CCM

Orienta Iglesia a migrantes frente a ley SB 1070

ZOILA BUSTILLO Ante la delicada situación que enfrentan más de medio millón de mexicanos que viven en el estado de Arizona, Estados Unidos, por la entrada en vigor de la ley SB 1070, la Arquidiócesis de México dio un nuevo impulso a la difusión de las medidas que deben tomar éstos en caso de ser arrestados, detenidos o deportados. Mediante una guía práctica en la que también se invita a los familiares de los migrantes a colaborar con ellos para estructurar lo más rápido posible un plan de emergencia, la Comisión de la Pastoral de Migrantes de la Arquidiócesis de México hace énfasis en las previsiones que deben tomarse para evitar ser víctimas de un abuso. La hermana Arlina Barrales, responsable arquidiocesana de dicha pastoral, recordó que el documento fue elaborado hace dos años, pero hoy recobra especial importancia debido a la polémica desatada a raíz de la entrada en vigor de la ley SB 1070. Indicó que la preocupación de la Arquidiócesis de México es tratar de disminuir el efecto emocional, psicológico y económico que esta medida provocará en los migrantes, y por ello se busca a toda costa ofrecerles herramientas para que puedan tomar las medidas pertinentes en este sentido. La religiosa agregó que aunque la Iglesia no cuenta con recursos económicos para dar trabajo u ofrecer créditos a fin de que las personas deportadas puedan establecer algún negocio, sí se les puede ofrecer, de manera gratuita, ayuda psicológica y consejería tanto a ellos como a sus familiares. Las medidas En el primer apartado, el documento llama a los mexicanos que viven en Estados Unidos a conocer y aprender los derechos que les asisten a pesar de su status migratorio. “Aprenda y conozca sus derechos. Si usted se encuentra con oficiales de migración o la policía, puede ejercer sus derechos”, enfatiza. En este sentido, aconseja cargar consigo una tarjeta en la que lleven escritos sus derechos, y prepararse para saber responder a un policía o agente de migración en caso de ser detenidos, así como memorizar la información de un abogado, de ser posible, que se especialice en casos de deportación. La guía también sugiere tener a la mano el nombre y los datos de un sacerdote o de alguna organización que trabaje con la comunidad y que pueda ayudarles en una situación de emergencia. Asimismo, destaca la necesidad de llevar siempre una identificación, cualquiera que sea, lo que favorecerá su trámite de liberación o localización por parte de sus familiares. La guía destaca además la importancia de contar con el pasaporte mexicano –en caso de contar con él-, así como documentación de los hijos nacidos en Estados Unidos. Estos documentos deben guardarse en un lugar seguro que sea del conocimiento de algún familiar o amigo. Los migrantes también deben saber de memoria o tener a la mano aquellos datos que les permitan llenar adecuadamente las formas que contienen información importante y confidencial, tal como números de teléfono en caso de emergencia, números de teléfono de empleo y datos médicos. La Comisión de Pastoral Migratoria también recuerda la relevancia de preparar el documento jurídico “Descarga de Autorización para el Cuidado de Niños”, que asigna la custodia temporal de los hijos a un adulto responsable y confiable, en caso de emergencia. Entre otras muchas medidas, sugiere también a los migrantes tomar las previsiones necesarias en el aspecto financiero, como ahorrar dinero para cubrir los gastos familiares de un mes, por lo menos, y conocer el reglamento para el pago de las fianzas en caso de ser detenido, así como contar con una persona que tenga status legal en Estados Unidos para que pueda hacerlo por ellos. Quienes tengan algún familiar en Estados Unidos pueden adquirir este documento a través de los templos de la Arquidiócesis de México o se puede descargar desde cualquier parte del mundo en: www.vicariadepastoral.org.mx/social/comision_migrantes/migrantes.htm También se puede pedir informes al teléfono (55)5208-3200 Ext. 1908.

Share:

Leave a reply