CCM

La Seguridad en la Vida Eterna, debe detener el Suicidio

Con motivo del día a favor de la vida y en contra del suicidio, el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, señaló que la razón de fondo en el problema del suicidio es la falta de fe en Dios y en una vida eterna, por lo que recordó que Dios es el único dueño de la vida, y que por tanto, no debemos atentar en contra de la vida de otros, ni de la propia. Lamentó, que a medida que crece la irreligiosidad, la falta de Dios en el pensamiento y la vida de los hombres, “en esa medida van creciendo los suicidios, el hombre que no piensa en Dios, ni cree en la vida futura, ni en nada, no tiene razón para estar aguantando la vida presente, pero el que sabe que hay un Dios que lo espera amorosamente, o también lo va a juzgar severamente, y que hay otra vida aparte de esta por la cual vale la pena luchar, que esta vida es un examen, una prueba para calificar para la otra vida de felicidad, pues entonces no se suicida”. En un mensaje semanal a través de una televisora local, mencionó que entre las razones de orden social por las que las personas, incluso jóvenes, caen en el suicidio, son principalmente los vicios, las drogas, los excesos en el comportamiento sexual, el fracaso económico o sentimental, y en ocasiones hasta el rechazo de un novio o novia hace que los adolescentes recurran al suicidio. Destacó la importancia de que la sociedad tenga conciencia de que este mal va creciendo, y que se tengan presentes los indicios que se pueden percibir en una persona que está dispuesta a atentar contra su propia vida, para que la puedan apoyar de forma oportuna y evitar una tragedia. Recordó que las instituciones de gobierno, así como la Iglesia, a través del Centro de Espiritualidad Diocesana de Atención en Crisis, ofrecen apoyo las 24 horas del día a las personas que lo requieran. El Cardenal Sandoval subrayó también la importancia de que los católicos, demos testimonio con nuestra vida cristiana, de que creemos en Cristo, del amor de Dios y también de la vida eterna que nos aguarda. “Ojalá que esta jornada cree una conciencia muy grande entre todos nosotros, de este mal que se va propagando y le pongamos diques, le pongamos remedios espirituales y sicológicos a tiempo”, expresó.

Share: