CCM

Agresión contra sacerdotes en México de 1990 a 2013

Elenco de la creciente agresión contra sacerdotes en México de 1990 a 2013

CCM Redacción: Por * Gustavo Antonio Rangel Y Sergio Omar Sotelo Aguilar. SSP

Reporte Especial 2013: Sucesos alrededor de la Iglesia Católica Mexicana

La Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial C.C.M. presenta el actual recuento de los sucesos alrededor de la Iglesia Católica Mexicana, en donde publicamos la lista actualizada de los Agentes Pastorales, Sacerdotes, Religiosos y Laicos, que han perdido la vida en México, tan sólo, por cumplir su compromiso de anunciar valientemente los valores del Evangelio. Es cierto que los númeos dicen algo, pero son fríos y nunca nos darán un reflejo exacto del impacto que este fenómeno deja en la Sociedad Mexicana.

– Durante los últimos 23 años, han sido perpetrados 36 atentados contra miembros de la Iglesia Católica Mexicana, de los cuales 34 son crímenes arteros; 2 corresponde a Sacerdotes desaparecidos.

– La lista de los Agentes Pastorales que pagaron con su vida de 1990 a 2013, la encabeza 1 cardenal, 25 sacerdotes, 2 religiosos, 1 Diacono. Se registraron 4 laicos, y una periodista católica asesinados.

– De acuerdo con registros que tenemos al cierre del 15 de Diciembre de 2013, en los últimos 12 meses, han sido asesinados 3 sacerdotes; además, 2 Presbíteros se encuentran en calidad de desaparecidos. En este periodo, afortunadamente, 3 Sacerdotes sí lograron ser rescatados y regresar a salvo a sus comunidades.

– No obstante, el fenómeno es grave, la tendencia de atentados contra sacerdotes sigue al alza: Aumentó un 67%, en el primer año del actual gobierno, comparado contra el primer año de gestión de la anterior administración, que cerró con un alza de 320 % los crímenes contra Agentes de Pastoral. De continuar así, se prevé un sexenio aciago para el sector religioso.

– Por sexto año consecutivo, México es ya primer lugar en crímenes de odio contra sacerdotes, religiosos y laicos en América Latina.

– La progresiva intentona de extorsión contra religiosos creció un 39 % con respecto a 2010, esto coloca a la república mexicana como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal.

– Los agentes pastorales mexicanos, ahora, son más vulnerables por la creciente ola de agresión, asesinatos y desapariciones; toda vez que ninguna autoridad los protege contra atentados, sobre todo, en las zonas de alto riesgo, donde prolifera la inseguridad y operan los grupos del crimen organizado.

– Ante la cuestión de la inseguridad, los Obispos de México -luego de la 96 Asamblea Plenaria-, manifestaron su disponibilidad a trabajar con el gobierno en la reconstrucción del tejido social a fin de favorecer un clima de paz, en “total respeto al estado de derecho”.

CCM;- En México, se tiene registro de homicidios de sacerdotes en 14 entidades que corresponde al 42 % de los estados de la república. De los cuales, afecta al 78 % de las arquidiócesis (14 de 18), y al 40% de las Diócesis (27 de 68), que pertenecen a las 18 Provincias Eclesiales del país.

Durante los últimos 23 años, han sido perpetrados 36 atentados contra miembros de la Iglesia Católica Mexicana, de los cuales 34 son crímenes arteros, y 2 corresponde a Sacerdotes desaparecidos.

De acuerdo con nuestros registros al cierre de este reporte, 15 de Diciembre de 2013, en los últimos 12 meses, han sido asesinados 3 sacerdotes. Además, 2 Presbíteros se encuentran en calidad de desaparecidos, y en este mismo periodo, afortunadamente, 3 Sacerdotes de la Arquidiócesis de Durango, lograron ser rescatados y regresar a salvo a sus comunidades.

Por lo anterior, el Diagnóstico de los atentados contra sacerdotes y religiosos revela que el fenómeno ha incrementado un 67%, en el primer año del actual gobierno, comparado contra el primer año de gestión de la anterior administración ( Lic. Felipe Calderón), que cerró con un alza de 320 % los crímenes contra Agentes de Pastoral.

De continuar así, se prevé un sexenio aciago para el sector religioso.

Esto se demuestra por la progresiva intentona de extorsión contra religiosos que creció en un 39 % con respecto a 2010; esto coloca a la república mexicana como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal.

De 1053 reportes de intento de extorsión en 2010 contra Agentes de Pastoral, Obispos y Sacerdotes, se incremento a 1465 reportes, en 2013, esto es en la modalidad de llamadas telefónicas, correos electrónicos y avisos verbales. Algunos de estos mensajes se han hecho llegar a través de cada Diócesis al área involucrada del Vaticano.

En cuanto a los intentos de extorsión en la zona metropolitana, hoy en día, los delincuentes solicitan la cuota de 60,000 (sesenta mil pesos), para evitar tomar represalias y/o atentar contra la vida de los agentes pastorales.

La extorsión se ha vuelto una constante, ahora, y en especial, contra los directores de Institutos Religiosos, tales como el Seminario Conciliar de México y/o los seminarios de provincia, como es el caso de la Provincia de Morelia, Michoacán.

Asimismo, la extorsión alcanza a los responsables de las casas de Migrantes en el sur y centro del país: Tenosique Tabasco, Tlaxcala, Estado de México, respectivamente.

En el caso de la zonas de conflicto, los grupos del crimen organizado, buscan la extorsión en los agentes pastorales, para que les proporcionen la cuota “en especie”, tales como (automóviles, camionetas y/o propiedades), para resguardo de sus actividades ilícitas y/o para utilizarlas como “casas de seguridad”; esto sucede en algunas zonas de Michoacán (Apatzingan, Morelia), Guerrero (Tierra Caliente), Monterrey (Nuevo Laredo, San Fernando), Acapulco, Baja California (Frontera Norte), Guadalajara, Durango, Culiacán (Torreón y Comarca Lagunera).

Por otro lado, los intentos de extorsión ha proliferado en las entidades con mayor incidencia de inseguridad, como son la ciudad de Colima, Michoacán, Durango, Tamaulipas, Veracruz, Tijuana, Guerrero, Tabasco, Distrito Federal, y Estado de México.

Por mencionar un ejemplo, tan sólo en la Diócesis de Colima, afecta directamente al 24% de los sacerdotes, de un total de 123 sacerdotes, asignados a esa Provincia Eclesiástica.

En cuanto a las amenazas de muerte contra religiosos, se tiene que incremento de un 119% con respecto a 2010. Esto es que de 162 amenazas, subió a 355 amenazas de intimidación a eclesiásticos y buscar minimizar la fe de los fieles.

Fuentes de las diferentes provincias eclesiásticas confirman que el sacerdocio mexicano no tiene conflicto con los grupos que están cometiendo ilícitos en el País. No obstante, existen diversos grupos, que aprovechan la efervescencia de la violencia y se muestran insolentes contra los religiosos en entidades como Chiapas, Tabasco, Distrito Federal, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, estado de México, Jalisco, Nayarit, Veracruz, San Luis Potosí, Colima, Culiacán, Tabasco, Michoacán Acapulco y Tamaulipas.

Estos grupos que atentan contra sacerdotes y religiosos, buscan limitar las actividades de Pastoral Católica; así como, evitar el apoyo en el campo sanitario y educativo; pero sobre todo, impedir la acción asistencial –ayuda, refugio y consuelo-, a favor de los derechos humano de migrantes que transitan por suelo mexicano.

Por lo anterior, los agentes de pastoral de México, ahora, son más vulnerables por la creciente ola de agresión, asesinatos y desapariciones; toda vez que ninguna autoridad los protege contra atentados, sobre todo, en las zonas de alto riesgo, donde prolifera la inseguridad y operan los grupos del crimen organizado.

De ahí que por sexto año consecutivo, México es ya primer lugar en crímenes de odio contra sacerdotes, religiosos y laicos en América Latina.

PANORAMA DE HOMICIDIOS POR SEXENIO DE 1990 A 2013

29 sacerdotes han sido asesinados en 18 años

En el periodo analizado de Carlos Salinas de Gortari (1990-1994), fueron asesinados 2 eclesiásticos (1 Cardenal, 1 Sacerdote).

En el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), se cometieron 3 homicidios contra presbíteros.

Por otro lado, durante el gobierno de Vicente Fox Quezada (2000-2006), se perpetraron 5 crímenes contra religiosos (4 Sacerdotes, 1 Diacono).

En el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), pasará a la historia de México, como desastroso para la protección y los derechos humanos de Sacerdotes, religiosos y laicos católicos. Se cometieron 22 homicidios: 15 contra Sacerdotes, 3 Religiosos, 4 Lacios y una Periodista Católica..

En el actual sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), se cometieron 4 homicidios contra Sacerdotes, y se tiene registro de 2 presbíteros desaparecidos; además de intento de secuestro contra tres sacerdotes que afortunadamente no se consumo. Así las cosas, en el balance del primer año de Gobierno.

Las entidades con mayor incidencia de crímenes contra presbíteros y religiosos. Destaca por el número de magnicidios:

Distrito Federal (7),

Baja California (3),

Veracruz (3),

Guerrero (1), * ( 2 Seminaristas)

Jalisco (2),

Chihuahua (2),

Oaxaca (2),

Sinaloa (1)

Coahuila (1),

Tamaulipas (1)

Edo. México (1),

Michoacán (1),

Aguascalientes (1),

Puebla (1)

Colima (1),

Querétaro (1)

29

La lista contempla sacerdotes, Diáconos y Religiosos Perpetuos.

Relación a los homicidios perpetrados contra Sacerdotes de 1993 hasta 2013.

1993

Cardenal mexicano Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado en el aeropuerto de Guadalajara, el 24 de mayo de 1993.

La tesis oficial, en ese entonces fue que al Cardenal «lo confundieron» con un alto Jefe del crimen organizado; sin embargo, algunas fuentes señalan que las últimas investigaciones coinciden con el Cardenal Sandoval Iñiguez, de que se trató de un “homicidio de Estado”, (Caso aun sin resolver).

1994

Fr. Abdias Díaz, de la Orden de los Misioneros de Guadalupe, atacado con lujo de violencia el día 2 de diciembre de 1994, en el sur de la Ciudad de México; No se conocen datos del móvil de homicidio.

1998

Padre Mauro Andrés Ortíz Carreño, brutalmente asesinado la noche del miércoles 6 de Mayo de 1998, en la comunidad del templo de Nuestra Señora de la Nieves, en Antequera, estado de Oaxaca.

2000

Padre José Ignacio Flores Gaytan, asesinado el 17 de enero del año 2000, en la ciudad de Torreón, estado de Coahuila; reporte de autoridades locales señalan que el móvil fue robo.

2004

Ramón Navarrete Islas, de 56 años, asesinado con arma blanca el 7 de julio en la diócesis de Ciudad Juárez, Chihuahua.  Reportes de autoridades locales señalaron el robo como móvil.

Macrino Nájera Cisnero, de 42 años, fue asesinado el 25 de octubre en Jilotlán, Jalisco.  El padre defendió a una niña durante una fiesta de 15 años.  El asesino lo mató junto a otras dos personas.

2005

Manuel Delgado, de 42 años, asesinado el 6 de febrero, era vicario del Templo de Cristo de Burgos, Cd. Jiménez, Chihuahua.  Su cuerpo fue encontrado con indicios de tortura.

Luis Velázquez Romero, de 51 años, fue asesinado el 25 de octubre, su cuerpo fue encontrado en la cajuela de un automóvil, tenía las manos atadas.  El sacerdote era Juez del Tribunal eclesiástico diocesano de Tijuana, BC.

2006

Diácono Juan Francisco Castrejón, de 34 años, del D.F. fue asesinado el 27 de febrero cuando iba circulando abordo de su automóvil. El delincuente le dio dos balazos. Se desconoce el móvil del asesinato.

2007.

Misionero Ricardo Junious Sanders, de 76 años, asesinado el 28 de julio dentro de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en la Colonia San Rafael, Ciudad de México.  El sacerdote trabajaba con drogadictos y alcohólicos. Fuentes cercanas a los Caballeros de Colón aseguran que el Padre denunció varios giros negros de su demarcación.

Fernando Sánchez Durán, de 68 años, fue secuestrado y asesinado en el mes de julio en Santiago Tlatepoxco, Tepeji del Rio, Querétaro.

Humberto Macías Rosales, de 52 años, fue asesinado en 1 de mayo en el interior de su automóvil.  Era párroco del templo Nuestra Señora de la Luz en Aguascalientes.

2008

Julio César Mendoza Acuña, de 33 años, fue atacado por dos sujetos y asesinado el 2 de mayo.  Era párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima, Venustiano Carranza, DF.

Gerardo Manuel Miranda Ávalos asesinado el 2 se septiembre  presuntamente a manos de sicarios de La Familia Michoacana.  Era director del instituto Fray Juan de San Miguel, Los Reyes, Michoacán.

2009

Habacuc Hernández Benítez asesinado el 13 de junio acribillado con los seminaristas Eduardo Oregón y Silvestre González mientras viajaban en una carretera.  El asesinato fue en Arcelia, Guerrero. Se desconoce el móvil del asesinato.

2010

José Luis Parra Puerto, de 50 años. Asesinado el 27 de abril por dos individuos que los interceptaron al salir de una reunión. Su cadáver fue encontrado al interior de una camioneta en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.  Era el vicario del templo de Asunción Sagrario Metropolitano, de la Ciudad de México.

Florentino Carmona Méndez, de 67 años, asesinado el 27 de abril por contusiones múltiples.  El Móvil según autoridades locales fue robo a la parroquia del Espíritu Santo de Xalapa, Veracruz.

Carlos Slavaro Wotto: El padre tenía 83 años.  Lo torturaron y lo asfixiaron.  Los asesinos saquearon la casa parroquial.  El sacerdote era párroco del templo de Nuestra Señora de las Nieves, en Antequera, Oaxaca.

Hno. Francisco Escamilla Sánchez director del Colegio Instituto Marista México, de 42 años, asesinado el 2 de febrero. Fuentes cercanas a la víctima aseguran que se enfrentó a una mafia que obligó a las escuelas particulares del DF a contratar el servicio de camión obligatorio. El móvil de asesinato es confuso pero algunos elementos apuntan a una denuncia de fraude por 10 millones de pesos.

2011

Santos Sánchez Hernández, de 43 años, asesinado el 22 de febrero al interior de la casa parroquial de Mecapala, Puebla.  Autoridades locales señalas al robo como móvil.

Marco Antonio Durán, de 48 años, murió por “una bala perdida” durante un enfrentamiento entre policías y un grupo criminal el 2 de julio.  El presbítero se desempeñaba como párroco de la Iglesia de San Roberto Belmarino, Matamoros, Tamaulipas.

Salvador Ruíz Enciso, 55 años, asesinado el 22 de mayo. Fuentes cercanas manifestaron el padre  realizó varias varías denuncias contra delincuentes que operaban cerca de parroquia “Divino Rostro de Jesús” en la comunidad La Mesa, BC.

José Francisco Sánchez Durán, 60 años, asesinado el 26 de abril, según autoridades locales el móvil fue robo con arma blanca. El sacerdote se encargaba de la iglesia “Patrocinio de San José” de la Colonia Educación, Coyoacán, DF.

2012

Teodoro Mariscal Rivas asesinado 45 años originario de Tala Jalisco fue asesinado entre el 18 0 19 de septiembre. Se encontraron en su cuerpo indicios de tortura y asfixia. Se desconoce el móvil. Estaba a cargo de la iglesia de Santa Cecilia en Mochicahui, Sinaloa.

Gerardo Ávila, de 64 años, asesinado el 28 de enero. Párroco de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, en Villas de la Hacienda en Atizapán, se encontraron en su cuerpo indicios de tortura. Autoridades locales señalan al robo como móvil.

2013

Ignacio Cortez Álvarez asesinado el 22 de julio. La Procuraduría General de Justicia de Baja California (México), informó que el móvil fue robo con violencia. El padre era responsable de la parroquia María Auxiliadora en el municipio de Ensenada.

José Flores asesinado el 5 de febrero dentro del templo de Cristo Rey en Colima, murió en el hospital.

Hipólito Villalobos Lima, de 45 años, y Nicolás De la Cruz Martínez, de 31 años,  fueron encontrados muertos en la Parroquia de San Cristóbal en el municipio de Ixhuatlán de Madero, en el estado de Veracruz el 29 de noviembre.  La diócesis de Tuxpan dice que la zona es controlada por Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.


Relación a los homicidios perpetrados contra Sacerdotes en el actual sexenio.

Se trata del padre José Flores Preciado, asesinado a golpes en la madrugada del 5 de Febrero, en la ciudad de Colima, Colima.

El presbítero fue asesinado cuando unos delincuentes arribaron el templo Cristo Rey cerca de las 11 de la noche del martes al lugar para asaltar el templo pero se percataron que aún se encontraba el sacerdote en el lugar, quien se encontraba dormido, por lo que fue sometido y golpeado.

Flores Preciado quedó herido y con traumatismo craneoencefálico hasta que varios seminaristas llegaron al lugar, después de más de una hora, y pidieron auxilio a las autoridades, más tarde provocaría su fallecimiento en el Hospital Regional Universitario, a donde había sido trasladado para recibir atención médica.

Otro caso lamentable fue el ocurrido el 29 de Noviembre de 2013, los Sacerdotes Hipólito Villalobos Lima y Nicolás De la Cruz Martínez, de la Parroquia de San Cristóbal en Ixhuatlán de Madero, estado de Veracruz, Ver.,  fueron encontrados hoy en la mañana,  asesinados en el curato.

Así lo señaló la Diócesis de Tuxpan, Veracruz, diócesis a la que pertenecían los sacerdotes. Algunas fuentes cercanas señalaron que varios, presuntos responsables de los asesinatos fueron detenidos y ya rindieron su declaración en el Ministerio Público de la Procuraduría del Estado.

Relación de Secuestros

Por otro lado, aún no se tienen noticias de la desaparición del Sacerdote Santiago Álvarez., de la diócesis de Zamora, quién desapareció el 29 de Diciembre de 2012, y a la fecha, nadie sabe nada. Al respecto, el Nuncio Apostólico en México, Su Exc. Mons. Christophe Pierre, dijo compartir el sufrimiento de los familiares de las víctimas de secuestro, y expresó su pesar por la desaparición del sacerdote Santiago Álvarez.

Por otro lado, se tiene el caso del padre Carlos Órnelas Puga, quien desapareció el pasado 3 de noviembre de 2013, y no se tiene conocimiento de su paradero, comentó un representante de la Diócesis de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas.

La fuente añadió que, tras ser presentada una denunciada judicial por la desaparición del padre Órnelas, el caso quedó a cargo del Grupo Antisecuestros de Tamaulipas, cuyos miembros “fueron agredidos por desconocidos en el municipio de Padilla”, de unos 14.000 habitantes, en los primeros pasos de la investigación, sin precisar cuando sucedió el incidente.

Conclusiones

Hasta aquí los registros, y ante la gravedad de lo que significa, nos preguntamos: ¿es posible esto en México?…….Y la respuesta es: Sí, todo eso y algo más.

El balance es crudo. Efectivamente, y más aún, como se percibe actualmente; por su forma de operar, esta comprobado que No es producto de la imaginación de los creyentes para resaltar al elemento clerical o para ubicarlos como victimas y ganarse la conmiseración publica.

En efecto, grave es el fenómeno en cuestión; los efectos son de alto costo sin aparente solución; y más aún, porque, también, afecta directamente a la feligresía.

Por eso, al hablar de asesinatos y agresiones contra sacerdotes, hoy más que nunca, se deberá informar puntualmente a la opinión pública, para apremiar al gobierno mexicano y a los poderes públicos involucrados, para que ayuden a tratar de resolver el problema.

Sin duda, las agresiones y atentados constantes contra sacerdotes mexicanos, es una señal desafortunada, que deriva de la intolerancia religiosa por parte de grupos aislados de delincuentes.

En suma, se trata de casos de homicidios contra sacerdotes y laicos ocurridos en México durante 1990 y 2013, y pone el dedo en la llaga, al señalar que poco se ha hecho por esclarecer los magnicidios de Presbíteros, Religiosos y Laicos caídos en cumplimiento de su ministerio sacerdotal. Aún estamos a tiempo de corregir el fenómeno; por ello, urgen reformas para proteger a los religiosos de México, cualesquiera sea su denominación o credo.

Gustavo Antonio Rangel

– Periodista Católico de la Diócesis de Teotihuacán.

– Es Investigador especializado en Neopersecución de Sacerdotes en México, de 2006 a la fecha.

– Desde 2009, Coordina la Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial C.C.M.

– Ha ganado el Premio Nacional de Periodismo Católico 2008.

– Ha sido Profesor de los Talleres de Radio y Televisión de la Universidad Salesiana de México.

-Actualmente, cursa la Maestría en Ciencias de la Educación y Comunicación.

*Pbro. Sergio Omar Sotelo Aguilar SSP

Director del Centro Católico Multimedial.

Share:

Leave a reply