CCM

La Iglesia católica evangeliza con los medios de comunicación

La religión católica no se ha quedado atrás en su proceso de modernización digital. Día a día se prepara para  responder a los “signos de los tiempo”.

Tras varios años de cierta lentitud en su puesta apunto para la nueva era de la comunicación, tanto el Vaticano como como otras instituciones oficiales religiosas ya están para quedarse. Tal y como afirma la Iglesia en uno de sus escritos:  “el interés por Internet es una expresión particular de su antiguo interés por los medios de comunicación social”. El Vaticano considera estos medios como “un resultado del proceso histórico científico” por el que la “humanidad avanza cada vez más en el descubrimiento de los recursos y de los valores encerrados en todo lo creado”.

La Iglesia se plantea dos objetivos respecto a la comunicación de masas. Uno de ellos es fomentar el correcto uso y desarrollo de los mismos “con vistas al progreso humano, la justicia y la paz” para construir una sociedad basada en la solidaridad. Por otro lado, la “preocupación de la Iglesia también se refiere a la comunicación en y por la Iglesia misma”.

En este sentido, tanto el Vaticano como sus feligreses se han puesto las pilas y hoy ya pueden verse los resultados. Hace un año que las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) tuvieron lugar en Madrid. Su éxito fue debido, en gran parte, a la gran coordinación y comunicación que mostraron los organizadores: se explotó Facebook y Twitter como nunca lo habían hecho. Hoy por hoy, con las futuras JMJ en Brasil, las cuentas de Twitter siguen animando e invitando a todo el mundo a participar. Ya disponen de más de 25.000 seguidores solo en su cuenta oficial, sin contar otros idiomas.

Día a día la Iglesia se prepara para  responder a los “signos de los tiempo”.

Actualmente existen estaciones de radio, canales de televisión, periódicos, página y sitios web fundados y/o atendidos por diócesis o parroquias; todo con la finalidad de anunciar la buena noticia.

A este respecto, existe una congregación en la Iglesia Católica con la misión específica de “Anunciar el Evangelio valiéndose de los medios más rápidos y modernos, haciendo a todos la caridad de la verdad”. Con esta finalidad nace la orden religiosa: SOCIEDAD DE SAN PABLO, conocida también como “RELIGIOSOS PAULINOS”; el 20 de agosto de 1914.

El Beato Santiago Alberione (Fundador de la Familia Paulina) inició la obra que Dios le encomendó. Así, pues, nos preparamos ya para el PRIMER CENTENARIO.

El día de ayer se dio inicio al  el 2° año, de tres,  de preparación a dicho centenario fundacional.

Fuente: el economista

Redacción: CCM

Share: