Iglesia

Amistad Sacerdotal, formación permanente en la fraternidad

“La amistad sacerdotal: esto es un tesoro, un tesoro que se debe cultivar entre vosotros. No todos pueden ser amigos íntimos. Pero qué hermosa es una amistad sacerdotal. Cuando los sacerdotes, como dos hermanos, tres hermanos, cuatro hermanos se conocen, hablan de sus problemas, de sus alegrías, de sus expectativas, tantas cosas… Amistad sacerdotal. Buscad esto, es importante. Ser amigos. Creo que esto ayuda mucho a vivir la vida sacerdotal, a vivir la vida espiritual, la vida apostólica, la vida comunitaria y también la vida intelectual. Es hermoso, hermosísimo”.

Papa Francisco

Estos consejos del Santo Padre los ponen en práctica sacerdotes en la Arquidiócesis de México desde hace cuatro años, cuando nació el grupo Amistad Sacerdotal, que se reúne una vez al mes para realizar convivencias con oración, reflexión, diálogo, intercambio de recursos pastorales, actualización en el Magisterio de la Iglesia y también para un encuentro fraterno.

El responsable de esta iniciativa es el P. Juan de Dios Olvera Delgadillo, quien durante siete años fue responsable de la Formación Permanente del Clero y posteriormente Canciller de la Arquidiócesis de México.

“Amistad Sacerdotal” nació en el 2012 con la autorización del obispo auxiliar de la VII Vicaría “San Pablo Apóstol”, Mons. Antonio Lerma Nolasco, quien es el encargado –tanto en la Arquidiócesis como en la Provincia Eclesiástica de México– de la Formación Permanente del Clero.

“Esta es una forma práctica de realizar lo que nos piden todos los documentos de la Iglesia respecto a la continuidad en la formación permanente, del crecimiento y el enriquecimiento de los sacerdotes, por eso nuestro lema  es ‘El encuentro sacerdotal nos fortalece en Cristo’, y quiere decir que cuando nos encontramos con otros sacerdotes se alcanza un enriquecimiento mutuo”, explicó el P. Olvera Delgadillo.

Al respecto, el Directorio para el Ministerio y la Vida de los Presbíteros recomienda a los sacerdotes para afrontar problemas importantes como la  soledad  “una cierta vida en común entre ellos, toda encaminada al ministerio propiamente espiritual; la práctica de encuentros frecuentes con fraternal intercambio de ideas, de consejos y de experiencias entre hermanos”.

El P. Olvera Delgadillo destacó que el principal objetivo de Amistad Sacerdotal es la formación permanente de una manera espontánea con fines de crecimiento espiritual, pastoral, humano, doctrinal, como se plantea en el Código de Derecho Canónico.

Para ese propósito en cada reunión los participantes desarrollan temas de formación y actualización doctrinal. “Fundamentalmente nos actualizamos en el Magisterio de la Iglesia; también nos han tocado agradables reuniones en que a dos o tres días de que ha salido un documento del Santo Padre ya lo estamos estudiando”, indicó.

Agregó que en las convivencias se busca dar seguimiento a los temas de la Iglesia universal que va marcando el Papa Francisco, así como a las Orientaciones Pastorales del Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, para lo que se hacen traducciones y ediciones privadas de los últimos documentos.

Para este 2015 que se cumplen 50 años de la clausura del Concilio Vaticano II, se tiene contemplado estudiar cada uno de los decretos de acuerdo con la fecha de su promulgación y todo lo referente al Sínodo de la Familia.

“También buscamos estar bien informados de la situación social y política del país, como este año que es electoral, porque aunque la Iglesia no participa de manera partidista, sí ilumina y le interesa el bien común; por eso tenemos que saber cuál es nuestro papel y cuál no”, manifestó el P. Olvera Delgadillo.

Explicó que todas las reuniones de Amistad Sacerdotal inician con un momento de oración, después viene la formación doctrinal, posteriormente un médico les presenta algunas cápsulas sobre el cuidado de la salud y al final viene la convivencia fraterna.

El responsable de Amistad Sacerdotal apuntó que en estos cuatro años de convivencia han surgidos lazos de amistad multilaterales, y hasta internacionales porque a las reuniones llegan sacerdotes de diferentes nacionalidades que por alguna razón se encuentran en la Arquidiócesis de México.

“Son encuentros espontáneos –cero obligatoriedad– muy agradables; a veces contamos con la experiencia del obispo emérito, Mons. Francisco Clavel, la retroalimentación es muy enriquecedora”, expresó el P. Juan de Dios Olvera.

Los materiales de estudio se han presentado al Secretario del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, Mons. Octavio Ruíz Arenas, quien felicitó a los miembros de Amistad Sacerdotal en un videomensaje, y también han sido solicitados por la Diócesis de Tijuana para poner en práctica el modelo.

Fuente: siame.mx

Share: