CCM

No es la Iglesia

A propósito de la afirmación que hizo el Padre Hugo Valdemar, Vocero en el Arzobispado de México, la prensa, en general, manifestó literalmente que “la Iglesia pide revisar los libros de texto…” El asunto sobre el tema que pidió el Padre Valdemar corregir, puede pasar a segundo término, en este momento, pero se refería a la excomunión de los Curas Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos y Pavón que, en realidad, no murieron en tal situación, sino que fueron absueltos; algo que no reflejan con fidelidad los libros que reparte la Secretaría de Educación. Pero decíamos que este asunto, por ahora, puede ocupar otro espacio y otro tiempo. Lo citamos como referencia a lo que queremos tratar: “La Iglesia pide (dice, expresa, etc…)”, colocando la voz de la Iglesia en una persona. La verdad es que ésa no es la voz de la Iglesia, ni universal, ni nacional. Sí podemos señalarla como la voz de la Iglesia en la Arquidiócesis de México, por el puesto que desempeña el clérigo mencionado, pero hasta ahí. Y no es que queramos desprestigiar a nuestro apreciado hermano sacerdote, ni denostar su cargo, sino que muchos fieles se confunden con tal presentación de algunos Medios de Comunicación porque, en realidad, la palabra del P. Hugo (como lo conocemos), no es la voz de la Iglesia en México. Y él tampoco, estamos seguros, cuando habla a nombre de la Arquidiócesis a la que pertenece, se ostenta como la voz de la Iglesia. Jamás lo hemos escuchado que se presente de esa forma, y jamás lo haría. Son algunos Medios los que lo presumen de esa forma. No es la primera vez que sucede, como también han aplicado este error a Voceros de otras Diócesis, aunque no pertenezcan a la Arquidiócesis de México. Quizás de ésta se ocupan más los comunicadores por estar en la Capital de la República, y probablemente de ahí se derive la confusión propia y la que provocan los reporteros que señalan que “la Iglesia dice…”. No, no es la Iglesia en México la que habla cuando algún Vocero diocesano hace una declaración, aunque lo diga “en la tele”. La comunidad de creyentes lo debe saber, porque algún Vocero diocesano puede caer en un error, que luego puede interpretarse como si fuera la Iglesia toda, por lo menos la de nuestra Nación. Y porque también no se tiene la pretensión, en ninguno de ellos, de abarcar ese espacio de hablar a nombre de la Iglesia. Ninguno tiene ni pretende ese privilegio, y si acaso alguno lo quisiera, la verdadera palabra oficial de la Iglesia lo ignoraría. En México, los Obispos que conforman la Conferencia Episcopal Mexicana han destinado, para que sea expresión de su pensamiento ante los Medios de Comunicación, al que funge como Secretario General de este organismo, cargo que actualmente desempeña Mons. José Leopoldo González González, Obispo Auxiliar de Guadalajara, quien también ha sido elegido, recientemente, como Secretario General de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM). Así que no nos hagamos bolas. La Iglesia no dice, cuando algunos reporteros dicen que dijo, porque así lo dijo un Vocero diocesano. Por desgracia, no creemos que este asunto se resolverá. Seguiremos escuchando, sin duda, cada vez que tenga qué hacer una declaración o responda a una pregunta algún Vocero diocesano, que “la Iglesia dice…”. No es verdad; las cosas no son así, ni nadie de los Voceros diocesanos pretende que así sea. Tampoco pensamos que hay mala fe de parte de todos los comunicadores. Es, simplemente, incompetencia; es decir, no existe, en algunos reporteros, la suficiente capacitación para cubrir la fuente religiosa. Ahora ya lo expresamos aquí, para que la comunidad creyente sepa, que la palabra de cualquier Vocero diocesano no representa a la Iglesia en México.

Share: