Nacionales

Las críticas constructivas ayudan a la Iglesia: Card. Rivera Carrera

Durante la misa dominical en la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera habló de la visita pastoral que viene realizando en la Arquidiócesis de México, y celebró las reuniones que ha tenido con jóvenes quienes de manera libre, han dialogado con el Sr. Cardenal a quien le han expresado su amor por la Iglesia y su deseo de que cada vez sea más santa: “lo que dicen es porque así lo ven, así lo sienten, y a todos nos sirve esa crítica, porque es una crítica positiva de los jóvenes pero al mismo tiempo nos encaminan para abrir caminos nuevos. No es una crítica corrosiva de odio o de venganza, no; ellos quieren que conozcamos lo que hay de malo en la Iglesia para que nosotros vallamos viendo lo que debemos de cambiar.”

Durante la homilía, explicó que Jesús no quiso dejar a sus seguidores dispersos y aislados, sino que decidió congregarlos en una comunidad organizada que llamó Iglesia, o como lo expresó el Concilio Vaticano II: “Dios quiere santificar y salvar a los hombres no individualmente y aislados entre sí, sino constituir un pueblo que lo conozca en la verdad y le sirva santamente”.

“Esta decisión divina aparece con claridad en tres símbolos que revelan la naturaleza del ministerio confiado a Pedro: Jesús le cambia el nombre llamándolo “Piedra – Roca”, para indicar que se trata de una cimentación inamovible sobre la cual se edificará la nueva Iglesia. Las “Llaves” símbolo del poder sobre estas realidades ya sea en el campo administrativo, jurídico o de enseñanza.  “Atar y desatar”, son la concretización del poder de las llaves, las intervenciones de Pedro y de sus sucesores no serán sólo actos jurídicos y rituales sino actualización en la historia de la voluntad salvífica de Cristo”, dijo el Sr. Cardenal.

Luego explicó que “la Iglesia fundada por Cristo no es fortaleza, es barca y sacramento de salvación, es el Cuerpo de Cristo, es Pueblo de Dios, es edificación de Dios en donde todos nosotros somos piedras vivas elegidas por Cristo. La Iglesia ha sido constituida por Cristo y guiada por su Espíritu a través de los siglos, y no podemos pretender hacerla según nuestros criterios personales.  Tiene por voluntad de su Fundador una guía formada por el Sucesor de Pedro y de los Apóstoles.”

Finalmente aseguró que “Una imagen empobrecida, unilateral, parcial, distorsionada o falsa de Jesús nos conduciría a una vivencia empobrecida, unilateral, parcial, distorsionada o falsa de la fe y de la vida. Hoy somos invitados a proclamar la misma fe en Cristo que Simón Pedro y los Apóstoles profesaron: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.

Fuente: Siame.mx 25 agosto 2014.-

Share: