Iglesia

Comunicado de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Acapulco

*A las comunidades diocesanas

*A los agentes de pastoral

Reunidos en el encuentro sacerdotal de la Provincia de Acapulco, sacerdotes y obispos hemos dedicado tiempo a la oración, al estudio y a la convivencia, como una oportunidad de fortalecer el ministerio sacerdotal para afrontar los retos pastorales que tenemos en las cuatro diócesis guerrerenses.

Nueva Evangelización. Apoyados en la reciente exhortación apostólica del Papa Francisco, Evangelii Gaudium, hemos analizado nuestro ministerio pastoral y los cuestionamientos que se hacen a la Iglesia, reconocemos nuestras debilidades, carencias y límites, así como nuestras fortalezas, aciertos y valores. Asimismo, examinamos los desafíos y las expectativas relacionadas con nuestra manera de intervenir en las comunidades y en la sociedad, en general.

Nos dejamos interpelar por las indicaciones que el Papa Francisco hace a toda la Iglesia católica en su exhortación. Queremos animar a nuestras comunidades eclesiales desde dentro de ellas con una verdadera actitud de servicio pastoral, para que se conviertan en espacios de misericordia y de solidaridad, en las casas de los pobres y excluidos. Queremos ser una ‘Iglesia en salida’, pronta para llegar ‘con la alegría del evangelio’ a los que sufren y están abandonados. Nos proponemos generar un camino de conversión pastoral para ser una Iglesia de los pobres para los pobres que con el Evangelio dignifique a todos. Estas son algunas de las muchas propuestas que queremos activar en nuestras comunidades eclesiales. Sabemos que nuestro aporte específico es el Evangelio que responde a necesidades profundas de nuestros pueblos.

Seguimos con la atención a la comunidades afectadas por la tormenta Manuel. Del momento de la emergencia causada por las lluvias de septiembre, en que las cuatro diócesis de Guerrero iniciamos un acompañamiento pastoral a los afectados, continuamos realizando algunas acciones diocesanas relacionadas, principalmente, con la capacitación y con la reconstrucción.

En relación a la capacitación, las diócesis estamos preparando equipos que colaboren en la prevención y en la atención de riesgos y de emergencias. Cada diócesis ha programado acciones de capacitación en las foranías, decanatos y parroquias, de manera que estemos en condiciones de dar respuestas más eficaces con ocasión de los eventuales desastres.

También seguimos con interés las necesidades que se derivan de la reconstrucción, tanto de las comunidades como de la infraestructura física de las mismas. Seguimos haciendo vínculos de colaboración con autoridades y con organizaciones civiles para concretar algunos proyectos. Cada diócesis hace lo propio, de acuerdo a sus necesidades y a sus circunstancias. La Arquidiócesis de Acapulco está formulando, por ejemplo, un proyecto de reconstrucción de vivienda que ha de concretarse pronto en reconstrucción de viviendas en Tres Palos y en la parroquia de Cacahuatepec.En esa misma perspectiva, ha iniciado un proceso de capacitación en economía solidaria para construir una respuesta productiva en la Costa Chica en las parroquias de Cruz Grande, Marquelia y San Luis Acatlán.

Atención a víctimas de la violencia. Uno de los acuerdos del Encuentro Provincial que tuvimos en Ciudad Altamirano en el mes de enero fue la realización de un curso de inducción para agentes de pastoral de las cuatro diócesis sobre la práctica del acompañamiento integral a víctimas de la violencia. Este tema lo hemos asumido como Provinciadebido a una situación generalizada de emergencia socialprovocada por la violencia en diversas regiones del estado de Guerrero. Próximamente tendremos este curso para agentes de pastoral en la ciudad de Acapulco. Queremos implementar la capacitación para 20 agentes de pastoral de cada diócesis de la provincia, de forma que podamos contar cada vez con más personal capacitado para el acompañamiento pastoral y psicosocial.

Fuente: CEM

Share:

Leave a reply