Vaticano

El Papa pide que quien tenga poder no caiga en la corrupción

El Papa pide que quien tenga poder no caiga en la corrupción

 

La presentación del video-mensaje de oración de Francisco en el Dicasterio para el Desarrollo Integral. Turkson: «La excomunión de los corruptos es cuestión que hay que profundizar, no una postura de la Iglesia». El 3 de enero habrá un debate en Nápoles con representantes de los ámbitos de la política, de la educación y de la sociedad
VATICAN INSAIDER 
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

Esta vez la cosa fue más allá de la simple denuncia. En contra de la plaga que es la corrupción, estigmatizada desde que comenzó su Pontificado como un «cáncer», un «virus» que afecta a la política, a la sociedad y a la Iglesia, el Papa Francisco moviliza a los fieles de todo el mundo para que actúen con la «fuerza invisible» de la oración y para arrancar este fenómeno desde la raíz.

«¿Qué hay en la raíz de la esclavitud, del desempleo, del abandono de los bienes comunes y de la naturaleza? La corrupción. Un proceso de muerte que nutre la cultura de la muerte», afirma el Papa al principio del video, mientras los fotogramas van mostrando imágenes de rostros sufrientes de niños en África y en el Medio Oriente, de mujeres obligadas a prostituirse en las calles, de desastres ambientales y de políticos que intercambian sobornos. También aparece la lápida del juez Giovanni Falcone, que fue asesinado por la mafia siciliana. Después cambia el registro, con fragmentos del arte y de la belleza, como el Juicio Universal de Miguel Ángel, imágenes de la naturaleza y niños jugando.

 

 

Francisco denuncia: «El afán de tener y de poder no conoce límites, la corrupción no se combate con el silencio, debemos hablar de ella, denunciar sus males, comprenderla para mostrar la voluntad de hacer valer la misericordia sobre la mezquindad, la belleza sobre la nada. Pidamos juntos para que aquellos que tienen un poder material, político o espiritual no se dejen dominar por la corrupción».

 

Esta vez, según explicó el Prefecto del Dicasterio, el cardenal Peter Appiah Turkson, el Pontífice encomendó este desafío humano a las manos del Señor, pidiendo la gracia de poder vencer sobre esta plaga social». El Papa, continuó, pide «rezar con él para que la humanidad encuentre la fuerza para resistir y combatir» contra este fenómeno que daña «toda institución humana, incluida la Iglesia, que forma parte de la comunidad humana». Este video-mensaje surgió del reconocimiento de que además de la potencia humana, existe siempre la gracia de Dios y una Iglesia que le pide ayuda. No debemos hablar de resolver la corrupción en teoría, sino que hay que combatirla en todos los sectores», porque, al final, los que pagan la factura son los pobres.

 

Turkson explicó que el grupo de estudio sobre el fenómeno de la corrupción está trabajando, siguiendo las palabras del Papa Francisco (las últimas fueron las que pronunció ante las autoridades del Perú o en el mensaje al Foro de Davos). Este grupo fue instituido al final del primer debate internacional sobre la corrupción que se llevó a cabo en la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales. El mismo grupo que habría debido formular un decreto para condenar a los corruptos y mafiosos a la mayor pena en la Iglesia (la excomunión), como refirió entonces un comunicado vaticano.

 

Al respecto, el cardenal da un paso hacia atrás y aclara: «La de la excomunión fue la propuesta que hizo uno de los que participaron en las sesiones de la Academia de las Ciencias. No se puede presentar la cuestión de la excomunión como una decisión adoptada por el grupo, sobre todo porque algo hay que profundizar». Es «una pista», no una «posición de la Iglesia», insistió el purpurado. De cualquier manera, otros dos Dicasterios, la Misma Secretaría de Estado y el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, «han pedido sumarse al grupo, puesto que la excomunión también involucra la legislación de la Iglesia».

 

La Santa Sede visitará un territorio difícil, como el barrio de Scampia, en Nápoles, encrucijada para la camorra, la droga y el crimen. El Dicasterio para el Desarrollo Integral organiza para el próximo 3 de febrero un Debate público sobre la corrupción, que comenzará precisamente con la proyección del video papal y con la presentación del libro “Corrosión”, del cardenal Turkson, que lleva un prólogo del Papa.

 

«Queremos afrontar el problema en un contexto en el que a veces hay un compromiso poco claro por parte de las autoridades locales, mientras existe el esfuerzo de la mafia y de la camorra para intrometerse en los sistemas de la economía local», explicó el obispo Silvano Maria Tomasi. «Es una manera para sensibilizar a la opinión pública y afrontar el problema desde la raíz, dar una respuesta a las familias, a la gente común».

 

 

Share:

Leave a reply