CCM

Reporte Anual 2014: El Riesgo de ser Sacerdote en México

Reporte Anual 2014

El Riesgo de ser Sacerdote en México

CCM Redacción:

Por * Gustavo -Antonio Rangel

Sergio Omar Sotelo Aguilar. SSP

1- Durante los últimos 24 años, han sido perpetrados 47 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 45 son crímenes arteros; y 2 corresponden a sacerdotes que siguen en calidad de desaparecidos.

2- La lista de los agentes pastorales que han perdido la vida de modo violento de 1990 a 2014, la encabeza 1 cardenal, 34 sacerdotes, 1 diácono, 3 religiosos, 5 laicos y una periodista católica.

3- En los dos primeros años de la administración del gobierno del Lic. Enrique Peña Nieto, se tiene registro de 8 sacerdotes asesinados, y dos aún continúan desaparecidos.

4- La tendencia de atentados contra sacerdotes sigue al alza: se registra un aumentó de un 100 %, al cierre de 2014, comparado contra el segundo año de gestión del sexenio pasado.

5- Cotejando los números, el fenómeno ha ido aumentado, en el caso de México subió un 300% el índice de secuestros de sacerdotes.

6- El balance, tan sólo en 2014, indica que han sido perpetrados 4 crímenes contra agentes de Pastoral mexicanos, de los cuales 3 asesinatos corresponden a sacerdotes, y un atentado fue cometido contra un laico que acompañaba a presbítero; este último, logró sobrevivir a tiroteo, luego del intento fallido de secuestro.

7- En los últimos 12 meses, dos sacerdotes adscritos a la Arquidiócesis de Acapulco, Guerrero, pagaron con su vida al ser levantados y secuestrados por grupos violentos de la entidad. Gran dolor han causado estos magnicidios a fieles de la diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero y a la Iglesia de México en general.

8- Otro presbítero que pertenecía a la Diócesis de Atlacomulco, estado de México, fue asesinado cuando se perpetraba un robo en el templo del cual era párroco.

9- Afortunadamente 3 sacerdotes fueron rescatados: uno de la Diócesis de Apatzingán, estado de Michoacán, uno más de la Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero y un sacerdote de la Arquidiócesis de Xalapa, que fue víctima de un secuestro exprés.

10- En relación a los templos sagrados se tienen contabilizados agravios que se acercan al sacrilegio. Este rubro remontó el porcentaje de 100% de los robos a templos sagrados, comparado contra el periodo del Lic. Felipe Calderón.

Un ejemplo de lo anterior sucedió el 23 julio de 2014 cuando elementos de la marina nacional con un grupo de agentes del ministerio público federal, irrumpieron violentamente un templo de la Diócesis de Apatzingán, estado de Michoacán, así lo hizo saber el señor obispo Miguel Patiño en un escrito dirigido al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

11- Los datos aquí expuestos, señalan lamentablemente, a la República Mexicana como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal hoy en día. Si vemos el fenómeno en perspectiva histórica, el panorama para 2015 no es alentador para el sector religioso.

12- Esto nos permite ver que los agentes de pastoral en México son cada vez más vulnerables a la creciente ola de agresión, asesinatos y desapariciones forzadas, puesto que las autoridades les brindan poca o nula protección contra atentados, sobre todo, en las zonas de alto riesgo donde prolifera la inseguridad y operan los grupos del crimen organizado.

13- Recientemente el Episcopado mexicano y sacerdotes de diversas diócesis del país han expresado un rotundo ¡Basta ya!… y han señalado, “No queremos más sangre”, demandan a participar para construir una nación en la que se valore la vida, dignidad y derechos de indígenas, migrantes, mujeres, niños, jóvenes y ancianos para restaurar la justicia y paz del país.

CRÓNICA DE HECHOS

CCM En México, la unidad de investigación del Centro Católico Multimedial  tiene registro de un significativo repunte de crímenes de religiosos de los cuales durante los dos primeros años de gobierno del Lic. Enrique Peña Nieto (2012-2014), refleja 8 casos confirmados de homicidios contra sacerdotes; además, de 2 presbíteros desaparecidos, sumando un total de 10 agentes de pastoral violentados.

Un análisis del actual periodo, comparado con el segundo año de gestión del Lic. Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), indica que fueron asesinados violentamente 5 sacerdotes durante los dos primeros años del sexenio pasado.

