y bajo los efectos de alguna sustancia estupefaciente, subió hasta el nicho que resguarda la imagen patronal y desde ahí profirió gritos y amenazas mientras los parroquianos le gritaban para que bajara del lugar. Los golpes entre el sujeto y los fieles que buscaban someterlo escalaron y, en un descuido, el individuo se desnudó totalmente sin que nadie pudiera impedirlo. Según dichos de los fieles, al hombre se le había impedido anteriormente el ingreso al templo debido a su conducta agresiva.

Diciembre

4. Diócesis de Cuernavaca anuncia la suspensión de misas en horarios nocturnos. Mons. Castro Castro indicó que la decisión se tomó debido al miedo de los fieles. Según el arzobispo, las familias católicas del Estado de Morelos modificaron sus costumbres y ritmo de vida obligándoles a estar en sus domicilios por la acción e impunidad de grupos criminales. El jerarca insistió en las reiteradas llamadas de extorsión que perjudican a comunidades de religiosas.

20. El Comité Cívico de Tabasco señaló el alarmante aumento de robos a templos en el Estado. “Se ha notado un incremento”, señaló Julio César Pérez Lázaro quien además indicó que los delincuentes entran a los recintos religiosos debido al poco resguardo y medidas de seguridad. Lo más apreciado por los amantes de lo ajeno son equipos de audio y de cómputo. Lamentablemente, indicó que no se conoce el número preciso de casos debido a las escasas denuncias.

UNIDAD DE INVESTIGACIÓN DEL CENTRO CATÓLICO MULTIMEDIAL CRONOLOGÍA DE HOMICIDIOS CONTRA SACERDOTES

EN MÉXICO 2018-19

(2012-2019) se han cometido:

27 homicidios contra sacerdotes.

2 presbíteros desaparecidos.

7 sacerdotes han sido asesinados en lo que va del 2018

1 sacerdotes han sido asesinados en lo que va del 2019


EN MÉXICO 2018-19

(2012-2019) se han cometido:

27 homicidios contra sacerdotes.

2 presbíteros desaparecidos.

7 sacerdotes asesinados en 2018

1 sacerdote asesinado en 2019

20 y 21. P. Germaín Muñiz García y el P. Iván Añorve Jimenez  fueron acribillados y asesinados en la carretera Iguala-Taxco, la madrugada del 4 de febrero del 2018. En un primer momento la fiscalía de Guerreo mencionó que los sacerdotes tenían nexos con el crimen organizado y que ello podría ser el móvil del asesinato. A los pocos días, la misma fiscalía se desdijo. El Gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo, después de un encuentro con el obispo de Chilpancingo Salvador Rangel, aseguró que indagarían los homicidios. Hasta la fecha, no hay responsables por los hechos. El proceso sigue abierto.

22.- P. Rubén Alcántara Díaz, de 50 años y quien fuera Vicario Judicial de la Diócesis de Izcalli y Rector de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en el municipio de Cuatiltlán Izcalli, Estado de México, fue asesinado, con arma blanca, al interior de su parroquia por, según testigos, dos individuos el 18 de abril del 2018. El proceso sigue abierto. No hay responsables por los sucesos.

23.- P. Juan Miguel Contreras García de 33 años de edad se desempañaba como Vicario en la parroquial de San Pio de Pietrelcina, en Haciendas Santa Fe, municipio de Tlajomulco de Zuñiga en Guadalajara Jalisco, en donde fue privado de su vida por dos individuos quienes los ejecutaron con tres tiros de arma de fuego el viernes 20 de abril del 2018, a las 6.30 de la tarde.


El secretario General de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, confirmó que las primeras investigaciones en torno al asesinato del sacerdote, Juan Miguel Contreras en Tlajomulco, arrojaron la identidad de uno de los responsables de nombre Cristian Octavio “N”-. Existió otra persona arrestada, pero al no encontrar pruebas  suficientes que lo vincularan con el crimen fue puesto en libertad.

Hasta el momento las investigaciones siguen adelante, pues el móvil del asesinato aún no ha sido esclarecido del todo, pues existen versiones contradictorias y sin sustento que imposibilitan ver con claridad una sola línea de investigación. Las pesquisas van desde problemas personales, hasta el involucramiento de órganos del crimen organizado.

24.- P. José Moisés Fabila Reyes de 83 años de edad, del clero de la Arquidiócesis Primada de México, y quien prestaba su ministerio en la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe. De acuerdo con las primeras versiones, el presbítero fue secuestrado el 3 de abril en Cuernavaca, Morelos, cuando descansaba por motivos de salud. Sin embargo, y a pesar de haberse

pagado el rescate, se dice que el padre José Moisés no resistió su captura y el día de hoy, miércoles 25 de abril, fue hallado el cuerpo sin vida. La investigación sigue abierta. No hay responsables.

