Nacionales

El Papa Francisco tenía razón: México se ha convertido en una gigantesca fosa clandestina

Aún no se ha identificado el 80 por ciento de los 601 cuerpos encontrados en 174 fosas clandestinas

Cuando el pasado mes de marzo el Papa Francisco –en entrevista con Televisa– habló de una especial acción del diablo sobre México, por la presencia de la Virgen de Guadalupe en tierra azteca, sabía lo que estaba señalando. El mal que se ha enseñoreado sobre el país es inconcebible, o solo se concibe con la presencia del demonio en muchas mentes y corazones mexicanos.

En efecto, un reciente informe de la Procuraduría General de la República (PGR) de México reveló que aún no se ha identificado el 80 por ciento de los 601 cuerpos encontrados en 174 fosas clandestinas diseminadas a lo largo y ancho de la nación, desde el 1 de diciembre de 2006 hasta el 28 de febrero de 2015.

El reporte de la PGR indicó que de los 601 cuerpos hallados, 342 fueron identificados por su sexo: 302 eran hombres y 40 mujeres. EL resto tienen el estatus de “no valorable, en proceso y/o indeterminado”. Es decir, se encuentran en un estado tal de destrucción que es imposible, siquiera, determinar a qué sexo pertenecían en vida.

En el informe, que fue obtenido por el diario “El Universal” a través de la nueva Ley de Transparencia, que obliga a las autoridades mexicanas a dar información a las entidades o particulares que la exijan, la PGR señaló que no todos los casos están documentados “porque algunos estados no están coordinados” con la propia Procuraduría.

Por lo demás, uno es el número de personas encontradas en fosa clandestinas y otro, muy diferente, es el número de personas, hombres, mujeres, niños, que en México han desaparecido en los últimos ocho años.

Según cifras oficiales, en ocho años han desaparecido 20 mil personas

Casi el 50 por ciento de los casos de desaparición, es decir, poco menos de diez mil seres humanos, “desaparecieron” del mapa entre 2012 y 2014, los dos primeros años del actual régimen del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que basó buena parte de su propaganda para las elecciones presidenciales de 2012, justamente en el tema de la seguridad.

En 2011, durante el mandato del presidente Felipe Calderón del Partido Acción Nacional (PAN), se encontraron 207 cuerpos. Las fosas se localizaron en 16 de los 32 estados mexicanos y 93 de ellas fueron descubiertas en 2013 y 2014. Del total de las encontradas entre 2007 y 2015, Guerrero, en el suroeste mexicano, encabezó la lista de estados con mayor cantidad de fosas clandestinas: 79 fosas y 199 cuerpos.

Cabe señalar que fue en Guerrero, concretamente en la población de Iguala, con la desaparición de 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, donde estalló la crisis (septiembre 26 de 2014) que ha catapultado a México a los titulares de la prensa mundial, en el terreno de las desapariciones forzadas y la impunidad con que los culpables de las mismas se pasean en la vida pública.

Tras de Guerrero, el Estado de Jalisco (occidente) quedó en el segundo lugar, donde durante el periodo de noviembre de 2013 a enero de 2014 se encontraron 37 fosas y 75 cuerpos y en Tamaulipas, al noreste del país, desde 2007 las autoridades han hallado 15 tumbas y 125 cadáveres, de los cuales 120 fueron encontrados en el municipio de San Fernando en 2011, prácticamente todos ellos ultimados por la banda delictiva de “Los zetas” y todos de origen centroamericano.

En verdad, el país con el segundo mayor número de católicos del mundo se ha visto asaltado por la acción del diablo. El Papa Francisco tenía razón.

Share:

Leave a reply