Editorial

El método Billings hace de la sexualidad un don

Con renovado entusiasmo y el planteamiento de diversos compromisos, concluyó la XIII Asamblea Nacional Billings realizada en Tehuacán, donde conforme a la Eucaristía dominical, esta fue considerada un talento y una oportunidad para conocer nuevos aspectos y profundizar en la vida conyugal de los participantes, así como el que los sacerdotes sepan asesorar mejor a los matrimonios desde la pastoral familiar, buscando siempre a Cristo Jesús para que ilumine y guíe en el uso de esos talentos.

En su homilía Mons. Rodrigo Aguilar Martínez, alentó a las familias presentes a no dejar sus talentos enterrados como aquel ciervo malo y perezoso, ya que dijo, se asemeja a la de un ciervo conflictivo: “es típica la actitud del conflictivo que psicológica y patológicamente es pasivo y agresivo; es el que justifica sus actitudes diciendo –el problema eres tú–”, por lo que pidió no dar cabida a este tipo de actitudes en el matrimonio, ya que es mejor hacer rendir los talentos que Dios da a cada uno en lo intelectual, afectivo, moral, espiritual, y aprovechar las circunstancias para ponerlos en práctica, expresó.

Mons. Rodrigo Aguilar reconoció que actualmente el matrimonio se enfrenta a ambientes adversos, con toda una mentalidad y cultura que los invade contra la vida, contra el matrimonio y contra la familia, una mentalidad egoísta que puede destruir el rendimiento de los talentos, y que esa mentalidad critica a esta otra (la familia Billings) que quiere ser creativa, calificándola de retrógrada, oscurantista y anticuada que no aprovechan el uso de la ciencia porque les gusta complicarse la vida. En esta asamblea se supo conocer y aprovechar el talento del método de ovulación Billings, el cuál trae muchos beneficios, puesto que hace la relación sexual verdaderamente humana y ennoblece la intimidad sexual, esto al ser la unión de dos seres humanos, hombre y mujer, en la que cada uno tiene su historia, sus pensamientos, sus sentimientos, sus proyectos; y esa intimidad sexual es tan fuerte que es importante que sea dentro de un proyecto en que los dos la tengan de manera estable, no es para el placer de un rato, sino para la entrega de la propia vida al otro dentro del respeto de la propia vida, porque ambos se complementan en la reciprocidad y la plenitud, desde la identidad personal, personas sumadas con su historia, imagen y semejanza de Dios, al fin de cuentas hijos de Dios.

Los participantes coincidieron en que el método de ovulación Billings, potencia todo al verse como imagen y semejanza de Dios, participando en su obra creadora en la paternidad responsable. Se dijo que el uso de este talento no significa, así como velada o descaradamente, un método natural de regulación de la natalidad, porque sería bendecir lo que no se puede bendecir, y no; más bien es un método de detección de la fertilidad, en el que se detectan los periodos fértiles e infértiles, para aprovechar los periodos fértiles en las parejas que anhelan mucho tener un hijo, o para aprovechar los periodos infértiles en las parejas que de común acuerdo ven que es más prudente desde Dios y con Dios, espaciar el número de los hijos. Pero siempre, esa intimidad sexual en la orientación procreativa o procreadora, esto en el entendido de que el matrimonio tiene como uno de sus fines, la procreación; el matrimonio que se convierte en los planes de Dios en dadores de vida también. Así mismo, enfatizaron que en la relación sexual con este método, no se contempla al hijo como a un intruso, una enfermedad que hay que quitar, como un tumor que hay que desarraigar, sino como previendo que responsablemente se planea no tener el hijo o se busca el hijo en apertura de lo que Dios quiere.

En este sentido, Mons. Rodrigo Aguilar dejó en claro que: “si llegó el hijo, es algo previsible, alabado sea Dios, si no, verlo también como una bendición de Dios, no desesperar, no amargarse la vida, porque desgraciadamente nos vamos a los extremo, existen aquellos que se afanan en no tener hijos y aquellos que se afanan en tener el hijo como un derecho, y así tenemos los métodos de fecundación artificial. De modo que desde los extremos del que quiere evitar al que se aferra en tener hijos, pero debe verse todo esto en lo que es el sentido verdaderamente humano, y ahí está Dios presente”.

El obispo, responsable de la dimensión de familia en el episcopado mexicano expresó frente a los matrimonios presentes el que deben permanecer alertas en todo lo que significa la sexualidad, y no solamente en sus matrimonios, sino en la educación que vayan teniendo con los hijos con información objetiva, integra, tomando en cuenta también la formación de los afectos, de los sentimientos y en este sentido noble y humano de los hijos de Dios. Mons. Rodrigo Aguilar se dirigió de manera especial a las mujeres presentes, todas ellas madres, esposas e hijas, aduciendo el pasaje bíblico de la lectura del libro de los Proverbios 31, 10-13. 19-20. 30-31, que habla sobre las mujer: “deléitense mujeres meditando todo el capítulo 31, y deléitense varones también en lo que es esta mujer ideal que es esposa fiel, que es una verdadera madre ama de casa, muy hacendosa, muy cuidadosa en hacer rendir todo lo que es la vida de la casa como un hogar que a los mismos empleados los tiene bien atendidos que es inteligente, que incluso tiene habilidades comerciales; y lo importante, que no es la belleza física, porque puede ser vana la hermosura, sino el temor de Dios. Una serie de rasgos de la mujer que es esposa fiel, que es madre y que es delicia para el esposo y para los hijos, este tipo de mujer hace vivir el método Billings, y suave y firmemente va introduciendo en el uso del método al varón, y va educando el matrimonio, sólido, estable, unido.” Concluyó diciendo: “mujeres, ahí tienen el ideal, aspiren él, Dios les ha dotado de los talentos, para que en verdad lo sientan como algo accesible, el llegar a este ideal de mujer. Varones y padres de familia, Dios les ha dado a esta mujer que les ayuda, que es compañera de camino en la vida, a su vez, vayan educando a sus hijos en esta figura de mujer y de varón que buscan la complementariedad y el uso de los talentos, en este ambiente muchas veces libertino, egoísta, adverso, estamos llamados a ser levadura en la masa.”

En esta asamblea participaron responsables del apostolado del Método de Ovulación Billings de las 18 provincias y diócesis de todo el país, los cuales convivieron y trabajaron intensamente en el corto tiempo en que estuvieron reunidos en esta ciudad de Tehuacán. Próximamente se reunirán para elegir a su nuevo presidente nacional del MOB México.

Share:

Leave a reply