Uncategorized

Debe ser Ley el Derecho a la Vida

Desde que se publicó la “Ley de Participación Ciudadana” en el Estado de Jalisco, en la que se le da respuesta a uno de los derechos fundamentales del pueblo: “decidir sobre temas trascendentes”, ninguna iniciativa popular había sido impulsada tanto, como la presentada por la coalición “Mexicanos por la Vida de Todos” Apuntalada con el apoyo de 54 mil 413 firmas, y 153 organismos de la Sociedad Civil, esta Iniciativa Popular vio la luz el 25 de junio de 2007. Sin embargo, y a pesar del reclamo y apoyo ciudadano a tal Iniciativa, los Diputados Locales no han sabido responder a la petición de aquéllos a los que representan, y de quienes, se supone, son su voz en el recinto legislativo. Hasta el cierre de esta edición, no se había estipulado fecha para votar dicha Iniciativa, lo que, sin duda, significa una afrenta al pueblo de Jalisco porque su voz no ha sido escuchada en un lugar consagrado precisamente a tal fin: el Congreso del Estado. Por la vida, por la mujer La Iniciativa Popular presentada por la coalición “Mexicanos por la Vida de Todos” tiene como finalidad principal defender la vida desde el momento de la concepción hasta su muerte natural; por lo tanto, no se trata de una ley antiaborto, como lo han manejado algunos Medios de Comunicación de manera irresponsable, o como lo quie-ren hacen ver aquéllos que abiertamente atentan contra la vida: “Esta Iniciativa es parte de una estrategia integral que pugna por el respeto a la dignidad humana en todas sus etapas de la vida; estrategia que se ha resumido en diez puntos, presentados en la llamada ‘Agenda por la Vida’, que se dio a conocer públicamente el domingo 6 de mayo pasado ante más de cincuenta mil personas. “Esencialmente, la agenda y la Iniciativa están en favor de la vida; no estamos en contra de nada ni de nadie; reitero que nuestra postura es en favor de la vida, en toda la extensión de la pala-bra”, afirmó Daniel Gallegos Mayorga, representante común de los ciudadanos participantes en adhesión a esta Iniciativa. “Tampoco se trata de una Iniciativa en contra de la mujer, como pugnan los pro abortistas”, resaltó Gallegos Mayorga, y añadió: “Es en favor de la mujer. El segundo punto de la Agenda por la Vida, precisamente, habla de elaborar un plan de apoyo integral para la dignificación de la mujer, que ya estamos trabajando y que operan ya algunos de los organismos que integran nuestra coalición. Y es en favor de la mujer porque somos los únicos en poner sobre la mesa las terribles consecuencias que genera en la mujer el aborto, el dolor no sólo físico sino anímico con el que tiene qué vivir quien ha tomado tan cruel decisión”. El primero de los derechos humanos El tema de la defensa y promoción de la vida no es exclusivamente un tema religioso. Los promotores de la “Cultura de la Muerte” suelen ser muy sagaces en sus estrategias mediáticas, y han llevado el debate de la defensa de la vida al ámbito religioso, desvinculándolo de sus fundamentos antropológicos y legales. La Iniciativa Popular presentada en el Pleno del Congreso del Estado está fundada no en motivos religiosos, sino legales, de derecho, de los fundamentales derechos humanos: “No hay valor más supremo que el de la vida; es el primero, principal fundamento, causa y razón de los demás derechos. El motivo es evidente: ¿de qué serviría el derecho a la propiedad, a enseñar y aprender, la libertad individual, etcétera, si se carece del derecho a la vida?…”, dice textualmente la Iniciativa formulada que, además, está fundada en la “Convención Americana de Derechos Humanos”, también conocida como Pacto de San José, adoptada en la Ciudad de San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1969, suscrita por México el 24 de marzo de 1981, y aprobada por el Senado de la República el 18 de diciembre de 1980, según Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de enero de 1981, y editada, finalmente, en el Diario Oficial de la Federación el 7 de mayo de 1981. Dicho pacto establece en su Artículo 4º, Párrafo 1, que “toda persona tiene derecho a que se le respete la vida. El derecho estará protegido por la Ley y a partir del momento de la concepción”. “¿Y los niños, apá?” Un tema relevante que han dejado fuera de esta discusión son los derechos de los niños, en los que también se fundamenta esta Iniciativa Popular presentada al Congreso. Cabe advertir que el concepto de niños y niñas se encuentra delimitado por la “Convención sobre los Derechos de los Niños”, redactada en la Ciudad de Nueva York el 20 de noviembre de 1989, suscrita por México el 26 de enero de 1990, aprobada por la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión el 19 de junio de 1990, según Decreto publicado en el Diario Oficial de la Fede-ración el 31 de julio del mismo año, y publicada finalmente el 25 de enero de 1991, que en su Artículo 1º dispone que “…se entiende por niño todo ser humano menor de 18 años de edad, …”; en tanto que en su preámbulo dispone lo siguiente: “…el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”. Oportunidad de oro Hace apenas un par de meses los legisladores jaliscienses tuvieron la oportunidad de trascender en la Historia de Jalisco, aprobando la Iniciativa Popular con mayor respaldo en el devenir de nuestra Entidad. Desafortunadamente, y por razones totalmente inexplicables, no fue así. El Coordinador de la fracción mayoritaria en el Congreso del Estado tenía las condiciones dadas para presentar la Iniciativa y lograr un voto mayoritario. ¿Qué pasó? Es difícil de entender, como difícil de entender es que no se haya recibido a los representantes de la coalición “Mexicanos por la Vida de Todos”. Sin duda el hecho de que hoy se promueva la Iniciativa despierta suspicacias: ¿Por qué hasta hoy, pudiendo haber hecho lo mismo sin problemas hace apenas unos meses? ¿Qué hacía falta? ¿Por qué posponer la votación hasta agosto? Del mismo modo, la segunda mayoría en el Congreso Local, que se manifestó a favor de la vida en un par de ocasiones y de manera pública, ahora quiere enviar la iniciativa hasta el mes de agosto, argumentando intereses electorales de quienes la promueven. ¿Por qué si se está a favor de la vida se negocia con ella? No es creíble que en un escenario postelectoral -tan ríspido como han sido los últimos- haya condiciones para el diálogo cuando las heridas estarán frescas después de la batalla por los votos. Hoy, ambas fracciones y sus líderes tienen una oportunidad de oro en sus manos: Escuchar la voz del pueblo jalisciense que ama la vida, que promueve la vida; de un pueblo que sabrá reconocer a quien por convicción política apoye y dé cauce a la Iniciativa Popular más importante en la historia de Jalisco. El Partido Ecologista se ha sumado con su voto decidido a favor de la vida. De las otras fracciones, ni hablar. Por México, por la vida de todos A pesar del panorama, lo que ha logrado la coalición “Mexicanos por la Vida de Todos” es trascendental para la vida de Jalisco. Su tenacidad, su capacidad de convocatoria, el posicionamiento de sus líderes y su convicción, son ya un referente de la importancia de la participación ciudadana en la vida pública. Dios siga iluminando el trabajo de este grupo y lo proteja de cualquier protagonismo que pueda ir en detrimento de la promoción y defensa de la vida de todos.

Share:

Leave a reply