CCM

La Educación en México ¿Superación o Frustración?

LA EDUCACIÓN EN MÉXICO ¿SUPERACIÓN O FRUSTRACIÓN? Comunicado de Prensa Con ocasión del día del maestro es justo felicitar a tantos buenos maestros que dan su vida por la formación de las futuras generaciones; maestros que desde esta noble vocación, a pesar de las limitaciones y del ambiente adverso, cultivan valores y ponen los cimientos de superación tanto para las familias como para la sociedad. ¡Felicidades!. Una oportunidad para reflexionar todos sobre la realidad de la educación y hacer todo lo posible por fortalecer la vocación y misión del maestro. A pesar de los esfuerzos de los gobiernos por más de 70 años, la educación en nuestro país deja mucho que desear: los esfuerzos no han sido suficientes, el sistema educativo se muestra ineficaz en varios aspectos y sufrimos una educación de baja calidad. Los esfuerzos de tantos años han sido insuficientes. La cobertura a nivel nacional es de 77% en primaria, del 60% en secundaria y del 31% en preparatoria; el analfabetismo es todavía alto, más si consideramos el analfabetismo funcional. México es uno de los países con mayores tasas de analfabetismo funcional en América Latina. Pero más preocupante es la ineficiencia de nuestro sistema educativo y la baja calidad de la educación. Baste señalar las pruebas de conocimientos básicos y las evaluaciones comparativas recientemente dadas a conocer en las que México ocupa los últimos lugares; la deserción es alta especialmente hacia los 13 y 14 años de edad; padecemos una educación mutilada de los valores fundamentales y de la formación de la voluntad, por lo mismo, los egresados de la escuela no se comprometen con las necesidades de sus comunidades ni del país, salen sin ética y sin amor a la patria. La politización del sistema educativo continúa dañando gravemente al país; esto hace que la solución a las necesidades y problemas se subordine a intereses políticos o de grupos, así se propicia que la educación camine al margen de las necesidades apremiantes y en divorcio con la sociedad. Reconocemos que los rezagos y dificultades de la educación en México, y más en Oaxaca, no son recientes y presentan una realidad compleja en la que intervienen el gobierno, las autoridades educativas, sindicatos, maestros, padres de familia, alumnos y la misma sociedad. Urge una verdadera reforma, valiente y a fondo, de nuestro sistema educativo que lleve gradualmente a solucionar las causas que lo dañan gravemente. En este sentido es bienvenida la Alianza por la Calidad de la Educación entre el Gobierno Federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación pero, para que esta Alianza no sea una frustración o quede sólo en buenos deseos, es absolutamente indispensable la participación activa y responsable de los padres de familia, de los alumnos y de otros sectores de la sociedad. Con nuestra oración y bendición para todos. + José Luis Chávez Botello Arzobispo de Antequera-Oaxaca + Oscar Campos Contreras Obispo Auxiliar de Antequera-Oaxaca

Share: