CCM

¿Convertirme yo al islam? Soy cristiano y moriré como tal

«El Estado Islámico (EI) no tiene piedad de los cristianos. 

No dudan en decapitarnos uno a uno. Venden a nuestras mujeres o las convierten en esclavas sexuales. No son humanos», se lamenta Soiki Said, policía de la ciudad de Mosul, ciudad de la que se vio obligado a huir.

«El Ejército iraquí huyó en desbandada, dejando todos los arsenales abandonados. Los policías tratamos de resistir, pero nuestras armas eran insuficientes contra los tanques y la artillería del Estado Islámico, así que no tuvimos más remedio que rendir la ciudad y huir», se lamenta este cristiano que reconoce que muchos de sus amigos –cerca de cuarenta, precisa– se convirtieron al islam para salvar su vida.

«¿Convertirme yo al islam? Soy cristiano y moriré como tal. Prefiero que me corten el cuello antes que profesar la misma religión que esos asesinos», sentencia el ex policía, padre de un hijo discapacitado y al que no puede mantener, ya que tuvo que huir con lo puesto de Mosul.

«He vendido hasta las alianzas de boda para poder comprar medicamentos a mi hijo», se queja este desplazado, que se ha visto obligado a refugiarse en la iglesia de San José, en la ciudad de Erbil (al norte de Irak). En esta Iglesia, situada en el barrio cristiano de Ainkawa, se refugian desde el pasado mes de junio cerca de 250 familias cristianas que huyeron de ciudades como Basora, Tikrit o Mosul.

Erbil, único lugar seguro para los cristianos

Los cristianos constituyen sólo el 5% de la población de Irak, cerca de 1.500.000. Desde que la comunidad internacional impusiera sanciones económicas contra el Gobierno del dictador Sadam Husein, los cristianos fueron emigrando a los países vecinos; aun así, la entrada en escena de los yihadistas les ha colocado en el disparadero y muchos, aún, viven atenazados por el miedo a que sigan su avance hasta la ciudad de Erbil, el único lugar seguro para estos cristianos.

Fuente: Siame.

Share:

Leave a reply