CCM

5 de julio: Desconfianza en las instituciones y procesos electorales.

A pocos días de que se desarrollen en México los procesos electorales del 2009, campañas, partidos y políticos mueven su colosal maquinaría para tratar de posicionar en la sociedad sus ideologías y esquemas políticos. La gran ondanada de spots radiales y televisivos inundan día con día las programaciones cotidianas y el internet se utiliza como una de las armas más eficaces para que los contendientes se habran paso en la arena electoral a través de la descalificación. Este ambiente de hartazgo electoral parece que esta afectanto el millonario proceso del próximo 5 de julio y ha sembrado la desconfianza en las instituciones y procesos electorales, y a quererlo o no, despierta en la memoria histórica de este país los efectos de la polarización generada en la pasada elección presidencial. Es evidente que en la sociedad ha disminuido la credibilidad en las autoridades electorales y hay quienes abiertamente expresan su desconfianza en las instituciones políticas del país. Hay algunos ciudadanos que ven con recelo a la democracia, que desalientan la participación y confían más en formas autoritarias de gobierno. Todo lo anterior lo podemos verificar con la serie de páginas web que pululan el ciber espacio sugiriendo la anulación del voto. La desconfianza que se cierne sobre las eleciones del 5 de julio, puede tener origen al interior de los partidos políticos, donde confluyen corrientes que manifiestan su poder en las distintas modalidades para la renovación de su dirigencia o en la selección de candidatos a puestos de elección popular, ocasionando fracturas internas y descisiones que no sólo debilitan a los partidos mismos, sino que provocan desencanto en la ciudadanía. Es una realidad que a pesar de las reformas electorales y el gasto altísimo en las campañas, las instituciones que promueven a hombres y mujeres para cargos de elección popular no han podido dar a la ciudadanía campañas menos costosas y menos aún sistemas políticos con un mayor compromiso de lo social. En un país con índices de pobreza, de insegiridad y de poco desarrollo económico como los que hay en México, es y será siempre necesario hablar con la verdad y presentar antes de intereses propios, el verdadero interes, esto es la vida digna y de calidad de todos y cada uno de los mexicanos.

Share:

Leave a reply