Editorial

Tú puedes educar a tus hijos en casa, sin mandarlos a la escuela

Al instruir en casa a sus hijos, los papás les brindan un amor insustituible: especialista.

Una de las máximas expresiones de amor de los papás hacia sus hijos es darles formación académica en el seno familiar. Esto es posible hoy, gracias al nuevo estilo de vida que brinda la página de internet www.homeschoolingcatolico.org.

Habrá padres de familia que se preguntarán: “¿cómo educar yo mismo a mis hijos? La respuesta es adoptar el estilo de vida que propone el homeschooling (que significa “educar en el hogar”), cuyo modelo educativo reconquista el derecho natural de los papás preocupados por brindar a sus hijos lo mejor”, explica la impulsora de esta iniciativa en nuestro país, Silvia Mercedes del Valle.

Para ella, es cuestión de que cada papá o mamá asuma el reto de hacerse responsable de brindar educación a sus hijos, eligiendo el método, materiales y horarios a seguir, conforme a lo que más convenga a la familia.

Desde la fe (DLF): ¿Realmente es posible educar a los hijos sin que vayan a la escuela?

Silvia Mercedes del Valle (SMV): Sí, esto es posible adoptando alguno de los programas educativos de probada eficacia.

DLF: ¿Dónde pueden obtener los padres orientación sobre el homeschooling?

SMV: Para eso hemos creado un portal de internet en el que brindamos los programas de estudio que guían y orientan a los papás para educar en casa…

DLF: ¿Quién avala estos estudios?

SMV: Has tocado una de las principales preocupaciones de los papás, pero no hay de qué preocuparse. Los estudios proporcionados en el hogar son certificados en un examen que avala el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, dependiente de la SEP.

DLF: ¿De dónde surge esta idea del homeschooling?

SMV: Nosotros retomamos un modelo de vida propio de la familia católica; además, hay un movimiento de homeschooling en los Estados Unidos. En tiempos antiguos era lo más natural que los padres dieran a sus hijos, además de guía y valores, los fundamentos académicos que les serían de gran utilidad para su futuro.

Un modelo para los nuevos tiempos

Dice el dicho que “no hay mejor amor que el de Dios y luego el de mamá y papá”, y es que “es necesario proteger a los hijos de esos ambientes hostiles, como del tan sonado bullying que ocurre en muchos planteles a lo largo y ancho del país”, explica Silvia del Valle, quien asegura que en estos tiempos en que la calidad educativa de muchas escuelas va en caída libre, no sólo es una necesidad sino un deber de los padres de familia buscar una opción libre de toda esa carga de violencia y agresividad, y que, en cambio, esté en armonía con sus otras actividades, sean de trabajo o deberes del hogar.

DLF: ¿La Iglesia acepta este modelo de vida?

SMV: El Santo Padre Juan Pablo II propuso textualmente en su encíclica Familiaris Consortio: “Este deber de la educación familiar es de tanta trascendencia que, cuando falta, difícilmente puede suplirse… La familia es, por tanto, la primera escuela… que todas las sociedades necesitan”.

DLF: Explíquenos un poco más lo que dice el beato Juan Pablo II.

SMV: Nadie mejor que él para explicarlo, cuando refiere: “…no puede olvidarse que el elemento más radical, que determina el deber educativo de los padres, es el amor paterno y materno que encuentra en la acción educativa su realización…”

DLF: ¿Las autoridades civiles permiten este tipo de educación?

SMV: Lo aprueba la Organización de Estados Americanos. Échale un vistazo al Pacto de San José, que reconoce el derecho a que los hijos reciban educación religiosa y moral acorde con las convicciones de sus papás.

Continuará…

Para mayores informes sobre homeschooling católico, visita la página:

www.homeschoolingcatolico.org

Share:

Leave a reply