CCM

“Ningún abuso debe ser jamás encubierto ni infravalorado”: Iglesia de México

Los obispos mexicanos expresaron que “no es suficiente pedir perdón, es necesario un cambio de perspectiva”. Para ello, su primer estrategia será situarnos a favor de las víctimas”.

Miriam Apolinar/CCM

En conferencia de prensa, la Conferencia del Episcopado Mexico dio a conocer, este martes 5 de marzo, las acciones y lineamientos a seguir para enfrentar el drama de abusos sexuales que vive la Iglesia en México, pues son 101 casos de 64 diócesis a la espera de revisión y veredictó, informaron.

Desde un largo proceso de evaluación como seminaristas hasta los que ya ejercen el ministerio sacerdotal serán calificados para la “funcionalidad” a la comunidad, expresó Mons. Rogelio Cabrera, Presidente de la CEM, quien recién recibió instrucciones del Santo Padre durante su encuentro con el Vaticano el pasado 1 de marzo.

“Implementar políticas, protocolos, controles y mecanismos institucionales en cada Diócesis para garantizar que ningún menor de edad vuelva a ser víctima de abuso sexual por parte de clérigos o agentes de pastoral en el entorno eclesial”, expresó Mons. Rogelio quien añadió que el Papa Francisco ha dado la indicación de reforzar y verificar las Líneas Guía de las Conferencias Episcopales elevándolas a un rango normativo, no solo indicativo.

Los obispos mexicanos expresaron que “no es suficiente pedir perdón, es necesario un cambio de perspectiva”. Para ello, su primer estrategia será situarnos a favor de las víctimas”.

Por lo que implementarán la creación de centros de escucha para el acompañamiento a las víctimas. “hemos escuchado a algunas víctimas, palpado su dolor y nos duele profundamente el daño causado como Iglesia. Pedir perdón significa, poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación, promoviendo que en las diócesis se lleven a cabo los procesos de denuncia civil, ofreciendo toda la cooperación eclesial para colaborar con la autoridad ministerial”, expresaró Mons. Alfonso Miranda, secretario general de la CEM.

Expresaron también que por parte de la Nunciatura han sido dimitidos 157 sacerdotes, y se continua el rastreo de casos, por lo que el Equipo Nacional de Protección de Menores se encargará de todo análisis y seguimiento.

Además hicieron el llamadao para que la Iglesia también combata el clericalismo, “Los obispos y sus equipos, mantendrán el contacto con las víctimas, y tomaremos muy en cuenta sus recomendaciones en nuestros equipos de prevención y protección de menores.”.
Para consulta del comunicado, dar click en este enlace: https://bit.ly/2ENVHTY

Share:

Leave a reply