Este fenómeno marca un claro aumento del 100%, resultado de problemas como violencia y falta de oportunidades en la administración del Lic. Peña Nieto. Esta cifra, sin embargo, puede cambiar debido a la situación que prevalece con los sacerdotes, Santiago Álvarez de la diócesis de Zamora, desaparecido el 29 de diciembre de 2013 y Carlos Ornelas Puga de la diócesis de Ciudad Victoria, desaparecido el 3 de noviembre del 2013 y de los cuales a la fecha, se sigue buscando su paradero.

Según nuestros registros en los últimos dos años, las entidades de la República Mexicana más peligrosas para el ejercicio sacerdotal en México son: Guerrero, Michoacán y Distrito Federal y su zona conurbada. Esto de acuerdo con el número de atentados perpetrados contra agentes de Pastoral en el periodo analizado.

Le siguen: Chihuahua, Veracruz, Tamaulipas, Baja California, Oaxaca, Estado de México, Puebla, Sinaloa, Durango, Colima, Hidalgo, Aguascalientes, Jalisco y Torreón Coahuila.

En relación a templos sagrados se tienen contabilizados agravios que rayan en el sacrilegio. Este rubro remontó un porcentaje de 100% en robos a Parroquias que terminaron con un asesinato. Comparado con el periodo del Lic. Felipe Calderón, donde se perpetraron 2 robos a templos sagrados en el D.F., en la presente administración peñista han sido atacados 4 templos Sagrados:  1 en Veracruz, 1 Colima, 1 en Baja California y 1 en el Estado de México, respectivamente, de los cuales lamentablemente han atentado contra la vida de 5 Sacerdotes.

Un ejemplo de lo anterior sucedió el 23 julio de 2014 cuando elementos de la marina nacional con un grupo de agentes del ministerio público federal, irrumpieron violentamente un templo de la Diócesis de Apatzingán. El obispo Miguel Patiño Velázquez, realizó un fuerte pronunciamiento por el allanamiento de morada el pasado 23 de julio de 2014 al Secretario de Gobernación, Lic. Miguel Ángel Osorio Chong, en agravio de la parroquia de San Rafael de las Cruces, adscrita a la Diócesis de Apatzingán,  en el que pidió respeto para los templos y lugares de reunión pastoral y residencias parroquiales.

Cinco años antes en el templo del Perpetuo Socorro, en Apatzingán, esta parroquia sufrió allanamiento de morada por fuerzas policiales, el 1 de agosto de 2009.

Otro caso que raya en lo sacrílego sucedió en la Iglesia Isidro Labrador, Campo Viejo,  Coatepec Veracruz, cuando el 17 de Febrero de 2014 fue hurtada la Hostia Consagrada del Sagrario, situación que lastimó a la comunidad de la Arquidiócesis de Xalapa.

PANORAMA GENERAL DE HOMICIDIOS DE LOS DOS ÚLTIMOS SEXENIOS – 2006 A LA FECHA.

El Gobierno del Lic. Felipe Calderón (2006-2012), es considerado como el más negro de la historia moderna de México, por la inacción y falta de protección a los derechos humanos de sacerdotes, religiosos y laicos católicos. Toda vez que se cometieron 24 homicidios en total: 16 atentados contra sacerdotes, 3 contra religiosos, 4 contra laicos y uno contra una periodista católica.

El actual sexenio del Lic. Enrique Peña Nieto (2012-2018), se han cometido 8 homicidios contra Sacerdotes, y se tiene registro de 2 desaparecidos. En total 10 agresiones violentas contra religiosos -en tan sólo dos años de gestión, lo que podría dar indicios de que este sexenio podría ser más violento en relación al periodo del expresidente Felipe Calderón.

En los últimos 12 meses, dos sacerdotes adscritos a la Arquidiócesis de Acapulco, Guerrero, pagaron con su vida al ser levantados y secuestrados por grupos violentos de la entidad, se trata de  El padre misionero John Ssenyando de origen Ugandes, quien trabajaba en la Diócesis de Chilpancingo, Chilapa, Guerrero. Fue levantado y secuestrado en el poblado de Nejada, Guerrero, el 30 de abril de 2014; Fue encontrado en una fosa común, el 28 de Octubre de 2014, en la comunidad de Cocula, Guerrero.

Y el padre José Ascención Acuña Osorio, de 37 años de edad, levantado y secuestrado el 21 de Septiembre de 2014, fue encontrado en el rio balsas el 23 de Septiembre, muy cerca del pueblo de Santa Cruz de Las Tinajas, en el municipio de San Miguel Totolapan, región de Tierra Caliente de Guerrero.

Gran dolor han causado estos magnicidios a fieles de la diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero y a la Iglesia de México en general.

Asimismo, otro presbítero que pertenecía a la Diócesis de Atlacomulco, estado de México, fue asesinado, cuando se perpetraba un robo al templo del cual era párroco. Nos referimos al padre Rolando Martínez Lara, párroco del templo de Santa María de Guadalupe, Canalejas, Jilotepec estado de México; fue objeto de un robo a parroquia perpetrado el crimen contra el sacerdote, durante la madrugada del miércoles 19 de febrero de 2014.

Por otro lado, un atentado, más, fue cometido contra el laico Nicolás Carrillo Vargas, quien acompañaba en calidad chofer al Sacerdote José Damián Hernández Veloz, párroco de Villa Nicolás, Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero.

El Padre José Damián Hernández Veloz, logró sobrevivir a tiroteo, luego de intento fallido de secuestro, cuando fueron sorprendidos el 20 de febrero de 2014, al circular cerca de San Antonio de los Libres, municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

En este periodo, también, 3 sacerdotes, afortunadamente, fueron rescatados, en tentativa de sufrir asesinato: Se trata de:

  1. El Padre Gregorio López Geronimo de la Diócesis de Apatzingán, Morelia
  2. El Padre José Damián Hernández Veloz, de la Diócesis de Ciudad Altamirano.
  3. El Padre Juan Cornelio Pineda, de la Diócesis de Xalapa Veracruz.

AMENAZAS DE MUERTE CONTRA SACERDOTES EN MÉXICO

Por otro lado, las amenazas de muerte contra sacerdotes, sigue al alza. De 2012 a la fecha se tiene referencia de 520 amenazas, situación que ha incrementado un promedio de 221%, las intimidaciones.

Las entidades de la República Mexicana más afectadas por amenazas son: Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Veracruz, D.F., Morelos, Aguascalientes, Colima, San Luis Potosí, Estado de México, y Chihuahua ( Sierra Tarahumara ). Los religiosos no escapan a la violencia, o intimidación psicológica, verbal, y/o consignas a través de  misivas o llamadas telefónicas.

En este contexto, en la región del sureste mexicano, la vida de un sacerdote, ha sido estipulada a precio de $ 300 mil pesos.

A la luz del problema, el intento de extorsión, en la modalidad de llamadas telefónicas y avisos verbales, proliferó con la intención de amedrentar a religiosos en zonas como Morelos, Morelia, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, D.F. y Chihuahua. Este año, se reconocieron 1520 datos, teniendo un  repunte ligeramente del 4%, comparado con el 2013.

A continuación presentamos la lista de sacerdotes y agentes de Pastoral mexicanos que ejercen su ministerio bajo panorama difícil y reciben constantes agresiones y/o amenazas de muerte:

1-  Religiosas: sor Patricia Moysén de Las Casas Márquez y sor Martha Rangel Martinez, de las Hijas de la Caridad de San Vicente, del Hospital San Carlos, en Altamirano, Chiapas, quienes han sido golpeadas y amenazadas de muerte por grupos que impiden su misión humanitaria como enfermeras, e incluso han sido objeto de despojo de una camioneta y de su ambulancia.

2-    Padre Salvador M. González párroco de la  catedral de Apatzingán, Michoacán. por denunciar grupos denominados ”autodefensas”.

3-   Padre Gregorio López Gerónimo, ex párroco de la catedral de Apatzingán, Michoacán, amenazado de muerte por denunciar grupos denominados “autodefensas” y a otros cabecillas de la Región.

4-    Padre Jorge Armando Vázquez, párroco de San Rafael de las Cruces Michoacán, recibe amenazas por haber denunciado allanamiento de templo por parte de elementos de la marina nacional y Agentes del Ministerio Publico de Michoacán.

5-    Mons. Miguel Patiño Velázquez, obispo de Apatzingán, por ser defensor de comunidades indígenas y familias michoacanas que han sido golpeadas por las acciones de grupos de narcotraficantes de la región de Tierra Caliente. Además, por criticar a funcionarios del gobierno por allanamiento a templos sagrados.

6-    Padre Alejandro Solalinde Guerra, amenazado de muerte como consecuencia de su trabajo en defensa de los derechos de migrantes, en albergue de Ixtepec, Oaxaca.

7-    Padre José Damián Hernández Veloz, párroco de Villa Nicolás, Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero, amenazado de muerte por su trabajo a favor de las comunidades desprotegidas de la región, por el abastecimiento de despensas y por evitar secuestros, extorción, saqueos y robo de jóvenes, para involucrarlos en el crimen organizado.

8-    Padre Juan Cornelio Pineda, de la congregación María de la Torre, en la zona norte de Xalapa, Veracruz, ha sido amenazado de muerte por sus captores que no pudieron concluir el secuestro exprés en su contra.

9-    Padre Julián Verónica González, de Amatlán Veracruz, ha sido amenazado de muerte a partir de su lucha social contra el Proyecto Hidroeléctrico “El Naranjal”; su actividad es a favor de la defensa de la naturaleza y de las comunidades indígenas.

10- Padre Marcelo Pérez Pérez, ha recibido amenazas de muerte y hostigamientos por oponerse en contra de establecimientos botaneros y contra los efectos del alcoholismo, drogadicción, prostitución y vicios que están causando una ruptura del tejido comunitario de Simojovel, Chiapas.

11- Padre Jorge Medina Enríquez, de 70 años de edad, fue detenido injustamente y recluido en el Reclusorio Oriente de la ciudad de México 225 días, tan solo por defender valientemente el predio del Atrio Sur de la Parroquia de Santiago Apostol), ubicado en Avenida Centenario 1336, C.P. 07040, Colonia Pueblo de Santiago Atzacoalco, Delegación Gustavo A. Madero, Distrito Federal. Por este predio el presbítero, ha sido amenazado de muerte.

12- Padre Pedro Pantoja Arreola, amenazado de muerte como consecuencia de su trabajo en defensa de los derechos de migrantes, en albergue Belén Posada del Migrante, Saltillo, Coahuila.

Lo anterior se refiere a sacerdotes y obispos mexicanos que durante 2014 de manera directa o indirecta han sido molestados cuando se dirigían a cumplir  funciones  propias de su ministerio. Esto sin tomar en cuenta que en distintas ocasiones han sido alcanzados e invitados a no interferir en actividades sociales que competen a las familias y grupos de interés común.

Definitivamente, las agresiones que sufren religiosos significan un obstáculo para desempeñar su ministerio. Y si hablamos de homicidios, la pérdida por la sangre derramada de sacerdotes y laicos, es irreparable para la iglesia católica.

A la luz del problema, el balance general al 2014 es el siguiente: durante los últimos 24 años , en total han sido perpetrados 47 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 45 son crímenes arteros; 2 corresponde a Sacerdotes que siguen en calidad de desaparecidos.

La lista de los Agentes Pastorales que han perdido la  vida de modo violento de 1990 a 2014,  la encabeza 1 cardenal, 34 sacerdotes, 1 Diacono, 3 religiosos, 5 laicos Sacristán, y 1 periodista católica

Para ahondar en la gravedad del problema, la Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial (CCM), como es usual, anexa la información actualizada de religiosos que han perdido la vida por cumplir labores de Pastoral en México. He aquí los datos de los cuales hemos tenido noticia. Tal y como lo demuestra el registro de 1990 a Diciembre de 2014.

Relación general de homicidios perpetrados contra Sacerdotes de 1990 hasta 2014.

1990

El Padre Guillermo Madrigal Arias, de 46 años de edad, fue victimado la madrugada del 10 de diciembre de 1990, junto con el matrimonio formado por Rigoberto Betancourt Bejarano y Lilia Sánchez de Betancourt, de 26 y 25 años de edad, en la región fronteriza de Ciudad Juárez, informó la Policía Judicial del Estado. El parte policial no refiere más datos del lugar del múltiple homicidio.

1993

Cardenal mexicano Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado en el aeropuerto de Guadalajara, el 24 de mayo de 1993. La tesis oficial, en ese entonces fue que al Cardenal «lo confundieron» con un alto Jefe del crimen organizado; sin embargo, algunas fuentes señalan que las últimas investigaciones coinciden con el Cardenal Sandoval Iñiguez, de que se trató de un “homicidio de Estado”. (Caso aun sin resolver).

Padre Abelardo Espinoza Aguilera, de la Diócesis de Apatzingán, Estado de Michoacán.

1994

Fray. Abdias Díaz, de la Orden de los Misioneros de Guadalupe, atacado con lujo de violencia el día 2 de diciembre de 1994, en el sur de la Ciudad de México; No se conocen datos del móvil de homicidio.

1995

Padre Miguel Marzán Arriola, de la Diócesis de Apatzingán, Estado de Michoacán.

1998

Padre Mauro Andrés Ortíz Carreño, brutalmente asesinado la noche del miércoles 6 de Mayo de 1998, en la comunidad del templo de Nuestra Señora de la Nieves, en Antequera, estado de Oaxaca.

2000

Padre José Ignacio Flores Gaytán, asesinado el 17 de enero del año 2000, en la ciudad de Torreón, estado de Coahuila; reporte de autoridades locales señalan que el móvil fue robo.

2004

Ramón Navarrete Islas, de 56 años, asesinado con arma blanca el 7 de julio en la diócesis de Ciudad Juárez, Chihuahua.  Reportes de autoridades locales señalaron el robo como móvil.

Macrino Nájera Cisneros, de 42 años, fue asesinado el 25 de octubre en Jilotlán, Jalisco.  El padre defendió a una niña durante una fiesta de 15 años.  El asesino lo mató junto a otras dos personas.

2005

Manuel Delgado, de 42 años, asesinado el 6 de febrero, era vicario del templo de Cristo de Burgos, Cd. Jiménez, Chihuahua.  Su cuerpo fue encontrado con indicios de tortura.
Luis Velázquez Romero,de 51 años, fue asesinado el 25 de octubre; su cuerpo fue encontrado en la cajuela de un automóvil, tenía las manos atadas.  El sacerdote era Juez del Tribunal eclesiástico diocesano de Tijuana, BC.

2006

Diácono Juan Francisco Castrejón, de 34 años, del D.F., fue asesinado el 27 de febrero cuando iba circulando a bordo de su automóvil. El delincuente le dio dos balazos. Se desconoce el móvil del asesinato.

2007

Misionero Ricardo Junious Sanders, de 76 años, asesinado el 28 de julio dentro de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en la Colonia San Rafael, Ciudad de México.  El sacerdote trabajaba con drogadictos y alcohólicos. Fuentes cercanas a los Caballeros de Colón aseguran que el padre denunció varios giros negros de su demarcación.

Fernando Sánchez Durán,de 68 años, fue secuestrado y asesinado en el mes de julio en Santiago Tlatepoxco, Tepeji del Rio, Querétaro.
Humberto Macías Rosales,de 52 años, fue asesinado en 1 de mayo en el interior de su automóvil.  Era párroco del templo Nuestra Señora de la Luz en Aguascalientes.

2008

Julio César Mendoza Acuña,de 33 años, fue atacado por dos sujetos y asesinado el 2 de mayo.  Era párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima, Venustiano Carranza, DF.

Gerardo Manuel Miranda Ávalosasesinado el 2 se septiembre  presuntamente a manos de sicarios de La Familia Michoacana.  Era director del instituto Fray Juan de San Miguel, Los Reyes, Michoacán.

2009

P.Habacuc Hernández Benítez asesinado el 13 de junio, acribillado con los seminaristas Eduardo Oregón y Silvestre González, mientras viajaban en una carretera.  El asesinato fue en Arcelia, Guerrero. Se desconoce el móvil del asesinato.

Eduardo Oidor Hernández, de 42 años, asesinado el 6 de febrero de 2009, con arma blanca en la zona limítrofe entre Puebla y Tlaxcala. Atentado en la carretera Atlixco.

2010

José Luis Parra Puerto,de 50 años, asesinado el 27 de abril por dos individuos que los interceptaron al salir de una reunión. Su cadáver fue encontrado al interior de una camioneta en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.  Era el vicario del templo de Asunción Sagrario Metropolitano, de la Ciudad de México.

Florentino Carmona Méndez,de 67 años, asesinado el 27 de abril por contusiones múltiples.  El móvil según autoridades locales, fue robo a la parroquia del Espíritu Santo de Xalapa, Veracruz.

Carlos Slavaro Wotto, El padre tenía 83 años.  Lo torturaron y lo asfixiaron.  Los asesinos saquearon la casa parroquial.  El sacerdote era párroco del templo de Nuestra Señora de las Nieves, en Antequera, Oaxaca.

Hno. Francisco Escamilla Sánchez director del colegio Instituto Marista México, de 42 años, asesinado el 2 de febrero. Fuentes cercanas a la víctima aseguran que se enfrentó a una mafia que obligó a las escuelas particulares del DF a contratar el servicio de camión obligatorio. El móvil de asesinato es confuso pero algunos elementos apuntan a una denuncia de fraude por 10 millones de pesos.

2011

Santos Sánchez Hernández,de 43 años, asesinado el 22 de febrero al interior de la casa parroquial de Mecapala, Puebla.  Autoridades locales señalas al robo como móvil.

Marco Antonio Durán,de 48 años, murió por “una bala perdida” durante un enfrentamiento entre policías y un grupo criminal el 2 de julio.  El presbítero se desempeñaba como párroco de la Iglesia de San Roberto Belmarino, Matamoros, Tamaulipas.

Salvador Ruíz Enciso, 55 años, asesinado el 22 de mayo. Fuentes cercanas manifestaron que el padre  realizó varías denuncias contra delincuentes que operaban cerca de parroquia “Divino Rostro de Jesús”, en la comunidad La Mesa, BC.

José Francisco Sánchez Durán,60 años, asesinado el 26 de abril. Según autoridades locales el móvil fue robo con arma blanca. El sacerdote se encargaba de la iglesia “Patrocinio de San José”, de la Colonia Educación, Coyoacán, DF.

La periodista católica María Elizabeth Macías Castro, de 39 años, del movimiento Scalabriniano de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Fue secuestrada y luego brutalmente asesinada y mutilada. La comunicadora prestaba un servicio social a través de las Redes Sociales a favor de la comunidad de Nuevo Laredo, motivo por el cual un grupo delincuentes del crimen organizado truncó su vida.

El Sacristán, Luis Miguel Islas de 54 años, se desempeñaba en al Iglesia del pueblo de “la Conchita”, de Zapotitlán, Delegación Tlahuac, Distrito Federal. Fue asesinado por 5 impactos de bala en la cabeza, por un sujeto que intento robarle la camioneta en que  trasportaba artículos religiosos. La policía ministerial confirmó, en primera instancia, que el ataque directo y certero apunta que fue en un intento de despojo de vehículo.

2012

Teodoro Mariscal Rivas asesinadode 45 años, originario de Tala, Jalisco, fue asesinado entre el 18 0 19 de septiembre.Se encontraron en su cuerpo indicios de tortura y asfixia. Se desconoce el móvil. Estaba a cargo de la iglesia de Santa Cecilia en Mochicahui, Sinaloa.

Gerardo Ávila, de 64 años, asesinado el 28 de enero. Párroco de la iglesia de la Inmaculada Concepción, en Villas de la Hacienda en Atizapán, se encontraron en su cuerpo indicios de tortura. Autoridades locales señalan al robo como móvil.

Victor Manuel Diosdado Ríos,Diócesis de Apatzingán, su trabajo pastoral incomodó a varios criminales, lo que costó la vida. 2012.

El Sacristán Laico, Miguel Ángel López, de 45 años, fue asesinado  con arma punzo cortante, al interior de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes el 23 de enero de 2012. El evento trágico fue perpetrado en la iglesia ubicada en el barrio de Tierra Blanca, de la Arquidiócesis de Durango. Según las investigaciones, el sacristán fue tomado por sorpresa, su agresor lo atacó por la espalda. Las investigaciones continúan para confirmar la causa del homicidio.

2013

José Flores Preciadofue asesinado el 5 de febrero dentro del templo de Cristo Rey en Colima, murió en el hospital. Los delincuentes arribaron el templo Cristo Rey cerca de las 11 de la noche del martes para asaltar el templo, pero se percataron que aún se encontraba el sacerdote en el lugar, quien se encontraba dormido, por lo que fue sometido y golpeado.

Flores Preciado quedó herido y con traumatismo craneoencefálico hasta que varios seminaristas llegaron al lugar, después de más de una hora, y pidieron auxilio a las autoridades, más tarde vendría su fallecimiento en el Hospital Regional Universitario, a donde había sido trasladado para recibir atención médica.

Ignacio Cortez Álvarezfueasesinado el 22 de julio. La Procuraduría General de Justicia de Baja California, informó que el móvil fue robo con violencia. El padre era responsable de la parroquia María Auxiliadora en el municipio de Ensenada.

Hipólito Villalobos Lima,de 45 años, y el vicarioP.Nicolás De la Cruz Martínez, de 31 años,  fueron encontrados muertos en la Parroquia de San Cristóbal, en el municipio de Ixhuatlán de Madero, en el estado de Veracruz el 29 de noviembre.  La diócesis de Tuxpan dice que la zona es controlada por cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Joel Román Salazar,de la Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero, muerte repentina porque fue despeñado en su vehÍculo con premeditación , alevosía y ventaja. Falleció el 10 de diciembre de 2013.

2014

Misionero P. John Ssenyando de origen Ugandés, trabajaba en la Diócesis de Chilpancingo- Chilapa, Guerrero. Fue levantado y secuestrado en el poblado de Nejada, Guerrero, el 30 de abril de 2014. Fue encontrado en fosa común, el 28 de Octubre de 2014 en la comunidad de Cocula, Guerrero.

José Ascención Acuña Osorio, de 37 años de edad, levantado y secuestrado el 21 de Septiembre de 2014, fue encontrado en el río Balsas, el 23 de Septiembre, muy cerca del pueblo de Santa Cruz de Las Tinajas, en el municipio de San Miguel Totolapan (región de Tierra Caliente de Guerrero).

Rolando Martínez Lara, párroco del templo deSanta María de Guadalupe, Canalejas, Jilotepec estado de México; fue objeto de un robo a parroquia perpetrado el crimen contra el sacerdote, durante la madrugada del miércoles 19 de febrero de 2014.

Nicolás Carrillo Vargas, laico quien acompañaba en calidad chofer al Sacerdote José Damián Hernández Veloz, párroco de Villa Nicolás, Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero. El Padre José Damián Hernández Veloz, logró sobrevivir a tiroteo, luego de intento fallido de secuestro, cuando fueron sorprendidos el 20 de febrero de 2014, al circular cerca de San Antonio de los Libres, municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

Hasta aquí los registros, y ante la gravedad, resumimos que la Iglesia Católica en México confronta serias dificultades para ejercer la propagación del Evangelio en distintas zonas geográficas del país, además se siente profundamente golpeada e indignada ante la violencia contra sus hijos cuya vida ha sido truncada.

Así lo indican los datos analizados. Los ataques contra religiosos tienen un fuerte olor a intolerancia. Son definitivamente rechazables todas esas agresiones, sobre todo, las que se llevan a cabo directamente en las parroquias, así como en la calle; lo que en algunos casos terminan en homicidios.

No por nada, “cuando asesinan a un sacerdote se lastima a la comunidad, se lastima a la Iglesia y se lastima a la sociedad, porque es un líder que está al servicio de la gente”, dijo el Padre Alan Camargo, vocero de la diócesis de Matamoros.

En suma, los casos de homicidios contra sacerdotes y laicos ocurridos en México durante 1990 y 2014, ponen el dedo en la llaga, al señalar que poco se ha hecho por esclarecer los magnicidios de sacerdotes, religiosos y laicos caídos en cumplimiento de su ministerio sacerdotal.

Aún estamos a tiempo de corregir el fenómeno; por ello, urgen reformas para proteger a los religiosos de México, cualesquiera sea su denominación o credo.

Sergio Omar Sotelo Aguilar SSP.

Dir. Centro Católico Multimedial

Gustavo Antonio Rangel

– Periodista Católico de la Diócesis de Teotihuacán.

– Es Analista Católico e Investigador especializado en Neopersecución de Sacerdotes en México, de 2006 a la fecha.

– Desde 2009, Coordina la Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial C.C.M.

– Ha ganado el Premio Nacional de Periodismo Católico 2008.

– Ha sido Profesor de los Talleres de Radio y Televisión de la Universidad Salesiana de México.

-Actualmente cursa la Maestría en Educación y Comunicación.

Share:

Leave a reply