Nacionales

870 millones de personas en el mundo sufren desnutrición crónica

Sólo las soluciones comunes y compartidas pueden dar respuesta a los problemas del hambre y a las expectativas de personas y pueblos. Lo ha declarado, con motivo del Día Mundial de la Alimentación que acaba de celebrarse, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en un comunicado enviado a la Agencia Fides, en el cual se vuelve a llamar la atención para que se toma más conciencia del problema alimenticio a nivel mundial.

“Sólo juntos – se lee en el comunicado – seremos capaces de construir sistemas de gobierno, económicos y sociales promotores de una cultura respetuosa del medio ambiente, de sanidad pública, de educación integral y de oportunidades para todos, favoreciendo actitudes responsables, participativas y solidarias”.

El comunicado, firmado por el Obispo Auxiliar de Puebla y secretario general de la CEM, Eugenio Lira Rugarcía, continua diciendo que la Iglesia Católica en México, ha expresado su preocupación ante el doloroso y grave problema alimentario que aflige al planeta. Mons. Lira ha declarado, que las legislaciones nacionales e internacionales, las instituciones, organizaciones, programas, y presupuestos, la aplicación de recursos y los créditos al campo, así como el adecuado acompañamiento en los procesos de producción y distribución, deben tener como fundamento y meta a la persona.

Además, es necesario ayudar a frenar las tendencias especulativas y el acaparamiento de las áreas cultivables que, en diversas regiones, obligan a los campesinos a abandonar sus tierras, ya que individualmente no tienen posibilidades de hacer valer sus derechos. Según diversos estudios las tendencias especulativas, el acaparamiento de las áreas cultivables, y la deficiencia de las políticas e instituciones relacionadas con el campo y los sistemas alimentarios, ha provocado que 870 millones de personas en el mundo sufran desnutrición crónica.

El tema del Día Mundial de la Alimentación de este año ha sido: “Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Fuente: Agencia Fides 17/10/2013

Share:

Leave a reply