Internacional

Las víctimas responden al Papa: “Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones”

 

LA COMUNIDAD DE OSORNO LOGRA ENTREGAR UNA CARTA A FRANCISCO EN LA MONEDA

Las víctimas responden al Papa: “Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones”

Barros participó en la misa y se defiende: “Se han dicho muchas mentiras sobre mí”

 

(Jesús Bastante).- “No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas”. Las primeras palabras del Papa Francisco en Chile fueron una petición de perdón por la pederastia clerical, y un compromiso con los que han sufrido a manos de depredadores revestidos de autoridad. ¿Es suficiente para las víctimas?

Parece que no. Y mucho más después de que los organizadores de la visita papal a Chile no dejaran espacio para un encuentro del Papa con las víctimas de la pederastia, muy activas en sus movilizaciones, especialmente en el caso del obispo Juan Barros. Un Barros que, por cierto, participó de la misa en el parque O’Higgins. Al polémico obispo de Osorno se le vio en varias ocasiones durante la retransmisión.

Entretanto, la comunidad de Osorno logró entregar una carta al Papa Francisco, a través del presidente de la Cámara Baja, Fidel Espinoza, pidiéndole que se revierta la designación episcopal de Barros, considerado encubridor de los abusos de Fernando Karadima.

El parlamentario hizo entrega de la misiva al Papa a través del secretario de Estado, Pietro Parolin, durante el acto en La Moneda, y apuntó que son necesarias “acciones más concretas”. Para el diputado, Francisco “está mal informado sobre la comunidad de Osorno”, que ha convocado diversas protestas tanto en Santiago como en Temuco e Iquique, a la espera de que Bergoglio rompa el protocolo y escuche sus peticiones.

 

 

 Estamos protestando con un gran sacrificio de tiempo y económico para que no se nos nos oculten. Deliberadamente se ha intentado encubrir esta realidad

 

Lo cierto es que las víctimas de abusos no han terminado de creer en la sinceridad de las palabras del Papa. Así, para Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, se trata de “otro titular barato”. “El Papa pide perdón por abusos en La Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas”, escribió en Twitter.

Por su parte, el portavoz de los laicos de Osorno, Juan Carlos Claret, afirmó que las palabras el Papa le dejaron “con sabor a poco”. Este colectivo se ha congregado en distintos lugares de paso del papamóvil, con carteles que rezan “Ni zurdos ni tontos. Osorno sufre. Obispo Barros, encubridor“.

En declaraciones a La Tercera, Claret señaló que “el Papa ha pedido perdón pero no hay cambios. No hay remoción de obispos”. “Estamos protestando con un gran sacrificio de tiempo y económico para que no se nos nos oculten. Deliberadamente se ha intentado encubrir esta realidad”, criticó.

Finalmente, la esposa del ex presidente Eduardo Frei califico de “vergüenza” que el obispo Osorno participara de la misa papal. A través de su cuenta de Twitter, Marta Larraechea se sumó a las críticas. “Barros participa de la ceremonia en Parque O’Higgins, qué vergüenza, ¿de qué pide disculpas el Papa?”, dijo Larraechea. “No le creo nada, dice una cosa y hace otra”.

El obispo de Osorno, por su parte, señaló al término de la misa que “se han dicho muchas mentiras sobre mí“, y apuntó que mantiene una buena relación con el Papa Francisco. Barros aseguró no conocer la carta del Papa en la que recomendaba que se tomase un año sabático, y subrayó que “la verdad es muy importante y debe primar (…) Yo sigo estando al servicio de la Iglesia”. En su opinión, la visita papal “no se verá empañada” por este escándalo.

Por otro lado, al menos veinte personas fueron detenidas durante la “Marcha de los Pobres” realizada en Santiago, que buscaba llegar al Parque O’Higgins, donde el papa Francisco celebró una misa multitudinaria, informaron fuentes oficiales.

Con pancartas como “Papa: los pobres marchamos contra las migajas de esta democracia” o “No puede dar la paz un cómplice que ayuda y ampara a violador”, la manifestación, convocada para las 9 hora local, fue interceptada por la policía cuando avanzaba sobre la Avenida Matta, en dirección al lugar de celebración de la homilía.

Share:

Leave a reply