Internacional

Embajadora de Reino Unido ante la Santa Sede: “No podemos tolerar un intento de homicidio de este tipo, con una sustancia química letal y prohibida en nuestro territorio”

Embajadora de Reino Unido ante la Santa Sede: “No podemos tolerar un intento de homicidio de este tipo, con una sustancia química letal y prohibida en nuestro territorio”

 

Sally Axworthy comentó la entrevista de Vatican Insider con el embajador ruso ante la Santa Sede: «Haremos todo lo posible para llevar a los responsables a la justicia»

 

SALLY AXWORTHY*
ROMA
 

Con respecto a la entrevista con el embajador ruso ante la Santa Sede sobre las relaciones entre Rusia y el Vaticano, la embajadora británica ante la Santa Sede, Sally Axworthy, comentó las respuestas a las últimas dos preguntas sobre el caso de Salisbury. He aquí el texto íntegro.

Sergéi y Yulia Skripal fueron hallados en la ciudad británica de Salisbury el 4 de marzo mientras estaban recuperando la conciencia. Se encuentran ahora en el hospital en condiciones muy graves. Uno de los agentes de la policía que les prestó socorro también se encuentra en el hospital. Muchos ciudadanos británicos fueron puestos en peligro. Después de una de las investigaciones que condujeron nuestros laboratorios en Porton Down, el gobierno británico ha concluido que fueron envenenados con el gas Novichok. Se trata del primer uso ofensivo de un gas en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

 

El gobierno británico ha concluido que muy probablemente Rusia es responsable del atentado, sabiendo que Rusia había desarrollado y producido el Novichok (un arma que no puede ser producida por sujetos no estatales) y que en el pasado se perpetraron homicidios patrocinados por el Estado, como el de Alexander Litvinienko, envenenado con material radioactivo en el Reino Unido hace diez años. O se trata de un ataque directo por parte de Rusia contra el Reino Unido, o Rusia ha perdido el control del gas militar que había desarrollado. Hemos pedido explicaciones a Rusia, pero su respuesta ha demostrado un absoluto desprecio por la gravedad de estos eventos. Como declaró la Primer Ministro en la Cámara de los Comunes: «No han ofrecido ninguna explicación creíble que pueda sugerir que hayan perdido el control de su agente nervioso. Ninguna explicación sobre cómo este agente haya sido utilizado en el Reino Unido; ninguna explicación sobre los motivos por los cuales Rusia cuenta con un programa de armas químicas no declarado en violación del derecho internacional. Por el contrario, han tratado el uso del gas nervioso de uso militar en Europa con sarcasmo, desprecio y desafío».

 

En la entrevista, Avdeev se refiere a la destrucción de arsenales de armas químicas con base en la “Chemical Weapons Convention”. Rusia completó la destrucción de los arsenales declarados en septiembre de 2017, con diez años de retraso con respecto a lo que prevé la convención. Rusia no declaró los gases Novichok o las instalaciones de producción a ellos asociadas, como habría debido según la convención. Sin embargo, sabemos gracias a testimonios del científico ruso Vil Mirzanayov que los gases Novichok fueron desarrollados como parte del programa de guerra química que llevó a cabo la Unión Soviética y que heredó la Federación Rusa. Podemos, por lo tanto, concluir que Rusia está violando la Convención sobre las armas químicas al no haber declarado el programa Novichok.

 

En la entrevista, Avdeev también plantea hipótesis que parecen sugerir que los gobiernos británico y estadounidense han tenido que ver con el origen del ataque. No es así. Después del ataque, Rusia ha llevado a cabo una campaña de desinformación, sugiriendo de diferentes maneras que el envenenamiento de los Skriplas se debe a una sobredosis accidental, a un suicidio fallido, a la intención británica de distraer la atención sobre la “Brexit” o a las presuntas intenciones estadounidenses de fomentar la “Rusofobia”. Desgraciadamente, las observaciones del embajador ruso parecen parte de esta campaña que pretende confundir, sembrar dudas y distraer del hecho de que un gas nervioso fabricado en Rusia fue utilizado en un intento de asesinato en el suelo británico.

 

Avdeev afirma, además, que se impidió que el cónsul ruso en Londres se encontrara con la hija de Skripal. El acceso consular se basa en una serie de consideraciones, entre las que está el peligro para los demás debido a las condiciones, además del riesgo de contaminación. Ofreceremos nuevos detalles sobre su condición a sus parientes más cercanos.

 

Nos alienta el apoyo de nuestros amigos y aliados en este caso, como la declaración conjunta de Francia, Alemania, los Estados Unidos y el Reino Unido, y el apoyo expresado por el Primer Ministro italiano Gentiloni, quien expresó precisamente hoy a nuestra Primer Ministro, “el absoluto apoyo y la solidaridad de Italia para con el Reino Unido. Los líderes concuerdan en la necesidad de una constante cooperación internacional para mantener presiones sobre Rusia”.

 

Estoy segura de que sus lectores comprenderán que no podemos tolerar un intento de homicidio de este tipo con una sustancia letal y prohibida en nuestro territorio, y que haremos todo lo posible para llevar a los responsables ante la justicia y considerar responsables a los que estén detrás del atentado.

 

 

* Embajadora del Reino Unido ante la Santa Sede

Share:

Leave a reply