Nacionales

Es inmoral corromper a nuestras Instituciones políticas

Es inmoral corromper a nuestras instituciones políticas mediante la venta y la compra del voto Afirmó el obispo de Saltillo ante la sospecha de compraventa de votos para las próximas elecciones en México.

Es inmoral corromper a nuestras instituciones políticas mediante la venta y la compra del voto, afirmó el obispo de Saltillo monseñor Raúl Vera López OP, en su mensaje ante las próximas elecciones presidenciales en México. “La persona que busca obtener un puesto de elección mediante la compra de credenciales o distribución de servicios y productos, es un persona corrupta…”, dijo el prelado mexicano.

En la jornada electoral de este 1 de julio, además de elegir al nuevo presidente, México renovará 500 diputados y 128 senadores. Por lo tanto, además de las ofertas electorales que prometen resolver todos los problemas de los mexicanos, muchos candidatos recorren los pueblos más olvidados promoviendo la práctica corrupta de compra y venta de voto ciudadano.

Frente a estas circunstancias y a los problemas de violencia que vive el país, afirma monseñor Vera López, “a la luz del mandato de Jesús, de la obligación que tenemos de escudriñar los signos de los tiempos que nos rodean, y para discernir lo que es justo, experimento la grave responsabilidad de presentar a las y los fieles de esta Diócesis, y a todas las personas de buena voluntad, las siguientes consideraciones y reflexiones”.

“…Quiero afirmar enfáticamente que es inmoral corromper nuestras instituciones políticas mediante la venta y la compra del voto. La persona que busca obtener un puesto de elección mediante la compra de credenciales o distribución de servicios y productos, es un persona corrupta que, de manera ilegal intenta inmiscuirse en el ejercicio de la función pública y, en caso de lograr su propósito mediante estos mecanismos, ingresa en nuestras instituciones para agregar en ellas más corrupción de la que ya padecemos en estos momentos de la vida del país en los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial”, afirmó monseñor Vera.

Así mismo señaló que los mismos nocivos efectos tiene la acción “de quien acepta emitir su voto por una persona determinada, a cambio de dinero o cualquier dádiva, es decir, que acepte vender su voto”.

El obispo recordó que “se trata de una acción incorrecta e inmoral; que es indebida e ilícita”. “Un elector irresponsable, que vende su voto –añadió–, además de cometer un delito electoral, es causante de que la corrupción se difunda por muchos ámbitos de la vida de México. Poner en manos de otras u otros, la decisión que cada una y uno de nosotros tenemos, es silenciar nuestros derechos civiles y políticos. Vender el voto es vender la dignidad personal y el futuro nacional, que tienen mucho más valor”.

El obispo de Saltillo explicó que “hablar hoy de corrupción de la función pública en México no es cosa menor”. Recordó que en otros momentos de la historia de este país, “la compra-venta electoral tenía como consecuencia la introducción de ladrones, traficantes de influencias y defraudadores en el Gobierno”. “Hoy estamos hablando –dijo- de introducir en nuestras estructuras políticas, a cómplices del crimen organizado. Las consecuencias de hoy incluyen el aumento al derramamiento de sangre en el país, la contribución en las desapariciones forzadas, el secuestro, la extorsión, el robo, la inseguridad, y la muerte. Hoy nos hacemos reos de sangre humana”.

El obispo concluyó invocando la intercesión de Santa María de Guadalupe “para que este proceso político desde su legalidad, contribuya al proceso de democratización nacional, y a la obtención de la paz en México, así como a la reconciliación entre todos y cada una de las y los mexicanos”.

Fuente: Zenit

Share:

Leave a reply