La columna del Obispo

Sínodo de los Obispos sobre Nueva Evangelización

El Arzobispo Nikola Eterovic, Secretario General del Sínodo de los Obispos, presentó y detalló esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede la 13º Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que tendrá lugar en el Vaticano del 7 al 28 de octubre y cuyo tema es “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

En esta asamblea participarán 262 padres sinodales; el mayor número en la historia de los Sínodos: 103 de Europa, 63 de América, 50 de África, 39 de Asia y 7 de Oceanía.

La mayoría de los Padres sinodales, 182, han sido elegidos así: 172 por las Conferencias Episcopales y 10 por la Unión de Superiores Generales; 3 han sido designados por las Iglesias Orientales Católicas sui iuris, 37 participan “ex officio”.

Los restantes fueron nombrados directamente por el Santo Padre luego de conocer los nombramientos de las conferencias episcopales.

El Arzobispo Eterovic explicó la importancia del tema sobre el que reflexionarán los prelados de todas partes del mundo y precisó que la asamblea sinodal puedes dividirse en tres aspectos que detalló: la dimensión espiritual, la reflexión teológica y pastoral y la preparación técnica y organizativa.

En cuanto a la primera, el Prelado recordó que el Papa Benedicto XVI presidirá cuatro celebraciones litúrgicas:

El 7 de octubre, inauguración del Sínodo y proclamación de San Juan de Ávila y Santa Hildegarda de Bingen como doctores de la Iglesia; el 11 de octubre Santa Misa para la inauguración del Año de la Fe; el 21 de octubre canonización de los beatos Jacques Berthieu, Pedro Calungsod, Giovanni Battista Piamarta, Carmen Sallés y Barangueras, Marianne Cope, Kateri Tekakwitha y Anna Schäffer y el 28 octubre, clausura del Sínodo.

Sobre la reflexión teológica y pastoral, Mons. Eterovic recordó que en marzo de 2011 se publicó los Lineamenta (lineamientos) para consultar a los obispos de todo el orbe con lo que se preparó luego el Instrumentum Laboris en junio de 2012.

El Papa además ha contribuido con dos cartas apostólicas en forma motu proprio: La primera es “Ubicumque et semper” de 2010, en la que erigió el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y “Porta Fidei” de 2011, en la que proclama el Año de la Fe.

Para este sínodo se prevé la realización de 23 congregaciones generales y 8 sesiones de los Grupos de Trabajo. El 8 de octubre, el Secretario General y el Relator General leerán sus relaciones. En la sesión vespertina habrá breves discursos de los representantes del episcopado de los cinco continentes sobre el tema de la Asamblea sinodal.

El 9 de octubre en la congregación vespertina el Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, presentará un informe sobre la recepción de la exhortación apostólica post-sinodal ‘Verbum Domini’, resultado de la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos (octubre 2008).

El 10 de octubre, por la tarde, Rowan Douglas Williams, arzobispo de Canterbury y primado de toda Inglaterra y de la Comunión Anglicana, se dirigirá a la Asamblea para explicar desde el punto de vista anglicano el reto de la nueva evangelización y la transmisión de la fe cristiana.

El 12 de octubre, siempre por la tarde, Werner Arber, Profesor de Microbiología en el Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza) y Presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias, ofrecerá algunas reflexiones sobre la relación entre ciencia y fe.

Durante la celebración eucarística del 11 de octubre, el Patriarca Ecuménico Bartolomé I se dirigirá al Obispo de Roma, Benedicto XVI, y a todos los participantes en la Santa Misa de apertura del Año de la Fe.

Al comienzo de los trabajos los Padres sinodales elegirán a los integrantes de la Comisión del mensaje, que consta de 12 miembros. Su presidente, el Arzobispo Claudio Maria Celli, Presidente del Pontificio Consejo para los Medios de Comunicación Social y el Vicepresidente mons. Luis Antonio G. Tagle, Arzobispo de Manila (Filipinas) fueron nombrados por el Santo Padre.

El Papa designará a otros dos miembros, mientras que los ocho restantes serán elegidos por los Padres sinodales.

La metodología sinodal, modificada por Benedicto XVI en 2005, se mantendrá invariable. Por lo tanto, cada Padre sinodal dispondrá de 5 minutos para intervenir en las congregaciones generales.

Durante el debate de las sesiones vespertinas –de las 18.00 a las 19.00– cada intervención de los Padres sinodales no durará más de 3 minutos, con el fin de fomentar una mayor participación en la discusión. Los discursos de los delegados fraternos, auditores y auditoras, no deben exceder los 4 minutos.

Fuente: Aci Prensa

Share:

Leave a reply