25. PMiguel Gerardo Flores Hernández de 49 años de edad. El sábado 25 de agosto llegó a su fin la búsqueda emprendida para localizar al P. Miguel Gerardo Flores Hernández quien, el 18 de agosto, desapareció sin rastro alguno. El cuerpo del Padre Miguel Gerardo, fue localizado en un predio del municipio de Múgica, Michoacán. Hasta el momento se desconocen las causas de su asesinato.

La procuraduría de Michoacán detuvo a Abel “N” quien de acuerdo a las pesquisas que integran la capeta de investigación, asesino el 18 de agosto con arma de fuego al sacerdotes Flores Hernández.

Según la PGJE el día de los hechos, el presbítero fue asesinado mientras convivía con otras personas en un poblado cercano a Nueva Italia, tras una discusión Abel “N” accionó un arma de fuego hiriendo de muerte al sacerdote.

La PGJE indicó que el cadáver del sacerdote al ser encontrado se encontraba en avanzado estado de putrefacción y lejos del lugar del posible asesinato. Estas informaciones todavía no han sido explicadas.

Aunque en un primer momento, el móvil indica cuestiones personales, se sabe que el Padre Miguel, fundador de una casa de asistencia para jóvenes de bajos recursos, movía importantes recursos económicos. Las indagatorias siguen el proceso.

26.- P. Ícmar Arturo Orta  fue localizado sin vida el sábado 13 de octubre del 2018, con múltiples heridas de bala en la Segunda Sección de la colonia Obrera, ubicado en la Segunda Sección de la colonia Obrera, en Tijuana, Baja California.

De acuerdo a la PGJE, el cuerpo del P. Ícmar Arturo, párroco del templo de San Luis Rey de Francia, fue localizado en calle Circuito Alegre esquina con calle Rosarito de la colonia Rancho Chula Vista  dentro de un vehículo en colisión con un talud.

El Padre Ícmar Arturo llevaba tres días desaparecido. Las investigaciones siguen en proceso sin que a la fecha haya respondables.

27.- La mañana de viernes 23 de agosto, el Centro Católico Multimedial (CCM) confirmó el trágico asesinato del presbítero Juan Martín Guzmán Vega del clero de la diócesis de Matamoros, Tamaulipas, México.

“Fuentes cercanas a este medio -indicó el CCM- señalaron que la noche del jueves 22 de agosto de 2019 ceca de la 22:00 horas, el padre fue herido en varias ocasiones con arma blanca; vecinos escucharon gritos de auxilio al interior de la parroquia, al acercarse vieron al padre José Martín herido de gravedad por lo que fue trasladado de emergencia al Hospital General de la localidad para ser atendido. Minutos después se declaró su fallecimiento”.

DESAPARECIDOS

Por otro lado, aún no se tienen noticias de la desaparición del sacerdote Santiago Álvarez Figueroa de la Diócesis de Zamora. Desapareció el 29 de diciembre de 2012; a la fecha, no hay elementos ni indicio alguno sobre su paradero. Al respecto, el anterior nuncio apostólico en México, Mons. Christophe Pierre, dijo compartir el sufrimiento de los familiares de las víctimas de secuestro y expresó su pesar por la desaparición del joven sacerdote.

En el caso del padre Carlos Órnelas Puga, quien desapareció el 3 de noviembre de 2013, tampoco se tiene conocimiento de su paradero, según un representante de la Diócesis de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas. La fuente añadió que tras ser presentada una denuncia por la desaparición del padre Órnelas, el caso quedó a cargo del Grupo Antisecuestros de Tamaulipas cuyos miembros “fueron agredidos por desconocidos en el municipio de Padilla”, de unos 14.000 habitantes, en los primeros pasos de la investigación sin precisar cuando sucedió el incidente.

SECUESTROS FRUSTRADOS

+Padre Luis Antonio Salazar de la Torre del municipio Guadalupe y Calvo en Chihuahua, Diócesis de la Tarahumara. Según las versiones, el 6 de noviembre de 2016, dos hombres armados privaron de la libertad al sacerdote quien conducía su vehículo en Baborigame. Posteriormente fue liberado con éxito en un operativo del Ejército en el que murió uno de los captores.

+Padre José Luis Sánchez Ruiz de Catemaco, Diócesis de San Andrés Tuxtla Veracruz. La madrugada del 13 de noviembre de 2016 fue abandonado por sus captores con notables huellas de tortura.

 +El sacerdote de Ahualulco de Mercado, en Jalisco, logró escapar  de los sujetos que lo raptaron y lo mantenía cautivo en una finca del municipio de Tonalá; el clérigo se encuentra hospitalizado debido a las heridas que le ocasionaron.

Así lo reveló el cardenal José Francisco Robles Ortega, quien se reservó la identidad del párroco y señaló que aún no ha podido establecer contacto directo con él.

Asimismo, refirió que las primeras investigaciones indican que el secuestro del cura se trató de un “error”. El secuestro se desarrolló en los primeros días de julio,

+ La Diócesis de Tampico da a conocer los pormenores sobre el secuestro y liberación del padre Oscar López Navarro, párroco del templo San José Obrero de Altamira en marzo del 2017.

Óscar López, sacerdote de Altamira, fue reportado como secuestrado, denunciaron integrantes de la comunidad católica de ese municipio, perteneciente a Tamaulipas.
De acuerdo con fuentes cercanas al sacerdote, quien oficia en la iglesia San José Obrero, de la colonia Miramar de Altamira, éste fue privado de su libertad  cuando se dirigía a su domicilio.

+El sacerdote Juan Carlos Alatriste Flores de 46 años fue secuestrado el 5 de octubre del 2018  en la alcaldía de Gustavo A. Madero, bajo el pretexto de realizar el servicio religioso de los Santos Óleos a un enfermo. En un descuido de sus captores, narró Alatriste, logró escapar mal herido. 

Se dio a conocer que los delincuentes contactaron al P. Juan Carlos Alatriste Flores,  para que acudiera a un lugar donde supuestamente agonizaba una persona, pero al ingresar a la vivienda fue amagado con armas de fuego y le dijeron que estaba secuestrado.

+Enrique Madrid Hernández, párroco de la capilla de Zumpahuacán, Estado de México, y quien llevaba dos días reportado como desaparecido regresó a su hogar tras ser liberado por sus captores. El clérigo fue secuestrado el 17 de octubre del 2018 después de asistir a una reunión con el presbiterio de Texcaltitlán, Estado de México, cuando se dirigía a Ixtapan de la Sal y a Zumpahuacán.

Según algunas informaciones de fuentes cercanas el secuestro se trató de un error.

ATAQUES

+ Padre José Miguel Machorro Alcalá. El 15 de mayo de 2017 en la Catedral Metropolitana de la Arquidiócesis Primada de México. Después de la celebración de la misa un joven identificado como Juan René Silva, de San Luis Potosí, apuñaló en varias ocasiones al sacerdote. El hecho trasciende por ser el primer evento mortal al interior de un recinto sagrado en la República mexicana. 

+ La noche del 8 de junio de 2017, un delincuente atacó al P. Juan Antonio Zambrano García, de la Parroquia San Pedro y San Pablo, Arquidiócesis de Tijuana, clavando un desarmador en el lado izquierdo de su cabeza. El padre Juan Antonio se restablece favorablemente toda vez que el instrumento no tocó órgano vital alguno.

+ El pasado 3 de julio de 2017 a las 19.45 horas, en una parroquia de la colonia Juventino Rosas de la delegación Iztacalco en la Ciudad de México, el párroco Juan N, fue víctima de un hecho inusual. Después de amordazarlo y apunto de la ejecución, uno de los maleantes vio en su celular una fotografía: “No eres el que nos encargaron, olvídalo”. Los delincuentes le explicaron que no era la persona que mandaron a asesinar, después de ellos, huyeron. El relato del evento está asentado en la carpeta de investigación IZC2/ UI3S/D/2358/0717.

+ Explosión en el edificio Juan Pablo II, sede de la Secretaría de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Villa de Guadalupe, Ciudad de México. A la 1:45 de la madrugada del 25 de julio de 2017, un hombre encapuchado que rondaba las instalaciones de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a unos cuantos metros de la Basílica de Guadalupe, colocó en la puerta principal una bolsa para luego prender un cigarrillo y arrojarlo. Cinco minutos después, a la 1:50, el contenido de la bolsa estalló provocando sólo daños materiales al edificio.

+ Dos ataques con explosivos en la diócesis de Matamoros se registraron durante el 2018.  Una de las explosiones ocurrió en la Catedral de Matamoros  a las 11:20 pm del 1 de marzo del 2018. Un segundo evento explosivo ocurrió  en el templo San Antonio de Padua de la colonia Treviño Zapata sobre la calle Alejandro Prieto.

Los hechos ocurrieron cuando se celebraba la misa de 10 de la mañana. No hubo víctimas que lamentar.

+ La tarde del pasado domingo 21 de octubre de 2018 a las 3 de la tarde, la casa del cardenal Norberto Rivera fue atacada por tres sujetos que pretendían ingresar; se observa la labor de los guardias de seguridad quienes repelieron el ataque.
Al menos 17 balazos hubo dentro de la casa. El escolta que repelió la agresión, murió en el cumplimento de su deber.

Si bien la violencia e inseguridad mantiene de rodillas a la ciudadanía que no ve tregua alguna, la Iglesia no tiene inmunidad ni puede decir que está a salvo. Antes considerada respetable, un cierto temor de Dios era manifiesto para dejar en paz los recintos sagrados, no se podía tocar a sacerdote alguno por la dignidad que representa; sin embargo, el estilo de vida y, en ocasiones, las predicaciones pronunciadas, los convierten en blanco de la delincuencia. 

Share:

Leave a reply