CCM

El Sentido Pleno de la Libertad Religiosa

Presentación de la Memoria del XV Aniversario de Relaciones entre la Santa Sede y el Estado Mexicano. Con motivo de la presentación de la memoria del XV Aniversario de las Relaciones entre la Santa Sede y el Estado Mexicano, celebrada en octubre del 2007, la Conferencia del Episcopado Mexicano, presentó a los medios y a la sociedad en su conjunto, la memoria de este evento titulado “15 años de relaciones, Santa Sede- México”. El documento tiene como objetivo presentar por medio de algunas conferencias, la visión que la Iglesia de México tiene sobre el derecho fundamental de la Libertad Religiosa como soporte vital que garantiza la creación de un Estado Laico. Asimismo y teniendo como marco de referencia la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 18, donde se expresa: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión, o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o creencia, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, por la práctica, el culto y la observancia” , la CEM manifiesta que la libertad religiosa, es aquella, en su sentido pleno, la que promueve la plena libertad para vivir la fe en público o en privado, sin ningún otro limite que el respeto al derecho de terceros. A preguntas de varios medios informativos sobre el tema, Mons. Carlos Aguiar Retes, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, aseveró, “La libertad religiosa, significa que los miembros de las iglesias puedan cumplir su misión evangelizadora, proclamando la fuerza del amor y de reconciliación como principios fundamentales para la vida personal y social”. Don Carlos Aguiar Retes, hizo énfasis en la promoción y el valor que cada ser humano tiene independientemente de sus convicciones políticas o de sus situación económica, desde su fecundación hasta su muerte natural. Por último, Aguiar Retes, exhortó al Estado mexicano a ser un Estado que promueva la libertad religiosa, no sólo tolerando las expresiones religiosas de sus ciudadanos, sino defendiendo y garantizando la creencia religiosa, que sin duda alguna fortalece la conducta ética y moral de la sociedad, por lo que es indispensable aceptar en nuestra Constitución la Libertad Religiosa y no sólo la libertad de culto y de creencia, aseveró el presidente de la CEM.

Share: