Internacional

Informe de libertad religiosa en el mundo

En dos años, la libertad religiosa en
el mundo se ha deteriorado gravemente

• De acuerdo con Ayuda a la Iglesia que Sufre, la libertad religiosa se está reduciendo también en los países occidentales por razones históricas.

La Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia que Sufre presentó su “Informe Internacional 2014”, sobre libertad religiosa, documento que por primera vez se dio a conocer de manera simultánea en varios países. En México, el evento tuvo lugar en las instalaciones del Instituto Mexicano de Doctrina Social Católica (Imdosoc).

Este informe, que abarca 196 países, se elaboró a partir de unas 400 fuentes consultadas y de testimonios de campo, y se puede descargar en la página www.ayudaalaiglesiaquesufre.mx
Entre las conclusiones a la que llegan los analistas, están:

1. El derecho a la libertad religiosa se vulnera o se está deteriorando de forma significativa en 82 de los 196 países del mundo, lo que equivale al 42 por ciento.

2. En otros 35 países (el 18 por ciento) se ha clasificado en la categoría de “preocupante”, pero sin deterioro de la libertad religiosa.

3. En los 80 países restantes (el 41por ciento), la situación no es preocupante.

4. En la mayor parte de los lugares donde la situación de la libertad religiosa ha sufrido algún cambio, se reporta un estado de empeoramiento. De los 196 países analizados, solo seis han mejorado. El deterioro de la situación se ha registrado en 55 países (el 28 por ciento).

5. Incluso, en cuatro de los seis países en los que se ha observado cierta mejoría (Irán, los Emiratos Árabes Unidos, Cuba y Qatar) siguen clasificados como lugares de persecución “alta” o “media”.

6. En total, la falta de libertad religiosa hace que 20 países estén clasificados en la categoría de “alta”. De ellos, 14 sufren persecución religiosa ligada al islam extremista. Se trata de: Afganistán, Arabia Saudí, Egipto, Irán, Iraq, Libia, Maldivas, Nigeria, Paquistán, República Centroafricana, Somalia, Siria, Sudán y Yemen. En los seis países restantes, la persecución religiosa está ligada a regímenes autoritarios. Se trata de: Azerbaiyán, China, Corea del Norte, Eritrea, Birmania (Myanmar) y Uzbekistán.

Basándose en estos datos, el Informe concluye:

1. Entre 2012 y 2014, la libertad religiosa mundial ha entrado en un período de grave deterioro.

2. Los titulares de los medios de comunicación muestran una creciente tendencia a marginar a las comunidades religiosas.

3. En la lista de Estados con las violaciones más graves de la libertad religiosa predominan los países musulmanes.

4. La libertad religiosa se está reduciendo en los países occidentales por razones históricas. En primer lugar, porque existe un desacuerdo sobre el papel que debe tener la religión en la “vida pública”, y porque la apertura a la libertad religiosa está amenazada por la creciente preocupación social por el extremismo.

5. Los cristianos siguen siendo la minoría religiosa más perseguida, debido en parte a su amplia difusión geográfica y a su elevado porcentaje. No obstante, también los musulmanes sufren un alto grado de persecución y discriminación, tanto a manos de otros musulmanes como de Gobiernos autoritarios.

6. Los judíos de Europa Occidental sufren violencia y otros malos tratos de baja intensidad. Sin embargo, este tipo de problemas han provocado mayor emigración hacia Israel.

7. Se han encontrado algunas manifestaciones positivas de cooperación religiosa, pero con frecuencia son el resultado de iniciativas locales no de un avance a nivel nacional.

8. La persecución de las minorías religiosas están provocando desplazamientos de grandes cantidades de población lo que ha llevado a una crisis internacional de refugiados.

9. Los países de Europa Occidental, que hasta hace poco eran mayoritariamente cristianos, se parecen cada vez más a las sociedades multiconfesionales de Oriente Medio. Este hecho está generando tensiones, tanto políticas como sociales.

10. El incremento del “analfabetismo religioso” entre los legisladores occidentales y los medios de comunicación internacionales está obstaculizando el diálogo productivo y la formulación de políticas eficaces.

11. Para revertir las alarmantes tendencias descubiertas en este Informe, la responsabilidad de luchar contra la persecución reside en las propias comunidades religiosas, y es urgente que todos los líderes religiosos proclamen alto y claro su oposición a la violencia por motivos religiosos y de que reafirmen su apoyo a la tolerancia religiosa.

Algunas consideraciones

Los actos de violencia cometidos en nombre de la religión siguen dominando. El terror de inspiración religiosa no solo está muy extendido, sino que se está incrementando.

Unas veces, el deterioro es causa de la discriminación legal o constitucional; otras, se relaciona con la hostilidad sectaria, a menudo con tensiones raciales y tribales. En algunos casos, implica que hay un grupo religioso que oprime o que incluso intenta eliminar a otro. En otros, un Estado autoritario trata de restringir las actividades de un grupo religioso concreto.

En los países occidentales está apareciendo una tensión religiosa provocada por el fenómeno del ateísmo, el secularismo liberal y la rápida influencia de los inmigrantes o refugiados por motivos económicos, que tienen una religión y una cultura diferente de la del país de acogida.

Por : Carlos Villa Roiz

Share: