CCM

Laicos expresión sacramental del servicio de la Iglesia al mundo

Laicos expresión sacramental del servicio de la Iglesia al mundo y capaces de lanzarse al mundo, a la política, los MCS y al ámbito de la cultura. Frente a toda problemática la Iglesia puede ofrecer, entre otras, tres grandes respuestas: La evangelización Los laicos somos y debemos ser la expresión sacramental del servicio de la Iglesia al mundo (GS 40). Por eso hay que revalorar a los laicos y prepararlos para su tarea que es La esperanza: El sentido de la vida. El mundo espera que “alguien” le hable de esperanza. Dice Benedicto XVI que «la verdadera, la gran esperanza del hombre que resiste a pesar de todas las desilusiones, sólo puede ser Dios, el Dios que nos ha amado y que nos sigue amando “hasta el extremo”» (SS 27). Sí, efectivamente los laicos queremos ser la expresión sacramental del servicio de la Iglesia al mundo, es absolutamente indispensable que salgamos del ámbito intraeclesial y nos lancemos al mundo, particularmente a la política, los MCS y el ámbito de la cultura. «La formación de los fieles laicos se ha de colocar entre las prioridades de la diócesis y se ha de incluir en los programas de acción pastoral de modo que todos los esfuerzos de la comunidad (sacerdotes, laicos y religiosos) concurran a este fin» (Chl. 57) Confiar más en los laicos: «La Iglesia no está verdaderamente fundada, ni vive plenamente, ni es signo perfecto de Cristo entre las gentes, mientras no exista y trabaje con la Jerarquía un laicado propiamente dicho. Porque el Evangelio no puede penetrar profundamente en la mentalidad, en la vida y en el trabajo de un pueblo sin la presencia activa de los laicos. Por tanto, desde la fundación de la Iglesia hay que atender, sobre todo, a la constitución de un laicado cristiano maduro» (n.21) Los laicos hemos de cultivar un profundo amor a Cristo y a su Iglesia. Hoy los laicos hemos de ser discípulos y misioneros a partir de un encuentro personal con Cristo.

Share:

Leave a reply