CCM

Primer Encuentro de Observatorios Católicos de México

“Hoy México nos necesita”: Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano

*Conocer, valorar, aprender del trabajo de organismos dedicados al análisis de la realidad bajo los principios de la doctrina social de la Iglesia, los objetivos.

Guillermo Gazanini Espinoza / UICCM

Convocados por el Observatorio Nacional del Episcopado Mexicano, el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, el Centro Católico Multimedial, la Fundación de la Santa Sede “Ayuda a la Iglesia Necesitada”, la Comisión Episcopal para la Pastoral Social y el Centro de Investigación Social Avanzada, este viernes 21 de septiembre, más de 20 observatorios católicos nacionales se dieron cita para realizar el Primer Encuentro cuyo para conocer las herramientas que, en distintos puntos del país, se han desarrollado para el análisis de la realidad desde una perspectiva de eclesialidad.

Este ejercicio quiso encontrar personalmente a los diversos actores cuyos esfuerzos y capacidades han permitido dar seguimiento de problemáticas y sus posibles soluciones dentro y fuera de la Iglesia en beneficio de miles de personas.

Una amplia agenda se desarrolló a través de tres paneles divididos por objetivos específicos. En el primero, organismos constituidos por algunos obispados dieron cuenta del amplio trabajo eclesial y estadístico realizado para las iglesias locales, parroquia por parroquia, y la realidad que enfrentan en la multiculturalidad y variadas dimensiones sociales y comunitarias. Abonaron al conocimiento de sus trabajos los observatorios diocesanos, arquidiocesanos y de pastoral de la realidad social de Aguascalientes, Acapulco, Morelia y de la Fundación a la Iglesia Necesitada.

El segundo panel abundó en el trabajo de los Observatorios de Universidades y Centros de Investigación, entre ellos, el de Deuda Social del Imdosoc, de Salarios de la Universidad Iberoamericana, de Proyectos de Impacto Social de la Universidad Popular Autónoma de Puebla e Iniciativas Universitarias de Intervención y de Investigación sobre la Pobreza.

El tercer panel pretendió conocer los análisis sociales de diversos organismos como la Pastoral de la diócesis de Zamora, el Centro Fray Julián Garcés – derechos humanos y desarrollo local-, el Observatorio Nacional de la CEM, el Centro de Investigación Social Avanzada, el Centro de Investigación y Acción Social “Jesuitas por la Paz”, el Observatorio Eclesial, Acción Ciudadana Frente a la pobreza y el Centro Católico Multimedial.

La importancia de este primer encuentro tuvo su fundamento por ser una convocatoria en la que coinciden estos organismos con diversas potencialidades; sin embargo, muchas veces son desconocidos. Una conclusión general de los participantes fue que, efectivamente, no hay sincronía para la correlación de estas fuerzas en beneficio de las comunidades. Como tal, el primer encuentro de observatorios quiere marcar la pauta para posteriores reuniones que establezcan metodologías y trabajos claros en el uso y aprovechamiento de las potencialidades particulares.

Uno de los impulsores de esta cumbre, el obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la CEM, Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola, expresó a los especialistas reunidos en el auditorio del Imdosoc su beneplácito por la reunión donde hubieron convergencias y también diferencias.

“Hoy México nos necesita”, fue la sentencia del prelado en las palabras conclusivas del encuentro y abundo sobre la necesidad de “Ser cercanos para poder conocernos, ver las metodologías, enfoques y áreas de trabajo para también descubrir las diferencias y podernos integrar”

El obispo, también coordinador del Observatorio Nacional de la CEM, destacó la importancia de la unidad. Destacó que el Observatorio que él coordina tiene dos años de creación, sin embargo, “ya está vinculado a la Conferencia Episcopal Mexicana” por lo que se garantizaría su permanencia no obstante las rotaciones futuras del Consejo de la presidencia.

“Hoy nos conocimos, parecíamos lejanos, resulta que somos hermanos”. El obispo auxiliar de Monterrey así dio un gesto de confianza para hacer importantes cosas: “Reconocer la riqueza de todos, en primer lugar. El reto es la vinculación, estamos empezando y hay un camino por recorrer”.

Mons. Miranda Guardiola animó a los participantes a ir planeando un segundo encuentro. “A pesar de las diferencias que podamos tener, todos somos complementarios. Veamos para que fuimos constituidos, ninguno de nosotros vive para sí. Estos observatorios no son para nosotros, son para los demás.”

Finalmente, insistió en la unidad como reto con un objetivo aún más noble y grande. Los Observatorios católicos deben “Servir a México para ayudar a nuestra pobre gente, vencer los problemas de la población. No podamos achicarnos, ni tener miedo. Debemos vencer los obstáculos y dificultades. Hoy Dios nos regala este encuentro y la oportunidad de trabajar juntos, todos nos necesitamos”.

Share:

Leave a reply