CCM

Una Iglesia muda no sirve ni a Dios ni a los hombres

Una Iglesia muda no sirve ni a Dios ni a los hombres El cardenal Norberto Rivera Carrera aseguró en su homilía dominical, que fue dedicada por entero a la condena al aborto, que la Iglesia católica no puede callar los crímenes que se están legalizando. Y aseveró, “ante los grandes males de nuestro mundo no nos podemos encoger de hombros, no nos podemos paralizar, debemos mostrar nuestra solidaridad y nuestra corresponsabilidad levantando nuestra voz. Una iglesia muda no sirve ni a Dios ni a los hombres”; mencionó el cardenal con acento claro y firme. Ante los feligreses, Rivera Carrera, apeló a la responsabilidad de los católicos de proclamar la verdad e invitar con insistencia a bien obrar, pues muchos de los padres de familia, con el pretexto de respetar la libertad de sus hijos, prefieren no enterarse de los caminos que éstos toman, “enterrando la cabeza en la arena como la avestruz”. Durante la misa, se encendieron velas que fueron apagadas en señal de duelo, por los cientos de abortos y las víctimas de la violencia en el país. Asimismo representantes de organizaciones católicas leyeron un mensaje ante el cardenal desde el Altar Mayor, donde le expresaron su compromiso “a favor de la vida”. Al final de la Eucaristía en la Catedral Metropolitana, la agrupación Unión de Voluntades, tras de lamentar el aval de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a las reformas legales que despenalizan el aborto en la capital del país, confirmó frente al Sr. Cardenal y feligreses presentes, los compromisos para trabajar ayudando a madres embarazadas a fin de evitar la práctica del aborto. también condenando el aborto.

Share: