CCM

La no violencia activa, como camino a condiciones más justas

Es indudable que en la India en tiempos de Gandhi reinaba la injusticia a manos del Imperio Británico. Si la justicia es la virtud de dar a cada quien lo que le corresponde, la injusticia será la inequidad y el abuso violento del poder sobre quienes menos tienen. Era un sufrimiento real. En pocas palabras había injusticia violenta en su propia tierra en manos de extranjeros. El juicio de valor Mohandas Gandhi lo vio claramente cuando defendió los derechos de la comunidad hindú en Sudáfrica. Y al sufrir injustamente una expulsión de un tren, tomó la decisión en 1914 de buscar la independencia de su pueblo en la India. A sus 25 años Gandhi leyó «El reino de Dios está dentro de ti» de León Tolstoy, del cual dijo: «todo otro libro es pálido e insignificante ante la profunda moralidad de éste», ahí Tolstoy promovía el concepto de Nuestro Señor Jesucristo de no responder a la violencia o a la injusticia con más violencia. Y Gandhi se guió por el concepto «Ahimsa» cuyo significado sería amor activo, lo opuesto a la violencia. La acción En 1919 Gandhi hizo un llamado a oponerse pacíficamente mediante la no violencia activa a las políticas colonialistas del Reino Unido. Por medio de acciones simples como el telar de casa que permitía vestir decente pero muy económicamente, sin consumir productos ingleses, o acciones de desobediencia civil como el de la recuperación del derecho al uso de la sal por el pueblo. Esta resistencia pacífica consistía en acciones, no de quietismo, sino de acción sencilla pero justa. Periodistas de todas las naciones vieron cómo los soldados del Imperio Británico masacraban a gente hindú inocente solo porque actuaban a favor de sus derechos en justicia. Y gracias a ésto el pueblo conquistó la independencia del Imperio Británico en 1947. Pero el 30 de enero de 1948, Gandhi fue asesinado por un fanático hindú oponente a sus principios. Por ello el 30 de enero fue elegido por la Organización de las Naciones Unidas para conmemorarlo, llamando a este día el Día mundial de la no violencia activa. En México Ante la situación de injusticia violenta en México, nuestros obispos se han comprometido a: «impulsar un marco jurídico eficaz para la economía…a promover una cultura de la legalidad…promoviendo…la acción política, que tiene como tarea la justicia mediante la redistribución que es causa de graves desequilibrios». (En Cristo nuestra paz 218, citando a Benedicto XVI en Caritas y veritate, n.36) En estos momentos críticos seríamos gravemente culpables si ignoramos ésto.

Share:

Leave a reply