CCM

Con motivo del 10 de Mayo

Con Motivo del 10 De mayo Con motivo del día de la Madre a celebrarse el próximo 10 de Mayo, la Conferencia del Episcopado Mexicano, en voz de su Presidente, Mons. Carlos Aguiar Retes, expresó mediante un comunicado de prensa una calurosa felicitación a todas las Madres, y reconoció la importancia de tan sublime vocación que no conoce límites. El comunicado de la CEM exhortó nuevamente en favor del derecho a la vida de los aún no nacidos, afirmando que,”por la carencia de una legislación que prevea los auxilios necesarios para cuidar y proteger laboralmente a la mujer embarazada, hay quienes miran a la Maternidad como un límite para el desarrollo de la mujer, una restricción de su libertad y de su deseo de tener y realizar otras actividades”. Por ello, aseguró Retes, es importante abrir espacios de colaboración social para las mujeres respetando su fisiología, su psicología así como sus sentimientos morales y religiosos que muestran y exaltan su aptitud y capacidad de engendrar un nuevo ser. Aguiar Retes, Obispo de Texcoco, afirmo asimismo que muchas mujeres se sienten impulsadas a renunciar a la Maternidad para poder dedicarse a una labor profesional. Muchas, incluso, reivindican el derecho a suprimir en sí mismas la vida de un hijo mediante el aborto, como si el derecho que tienen sobre su cuerpo implicara un derecho de propiedad sobre su hijo concebido. Por lo anterior aseguró Mons. Carlos Aguiar, “debemos estar al lado de cada mujer que espera un hijo”, y aseveró en su comunicado: “debemos rodear de atención particular la Maternidad y el gran acontecimiento de la concepción y el nacimiento del ser humano; asimismo la Iglesia está llamada a compartir, orientar y acompañar proyectos de promoción de la mujer, reconociendo el ministerio esencial y espiritual que la mujer lleva en sus entrañas: recibir la vida, acogerla, alimentarla, darla a luz, sostenerla, acompañarla y desplegar su ser de mujer”. Por último el presidente de la CEM dijo “La maternidad no es una realidad exclusivamente biológica; se expresa a través de muchas formas de amor, comprensión y servicio a los demás. La dimensión maternal de la mujer también se concreta, por ejemplo, en la adopción de niños que han quedado desamparados”.

Share: