CCM

Reliquias de Juan XXIII y Juan Pablo II en el corazón de Coyoacán

  • Al celebrar la Eucaristía, el Obispo Auxiliar de la V Vicaría manifestó que Juan XXII y Juan Pablo II brillan como ejemplo de que a pesar de la adversidad se puede descubrir la presencia de

El grito de “Juan Pablo II te quiere todo el mundo”, se escuchó con fuerza este domingo en el corazón de Coyoacán, cuando cientos de fieles de la V Vicaría “San Pedro Apóstol”, se congregaron en la Parroquia San Juan Bautista, para recibir la peregrinación de las reliquias de los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II y vivir la “Fiesta de la gratitud” por la canonización de los dos Papas el próximo 27 de abri.

La urna que contiene la figura en cera del “Papa amigo” con una reliquia de primer grado protegida en un relicario de cruz, así como una reliquia de segundo grado del “Papa bueno”, fueron recibidas en la puerta del histórico templo por el obispo auxiliar Mons. Jorge Estrada Solórzano y el presbiterio de la V Vicaría.

Al paso de la procesión que fue iluminada con cirios y acompañada por un fuerte aplauso, los feligreses no podían contener la emoción y las ganas de ver y tocar a Juan Pablo II.

Como la señora Esther, quien con lágrimas en los ojos le pedía al próximo santo que “interceda por toda mi familia y para que pueda llevar mi vejez con bien…yo lo conocí en la Catedral y desde entonces impactó mi vida”.

Daña Alicia por su parte llegó a pedir la intercesión del beato para que sus hijos tengan trabajo y que toda su familia se acerque a Dios porque están muy alejados, petición que acompaña con el rezo de una novena a Juan Pablo II

Personas de todas las edades, algunas en silla de rueda y con muletas se hicieron presentes en la Parroquia San Juan Bautista “aunque sea para tocar la urna”, como relató el señor Felipe, quien dijo sólo sale de su casa en ocasiones especiales porque no puede caminar.

Algunas madres cargaban a sus hijos en brazos para que pudieran ver al “Papa amado” mientras les explicaban que “pronto será santo”. También muchos jóvenes llegaron a venerar las reliquias, como las hermanas Gabriela y Patricia, quienes desde muy pequeñas a través de sus padres han conocido del carisma y el mensaje de Juan Pablo II. Compartieron que  le pidieron “por nuestra familia y para que podamos terminar nuestras carreras”.

La comunidad de los frailes Franciscanos, que atienden la Parroquia San Juan Bautista, le dieron la bienvenida a Mons. Estrada Solórzano y le manifestaron su “inmensa alegría y agradecimiento por habernos traído este regalo de las reliquias de los dos Papas”.

Al celebrar la Eucaristía, el Obispo Auxiliar de la V Vicaría manifestó que Juan XXII y Juan Pablo II brillan como ejemplo de que a pesar de la adversidad se puede descubrir la presencia de Dios y que su ministerio en la Iglesia como sucesores de Pedro son un signo del amor de Dios, “especialmente de su providencia, de que no abandona a su pueblo, de que lo acompaña por las vicisitudes de esta vida”.

“La presencia de sus reliquias con nosotros son imagen de la devoción que tenemos a los santos, por quienes Dios enriquece a su Iglesia y nos da pruebas de que esta con nosotros y también porque su ejemplo nos impulsa y su intercesión nos ayuda a colaborar con el misterio de la salvación”, agregó.

Pidió la oración de todos, “para que siguiendo sus testimonios, también nosotros , la Iglesia podamos caminar siempre en la presencia de Jesús, como verdaderos hijos de Dios”.

Las reliquias de los dos Papas permanecerán en la Parroquia San Juan bautista para veneración de los files hasta el próximo domingo, que la “Fiesta de la Gratitud” se trastada a la VI Vicaría.

Fuente: Siame.mx marzo 18, 2014.-

Share:

Leave a reply